scorecardresearch

'Fysikó', un canto a la diversidad del Planeta

V.M.
-

Alberto Rubio expone cerca de 40 instantáneas en la Galería Casa Zóbel de la capital en tintas de primera calidad y sobre materiales naturales

El artista, flanqueado por la encargada de la galería, Bárbara Polo González, y el concejal de Juventud, Mario Fernández. - Foto: A.R.T.

El fotógrafo conquense Alberto Rubio Terrazas, afincado actualmente en Madrid por motivos profesionales, expone hasta el próximo 3 de julio una colección titulada Fysikó en la Galería Casa Zóbel de Cuenca, muestra donde el autor profundiza en la diversidad natural y cultural que nos rodea.

«La temática de esta exposición - desvela- forma parte de la serie que lleva por nombre Fysikó, natural en griego, y aglutina a todas las obras matéricas que estoy haciendo actualmente, que no tienen que ver nada con lo hecho anteriormente, por ejemplo antes imprimía en papel y ahora utilizó materiales como la madera reciclada y otros elementos matéricos, entroncando con esa corriente nacida hace más de 70 años, por ejemplo podemos apreciarla en la obra de Gustavo Torner o de Manuel Millares, artistas que también me sirvieron de fuente de inspiración».

 Son todas ellas obras impresas en tintas de primera calidad, sin plomo ni mercurio, de tal forma que los distintos aspectos naturales y culturas aparecen plasmadas sobre materiales como madera, piedra y otro elementos recuperados, caso del cabo  de un barco, viejas latas o una jaula, en un intento de darles una nueva vida.

La pasión de viajar. Su pasión por conocer culturas y rincones del Planeta y la diversidad del mismo se forjó cuando con apenas 16 años comenzaba su primera Ruta Quetzal, de la mano del periodista Miguel de la Quadra-Salcedo, aventura que trataba de promover el intercambio cultural entre los jóvenes de España y de Hispanoamérica.  Esa experiencia caló profundamente en él y le impulsó a realizar continuos viajes, de hecho desde finales de los años 90 recorrió más de 40 países,  al tiempo que comenzó a aficionarse por la fotografía en un intento de captar todo aquello que descubría, primero con una vieja Nikon y desde hace años con una Canon, comenzando a realizar exposiciones de forma regular desde 2015. 

El artista y aventurero apuntaba a La Tribuna de Cuenca que «la mayor parte de las fotografías que expongo en esta ocasión están hechas entre 1998  y este mismo año, fueron  tomadas en países de cuatro continentes, como Bostwana, Uzbekistán, Argentina y un largo etcétera,  por ejemplo el espectador puede ver una calle de Cuenca y justo al lado otra de la Universidad de Samarcanda en Uzbekistán o o una casa semiderruida en Cartagena… apenas hay personas, podríamos decir que intento mostrar tanto espacios naturales como culturales del Planeta».

Rubio confiesa que busca  transmitir «una serena observación de la naturaleza desde la calma, por su simple belleza, todas tienen un trasfondo particular, pero eso debe captarlo cada visitante de forma  libre y personal».

Finalmente, adelantaba que la gran aceptación que está teniendo Fýsikó, con la que ya expuso en el Museo de la Semana Santa de Cuenca en 2019, le anima a seguir trabajando en ella durante los próximos años y entiende que además «posee un importante mensaje reivindicativo en el sentido de abogar por la protección nuestra riqueza y diversidad».

La exposición, amable con la realidad natural que nos rodea y que persigue detener el tiempo captando la pervivencia de los propios materiales naturales, puede visitarse  de lunes a miércoles previa cita llamando al 626 930 927 y de jueves a sábado en horario de 11,30 a 14 y de 17,30 a 20,30 horas, además del domingo de 11,30 a 14  horas.