scorecardresearch

Escrivá defiende la reforma del régimen de autónomos

EFE
-

El acuerdo alcanzado entre Gobierno, agentes sociales y asociaciones supone el primer paso hacia el pleno despliegue de un sistema de cotización por ingresos reales en 2032

Escrivá defiende la reforma del régimen de autónomos - Foto: Eduardo Parra

El ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, ha defendido una reforma del régimen de los autónomos que dota de mayor transparencia al sistema, con cotizaciones adecuadas a los rendimientos, pero también de flexibilidad, permitiendo adecuar las bases en función de la evolución de la actividad.

El ministro ha presentado este jueves en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo la reforma acordada esta semana con los agentes sociales y las asociaciones de autónomos, antes de ser aprobada el próximo martes en el Consejo de Ministros.

La reforma, que supone el primer paso hacia el pleno despliegue de un sistema de cotización por ingresos reales en 2032, recoge mejoras en las prestaciones por cese de actividad, así como una tabla con 15 tramos de rendimientos netos para los próximos tres años (2023, 2024 y 2025), en los que las cuotas más bajas van disminuyendo y las más altas aumentando progresivamente.

Durante su intervención, el ministro ha destacado la transparencia que aporta esta reforma, mejorando información aportada respecto a la actividad de los autónomos y su previsión de rendimientos económicos, así como la rapidez en la tramitación, haciendo más sencillas las altas y bajas de forma electrónica.

También la flexibilidad, ampliando las posibilidades de modificar su base de cotización (que pasa de 4 a 6 veces al año) para permitirles ajustar dicha cotización a su previsión de rendimientos.

"Los primeros años son difíciles, después va mejorando, pero si hay periodos de mala evolución transitoria pueden ajustar a la baja sus cotizaciones", ha dicho al ministro.

El nuevo sistema "permite ir acompañando a los autónomos de una forma más clara en el devenir de su actividad", ha añadido.

"En cotización, España era una anomalía como país en el que autónomos a diferencia con asalariados no contribuían en función de sus ingresos netos, generando inequidad y debilidad de la acción protectora de la Seguridad Social", ha explicado Escrivá.

Así, ha recordado que el 84 % del los afiliados al régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) cotizan por la base mínima, lo que incide negativamente en la pensión que perciben cuando se jubilan, que es un 43 % inferior a la del régimen general.

 

Críticas de la oposición

"Traer reformas al Congreso ha sido motivo de discusión conmigo en el pasado", ha dicho Escrivá, quien ha recordado que esta reforma responde a dos de las recomendaciones emitidas por el Pacto de Toledo para hacer sostenible el sistema de pensiones y que la norma se tramitará como proyecto de ley, pudiendo ser mejorada vía enmiendas.

Además, ha recordado que forma parte de los hitos del plan de recuperación y del acuerdo que alcanzó el Gobierno hace ya un año con patronal y sindicatos para la reforma del sistema de pensiones.

Precisamente, ese diálogo social ha sido criticado por algunos grupos de la oposición, como la portavoz de Ciudadanos, María Muñoz, quien ha lamentado el "modus operandi" de la reforma aprobada mediante un real decreto ley "inmóvil" bajo el brazo.

"El diálogo social no es el Parlamento, no es el foro para aprobar normas con rango de ley. Es otro 'trágala' del Ejecutivo", ha dicho Muñoz, quien ha querido dejar claro que "al Gobierno le corresponde la iniciativa, a los agentes sociales darles voz e integrarles en el acuerdo y solo a las Cortes la aprobación de las leyes".

También ha acusado al ministro de falta de diálogo el diputado popular Tomás Cabezón, así como de "desidia" y "retraso" en lograr el consenso y le ha reprochado que no haya aceptado la tarifa plana de 50 euros que le proponía el PP y la haya dejado en 80 euros en la reforma.