«El directo te permite disfrutar ante el público»

J. Monreal
-
«El directo te permite disfrutar ante el público» - Foto: Reyes Martínez

Javier Corroto es el fundador del grupo Fizzy Soup

El pasado 5 de abril aparecía en el mercado una nueva entrega del grupo conquense Fizzy Soup (sopa efervescente). El tercer álbum de la banda conquense, integrada por Sonia, Javier, Carlos y Eduardo lleva por título Lo que no se ve, con el que esperan hacerse aún más visibles en el complejo mundillo de la música en el que ya son veteranos experimentados a pesar de su juventud. «Es un trabajo lleno de sorpresas, entre las que destacan nuestras primeras canciones en castellano», señala Javier Corroto, quien confía en la buena aceptación por parte del público de su nueva entrega musical «muy cuidada en la producción y en su promoción a través de las redes sociales».

¿Ha costado mucho llegar a poder sacar este tercer trabajo?

Los comienzos nunca son fáciles, y menos viniendo desde abajo como nosotros, como grupo, ya que empezamos a tocar en bares y en la calle. Poco a poco fuimos consolidándonos hasta llegar este momento en el que presentamos nuestro tercer, de momento, trabajo musical, del que ya hemos recibido varios mensajes en los que nos dicen que el disco ha sido bien aceptado por el público que nos sigue.

¿Las redes sociales son una buena manera de promoción?

La red ayuda a la difusión pero lo que más nos gusta es el contacto directo con el público a través de la gira que iniciamos en este momento, nada más acabar la presentación de Lo que no se ve. Lo que también nos ha servido para darnos más a conocer es el espacio que nos dejaron en Radio 3, donde tratan a los grupos que empiezan con mucho respeto y profesionalidad. Toda la promoción que se haga es poca, teniendo en cuenta que hay muchas dificultades para salir adelante en este mundillo de la música. Puede resultar paradójico pero el hecho de vivir y actuar en Cuenca tiene más ventajas que inconvenientes porque al ser una ciudad pequeña sabes que todo el mundo te va a conocer y a partir de ahí ya has conseguido subir un peldaño. Ser un grupo de Madrid o de otra gran ciudad te permite llegar a un público más reducido, pero hacerlo en Cuenca es un valor añadido.

¿Tenéis otra actividad al margen de la música?

Nos dedicamos por entero a la música, y aunque no sea estable este mundillo,procuramos aprovechar todas las oportunidades que se presentan y eso nos permite ir sobreviviendo, siempre y cuando seamos capaces de superar los ataques de ansiedad de cada semana... Hoy por hoy, vivimos y nos empeñamos en seguir viviendo de la música.

Hablando de música, ¿ se os puede encasillar en algún género ?

Fizzy Soup hace una música con la pretensión de ser únicos y por eso procuramos huir de las etiquetas y de los encasillamientos en uno y u otro estilo. Nuestra música contiene un poco de todo, uniendo y mezclando, como en una sopa, diversos ingredientes que ofrecemos al público que es para quien trabajamos.

¿Público de todas las edades?

En general, nos dirigimos a la gente más joven, en un tramo de edad que abarca desde los 25 hasta pasados los 40. De todas formas hemos visto que acude todo tipo de público en los conciertos, tanto gente muy joven como de mayor edad y eso da muestra de que lo que hacemos llega perfectamente a personas de distintas edades.

¿Habéis pensado en algún momento en tirar la toalla, abandonar, ante la poca respuesta del público en alguna actuación?

Abandonar nunca, pero sí nos ha pasado en más de una ocasión que hemos tocado en bares y locales pequeño ante un público muy reducido, por no decir que estaba casi vacío. Lo importante no es la cantidad de gente que haya sino que te presten atención. Lo que sí resulta desilusionante es tocar un un local abarrotado de gente y que nadie se fije en los que haces, que te ignoren. Eso es decepcionante, y en más de una ocasión nos ha sucedido.

 

¿Cómo está el panorama musical en Cuenca para grupos jóvenes que empiezan?

El panorama es complicado sobre todo después de la desaparición de la sala Babylon, que fue un punto de referencia para todos los grupos y uno de los lugares donde actuaron bandas de gran calidad a nivel de la ciudad y del panorama nacional. Quedan otros lugares en los que actuar, y en los últimos tiempos va creciendo el ambiente y siguen viniendo grupos de otras ciudades a actuar en Cuenca cosa que nos alegra porque así estamos en contacto con el quehacer de otras bandas.

