Telefónica llevará fibra óptica a 600 poblaciones

LT
-

La compañía efectuará esta tarea en los próximos dos años con una inversión de 67 millones de euros.

Marisa de Urquía, directora general de Territorio Centro de Telefónica.

Telefónica desplegará fibra óptica en, al menos, 600 núcleos de población más de Castilla-La Mancha entre este año y 2021, con una inversión de 67 millones de euros. Éstas son las previsiones de la compañía con los planes de despliegue actualmente en marcha, según informa en una nota de prensa
Según la nueva directora general de Telefónica en Castilla-la Mancha, Castilla y León y Madrid, Marisa de Urquía, «Telefónica está dotando de redes de última generación a la región para luchar contra el reto demográfico, pero esta medida será ineficaz si no se acompaña de otras políticas para incrementar su adopción entre los ciudadanos y su integración en los procesos productivos de las empresas y negocios».
La inversión prevista de más de 67 millones se destinará a los trabajos de despliegue, pero, también, a la necesaria adquisición de equipos que ello requiere y a la digitalización de centrales para hacer frente a los nuevos servicios y capacidades que necesita el mayor ancho de banda.
Telefónica llevará fibra óptica a 600 poblacionesTelefónica llevará fibra óptica a 600 poblacionesEstas nuevas inversiones en fibra óptica se suman a los 121 millones invertidos ya por la compañía sólo en esta tecnología desde el inicio de despliegues en 2014 «con unos datos de cobertura muy superiores a los de regiones similares de Europa y del resto de continentes», asegura la nueva directora general de Telefónica en el Territorio Centro, Marisa de Urquía.
De los más de 67 millones que la compañía destinará a fibra en dos años parte se destinarán a implementar en Castilla-La Mancha el nuevo Pebang (Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación), adjudicado a finales del pasado año por el entonces Ministerio de Economía a través de la Secretaria de Estado para el Avance Digital. Otra parte de las inversiones se destinará a iniciar despliegues en otras pequeñas poblaciones, «así como a completar el despliegue en municipios ya con alto porcentaje de cobertura». Finalmente, una importante cantidad irá destinada a la compra de equipos y digitalización de centrales para hacer frente a las exigencias que requieren las tecnologías de última generación. Así como a gastos repercutidos de transporte, instalaciones en casa del cliente y obra civil.


«Enorme complejidad y esfuerzo inversor».

Precisamente, el objetivo es llegar a entidades de población muy pequeñas en términos de habitantes, lo que, según la compañía, pone de manifiesto «la enorme complejidad que el sector público y privado debe llevar a cabo en esta Comunidad respecto a otras comunidades españolas y regiones europeas y que tienen que ver con su extensión, dispersión y baja población».
Asimismo, la compañía explica también que el crecimiento de cobertura se refiere a disponibilidad de la tecnología, no a su posterior uso o contratación, «comprometida en esta región, entre otras circunstancias, por la falta de conocimientos informáticos y el grado de envejecimiento». En ese sentido, según el INE, la región presenta uno de los índices más bajos de España en usuarios diarios de Internet.