Guardia Civil: "Trapero era un elemento imprescindible"

Agencias
-
Guardia Civil: "Trapero era un elemento imprescindible" - Foto: Pool

El comandante a cargo de la investigación del procés señala al exjefe de los Mossos como una figura clave en la "estrategia independentista" durante la décima semana del juicio por la cúpula del 1-O

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero era "un elemento imprescindible" para la Generalitat en su "estrategia independentista", según el comandante de la Guardia Civil a cargo de la investigación del procés, que ha desvelado que hallaron un borrador de una carta en que el expresidente Carles Puigdemont le agradecía su actuación el 1-O.

Así lo ha sostenido en su testifical de este lunes, en el juicio a la cúpula del procés en el Tribunal Supremo, este mando que dirigió la investigación del instituto armado sobre el proceso independentista, bajo las órdenes del jefe de la policía judicial de la zona de Cataluña, el teniente coronel Daniel Baena.

El cargo de la Guardia Civil ha detallado que, entre los correos intervenidos a la cúpula de Interior localizaron uno en el que el ex secretario general César Puig -para quien la Fiscalía pide 11 años por rebelión en el juicio que tiene pendiente en la Audiencia Nacional- advertía al exconseller Joaquim Forn de la importancia de proteger a Trapero para no "perderlo". Además, ha explicado que el exjefe de los Mossos iba enviando las instrucciones que emitió la Fiscalía Superior de Cataluña a lo largo del mes de septiembre de 2017, tanto al exconsejero de Interior Joaquim Forn -para quien se piden 16 años de prisión- como a César Puig y el exjefe político de los Mossos, Pere Soler. 
Para el testigo, otra prueba de que Trapero formaba parte de la estrategia independentista es que el 2 de octubre envió otra comunicación a sus agentes felicitándoles por su "trabajo excelente", al tiempo que lo justificaba en que desde la coordinación que ejercía Pérez de los Cobos se les podía decir a los Mossos qué hacer, pero no "cómo" llevarlo a cabo. 
El número dos del teniente coronel Daniel Baena ha apuntado también que los mensajes que intercambiaron los mossos desplegados el 1-O y la sala de mando constatan que hubo "seguimientos específicos" a los dispositivos de Guardia Civil y Policía Nacional y avisos a los propios colegios donde se estaba votando de la posible llegada de fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.
 

Reunión de los Jordis

Durante esta jornada de juicio del procés, el testigo ha situado además al que fuera presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, y al aún principal responsable de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, en una reunión clave celebrada el 7 de enero de 2016 en la propia sede de ANC, denominada Último intento y celebrada tres días antes de que fuese investido Carles Puigdemont, a la que acudieron otros líderes independentistas como el entonces presidente de ERC, Oriol Junqueras, y en la que se definió "quien iba a ser el nuevo presidente de la Generalitat y como iba a ser la distribución de consejerías".

El comandante ha hablado de la famosa agenda Moleskine y el documento Enfocats, que trazaba una supuesta hoja de ruta unilateral a la independencia, que se encontraron en el domicilio de Josep María Jové, número dos de Junqueras, y que constituye una de las bases de la acusación de la Fiscalía. Mientas que Enfocats era "un documento estratégico de idea", ha explicado el testigo, la Moleskine era el documento "ejecutivo", con "nombres, personas, cometidos y finalidades".
Otro de los encuentros que ha destacado el mando de la Guardia Civil fue posterior, en junio de 2016, y a ella también asistió Rovira, Junqueras y Turull, junto al exconseller Raül Romeva y el expresident Artur Mas, en la que "hablan de que la única opción que les queda es tomar la vía de la unilateralidad".

El comandante ha hecho referencia a la conexión entre el Govern, la Mesa del Parlament y las organizaciones civiles, que "convergían en algunos de sus fines", y ha destacado la importancia de la expresidenta de la cámara catalana Carme Forcadell, que era "el canal para tramitar las leyes".