Vuestro deseo es ser cada día más visibles y sin embargo el titulo del disco es Lo que no se ve.

El titulo juega con una doble intención. Por un lado te hace pensar en lo que has dejado entrever y por otro piensas en que hay mucho más en las letras que no es tan explícito. Buscando el título para el disco nos dimos cuenta de que todas las canciones hablan de algo que no es visible, algo abstracto. Es una metáfora sobre la intimidad, algo espiritual y de cosas que no se pueden definir con palabras sino con los sentidos. Durante mucho tiempo tuvimos escrito el título en un papel y al verlo todos los días nos convencimos de que ese era el título y no hubo que buscar más porque reflejaba lo que queríamos decir.

¿Cómo se reparte el trabajo musical en el grupo?

Cada uno en su parcela aporta lo que puede, y en el caso de las letras es Sonia quien se encarga de ellas, sobre todo en inglés. Ella es quien lleva la voz cantante, y nunca mejor dicho porque es la vocalista y percusionista. Los demás echamos una mano en cuanto a los arreglos y todo se hace por consenso.

¿A qué se debe que la portada del disco haya generado cierta polémica en las redes sociales?

En los últimos días la portada del disco despertó la polémica tras un comunicado que nos hizo llegar Facebook en el que nos negaba la promoción de la imagen debido, según la red social, a que «incluye una imagen que muestra personas en actitud seductora o que llevan a cabo actos sexuales implícitos». Recurrimos al apoyo de nuestros seguidores, a los que se sumaron numerosos medios, para darle difusión al lanzamiento del disco y la imagen del mismo. Tras cientos de mensajes y publicaciones en nuestra defensa, la red social ha rectificado en su decisión y se ha disculpado por los inconvenientes que nos pudo ocasionar con la negación de la promoción. Aún no entiendo el motivo que argumentaron pero el caso es que todo está solucionado y el disco está en la calle.

¿Qué sigue a la presentación del nuevo trabajo?

El inicio de la gira que estamos a punto de emprender, ya que todo se ha sucedido de forma muy rápida. Empezamos por Murciay pasamos por ciudades como Valencia, Madrid, Cuenca, León o Logroño y alguna que otra que se me queda en el tintero, pero que está cerrada. Esperamos tener buena acogida y que el público que acuda tome buena nota de que los grupos conquenses hacen música de tanta calidad o más que las de otras ciudades con mayor nombre o tradición de grupos musicales conocidas.

¿Qué cansa más, el trabajo en estudio o el directo?

Nosotros preferimos el contacto con la gente, aunque son estados diferentes porque el trabajo de estudio es creación y reflexión para que todo quede perfecto porque es algo que perdurará para siempre. El directo te permite ser más auténtico, dejarte llevar y disfrutar de la sensación de estar ante el público donde te permites ciertas variaciones según los escenarios y cuanto más impresionante sea el lugar en el que tocas, más te creces y te entregas en cada canción.

¿La meta son los grandes escenarios, llenar estadios?

Nuestra pretensión es estar en activo, dar mucha guerra y mantenernos en el panorama musical al más alto nivel. Si llegamos a los grandes escenarios, tipo estadios de fútbol, pues mucho mejor, pero no es algo que nos preocupe, aunque significaría que nuestra música llega a mucha más gente que tocando en locales de pequeño o de mediano aforo. De momento, seguiremos en el camino trazado, consolidándonos como grupo con la formación actual, aunque estamos abiertos a los cambios que puedan producirse, como sucede en otras formaciones. Si llegara el caso tendríamos que adaptarnos y emprender un nuevo camino. El futuro nunca se puede predecir, aunque por ahora el proyecto es lo más importante y seguimos como al principio: trabajando para que Fizzy Soup siga siendo una sopa burbujeante, en constante evolución y, sobre todo, que guste a todo tipo de públicos. Tenemos depositadas grandes esperanzas en este tercer trabajo y estamos deseando salir a los escenarios a darlo todo y a que nos conozcan por toda España aunque donde más a gusto nos encontramos es en Cuenca, disfrutando del público que nos viene siguiendo desde que empezamos este camino. Cierto es que dos de los componentes del grupo (Sonia y yo), somos toledanos, pero nos consideramos conquenses y presumimos de serlo allá por donde quiera que vamos.