scorecardresearch

Los hosteleros respaldan optar a la Capitalidad Gastronómica

Leo Cortijo
-

Cuenca se postula para ser el epicentro de la gastronomía en España en 2023 y eso se ve «con buenos ojos» desde el sector de la hostelería ya que «generaría mucho movimiento», eso sí, «si se promociona y se trabaja»

Los hosteleros respaldan optar a la Capitalidad Gastronómica - Foto: Reyes Martínez

Cuenca quiere ser Capital de la Gastronomía en 2023. El Ayuntamiento ha recibido la invitación de la organización para concurrir a la cita y el alcalde Darío Dolz ha dado el visto bueno con el deseo de que la ciudad se posicione como un destino gastronómico «de referencia a nivel nacional». Los hosteleros ven «con muy buenos ojos» este paso al frente, que será el tercero después de los dos intentos frustrados anteriores. Este sector clave en la economía conquense considera que intentar aspirar al título es una «noticia agradable» y que «si se trabaja y se hacen bien las cosas», puede suponer «bastante movimiento» para la ciudad.

Así lo pone de relieve el presidente de la Agrupación de Hostelería y Turismo, José Manuel Abascal, que apunta que presentar un proyecto de garantías es una labor de todos. El hostelero, por su parte, «tiene que echar toda la carne en el asador» a la hora de ofrecer unos menús «de calidad y exquisitos» para que todo aquel que venga a visitarnos «se marche contento», mientras que las administraciones tienen que hacer una «publicidad y promoción importante y ambiciosa» para que la designación llegue «a todos los rincones de España y durante todo el año». Y no acaba aquí la implicación de todos los actores, pues Abascal también pide la colaboración de todos los conquenses, «tal y como suelen hacer siempre», dice, «con su excelente trato hacia el turista».

En definitiva, se trata de ser conscientes de la importancia que juega el turismo en esta ciudad, «del que vive tantísima gente». Y es que, en el caso de conseguir la capitalidad y hecho el trabajo de campo para desarrollarla en plenitud, Abascal recalca que «el nivel gastronómico continuaría ascendiendo y eso supondría un trampolín para seguir evolucionando y para que la gente, cuando piense en Cuenca, además de hacerlo por su riqueza patrimonial e histórica, su naturaleza y su cultura, también sea porque es un sitio donde se come muy bien». Se trata, por tanto, de sumar a los títulos que ya poseemos «la vitola de ciudad gastronómica».

También es importante hacerse la pregunta del millón, y es si Cuenca está preparada para ser Capital de la Gastronomía y si hay potencial suficiente para obtener la designación. El máximo responsable de los hosteleros conquenses no alberga dudas en este capítulo. Por un lado, considera que «tenemos la capacidad que tenemos», pero que ésta es más que suficiente para dar respuesta a lo largo del año a toda la demanda que esto pueda generar. En cuanto al nivel gastronómico de la ciudad, Abascal argumenta que «se está demostrando que hay una serie de restaurantes que están en un escalón muy alto» y que, por tanto, «no hay ningún problema» para lucir con orgullo la designación. El sector «ha crecido exponencialmente» en los últimos años y, además, está «muy unido», destaca esta voz autorizada dentro del mismo.

En una línea muy similar se mueve uno de los principales eslabones de la gastronomía conquense. No en vano, defiende con tesón e ingenio en los fogones la única Estrella Michelin de la que puede presumir la provincia. Jesús Segura, chef del restaurante Trivio y, en breve espacio de tiempo, del restaurante Casas Colgadas, considera que Cuenca ofrece unas posibilidades «tremendas» porque tenemos una despensa «increíble». Si a eso se le suma que cada restaurante interprete esos ingredientes de una manera «muy plural», la mezcla puede ofrecer como resultado una oferta gastronómica «muy atractiva».

Para llevar el barco a buen puerto, Segura considera que debe haber, en primer término, una «concienciación individual» para que ésta pueda desembocar en una «concienciación plural». Hay que creernos el potencial que tenemos y ver cómo somos capaces de hacer cosas con los productos de los que disponemos porque eso nos conducirá a una identidad más propia», explica.

¿Cuáles son esos productos? ¿Sobre qué cuatro patas tenemos que apoyar esa identidad conquense? Para responder a esta pregunta, el chef parte de la base de que hay tantos productos que es «difícil» decantarse por uno solo. Aún así, apostaría por lo que nos rodea: «productos de caza, de río y de huerta». Sobre esos cimientos, además de una buena dosis de talento, Cuenca ha ido construyendo una imagen que gana enteros. «Siempre que abres camino quedan algunos senderos abiertos y cada vez hay más gente que va por ellos», subraya para evidenciar que hace unos años hubo algunas excepciones que apostaron por «hacer las cosas diferentes» y que cada vez son más los que cogen ese testigo.

A la tercera... ¿va la vencida?

Dicen que el que la sigue, la consigue. Y en eso estamos... De hecho, Darío Dolz ha confirmado que Cuenca optará a la Capitalidad Gastronómica esperando que a la tercera vaya la vencida, y es que la ciudad ha concurrido en dos ocasiones a este proceso y en ambas se ha quedado a las puertas de lograr la ansiada designación. La primera de ellas fue en 2017, cuando cuando la capital conquense quedó como finalista viéndose superada únicamente por Huelva. Solo un año después, el fallo del jurado tampoco trajo buenas noticias para nuestros intereses, ya que la película volvía a repetirse aunque en este caso la derrota se consumó frente a León.

Un «nuevo reto», en palabras del alcalde, que espera contar con la «implicación» de todos los sectores que «tienen algo que decir en este tema». Está convencido de que dispondrá de esos apoyos para que Cuenca sea «de una vez por todas» Capital Española de la Gastronomía y suceda así a Sanlúcar de Barrameda que lo ha sido este año. Desde que en 2012 Logroño fuera la primera en ocupar ese sillón de privilegio, ciudades como Burgos, Vitoria, Cáceres, Almería, Toledo o Murcia han defendido el título.

Asimismo, el máximo responsable de manejar los mandos del Ayuntamiento, destaca que la Administración local ya «ha ido avanzando trabajo» desde que el presidente regional, Emiliano García-Page, anunciara el apoyo de la Junta de Comunidades a la propuesta que le hizo el propio Darío Dolz de presentar candidatura. En este sentido, el alcalde subrayó mediante una nota de prensa que ha solicitado al Grupo de Ciudades Patrimonio de España, que se reunieron recientemente en Salamanca, el apoyo formal a la candidatura de Cuenca. «Queremos que la ciudad entera sienta este proyecto, que sea la candidatura de todos, porque al final va a ser un revulsivo para Cuenca y un sector, el del turismo, que es clave para la economía y el empleo locales», apuntó.

Hay que destacar que este certamen está organizado por la Federación Española de Periodistas de Turismo y por la Federación Española de Hostelería. Siguiendo los pasos de otras ciudades que ya han saboreado las mieles de la designación, la capital triunfante suele ganar visibilidad social, impacto mediático y turistas dispuestos a descubrir las riquezas culinarias de Cuenca en este caso.