scorecardresearch

San Mateo: cinco días de fiesta para revivir la «esencia»

Leo Cortijo
-

El Ayuntamiento anuncia la programación de San Mateo, que contará con un día más de fiesta y que presenta varias novedades. El cartelista Julio Palencia otorga de forma magistral el protagonismo a la vaquilla en un gran cartel.

El alcalde Darío Dolz, flanqueado por algunos de los grandes protagonistas de las fiestas de San Mateo, empezando por el pregonero y el cartelista de este año. - Foto: Reyes Martínez

Ya huele a vaca. Sin apenas solución de continuidad, el conquense despide las fiestas de San Julián y saluda a las de San Mateo, que regresan en plenitud de condiciones después de dos años de ausencia. Ese fue uno de los apartados que más destacó en la puesta de largo de esta celebración el alcalde Darío Dolz, y es que en esta edición, por encima incluso de las anteriores, se quiere revivir la «esencia» de Cuenca y de la fiesta, que ahonda en las «raíces» más profundas y en la «tradición», con el «respeto» al patrimonio histórico y a la vaquilla como clave de bóveda. Unos fastos que, para calmar las desmedidas ganas de celebrar, contarán con un día más, ya que San Mateo arrancará de forma oficial el próximo sábado 17. «Por fin podemos recuperar el tiempo perdido», remató el regidor.

Ese día el pistoletazo de salida lo dará el desfile de peñas, desde la Plaza de España hasta la Plaza Mayor, en horario matinal, que continuará con el pregón a cargo de Fernando Herranz, secretario general de la Comisaría de Policía Nacional y un enamorado de esta fiesta. Tal y como comentó en la presentación, todavía está dando forma a un texto en el que seguro saldrá a relucir la «parte oculta» de la fiesta, en referencia a los que, como él, trabajan de forma denodada y silente para que todo salga adelante siempre detrás del escenario principal. «Espero que guste y sea ameno, pues mi intención es que el pregón sea participativo, ya que un monólogo es muy coñazo», apuntó.

A partir de ahí, la gran protagonista de la celebración, la vaca enmaromada, saldrá al singular ruedo empedrado para dar lugar a frenéticas y espectaculares carreras de los mozos. El cobete sonará a las cinco o cinco y media de la tarde dependiendo del día y doblará turno el miércoles, cuando también lo hará a las doce del mediodía. Durante las cinco jornadas festivas habrá verbena, y en la programación no podían faltar los toros de fuego, los pasodobles bajo los arcos del Ayuntamiento, el concurso de gachas, los desfiles de gigantes y cabezudos, las actividades infantiles y, por supuesto, el traslado del Pendón del Rey Alfonso VIII.

San Mateo: cinco días de fiesta para revivir la San Mateo: cinco días de fiesta para revivir la "esencia"

Novedades. Además de recuperar la naturalidad en la celebración, San Mateo 2022 es «especial» por muchos aspectos que ahondan en cuatro pilares fundamentales, tal y como remarcó el concejal Adrián Martínez: mejora de la seguridad, cuidado del patrimonio, preservación del medio ambiente y bienestar animal. Todo regulado y sujetado a la nueva ordenanza municipal aprobada recientemente por el Consistorio para la correcta celebración de estas fiestas. En este capítulo, el responsable de la cartera de Servicios Públicos, Obras y Movilidad explicó que se volverá a aplicar antideslizante en la salida de las reses, que además descansarán de forma individualizada en los corrales tras la modificación de las cuadras. De la misma forma, se han mejorado algunos puntos del recorrido, como unas escaleras en la calle Severo Catalina que se han dejado fuera y que otros años suponían más de un quebradero de cabeza para corredores y maromeros.

Por otro lado, se ha dado una «vuelta de tuerca» al tema de los baños públicos, aumentado la cifra hasta las 56 unidades, cambiando además la ubicación de los mismos según las indicaciones de las peñas, reforzando así las zonas con mayor uso. Por último, las peñas dispondrán de 3.500 vasos reciclables de plástico al día para repartir entre sus miembros, y cualquiera que lo desee puede adquirir uno en un stand de reparto depositando un euro de finanza, que le será devuelta al terminar la celebración. El objetivo es, en palabras de Martínez, «reducir el volumen de plástico y de residuos» que se generan en el día a día de la celebración matea.

A preguntas de los periodistas por la más que previsible importante afluencia de conquenses y visitantes para disfrutar de estas fiestas, Dolz se mostró tajante al afirmar que «no hay ningún miedo», aunque sí «respeto y concienciación». A juicio de lo que está pasando en otras celebraciones a lo largo de este verano, hay que extremar las precauciones y por esa razón animó a todo el mundo a vivir San Mateo intensamente pero «con cabeza y responsabilidad». Su deseo es «mantener la tendencia» de la Feria y Fiestas de San Julián, en las que a pesar de haber aumentado la participación en líneas generales, se han reducido los incidentes. Para evitar males mayores, sobre la mesa hay un ambicioso y completo plan de seguridad y emergencias, al que se sumará además un Punto Violeta en la Plaza Mayor para atender a todas aquellas mujeres que lo necesiten.

El cartel. La imagen que anuncia las fiestas de San Mateo es obra del fotógrafo conquense Julio Palencia, que ha otorgado a la vaca, como «protagonista principal». el peso fundamental. El artista, que ha dado forma a una pieza de una notable ejecución en su conjunto, partió de la máxima de que un cartel «es un grito en la pared», tal y como reconoció en la presentación. Dicho y hecho, pues la pieza lo consigue con nota, y por esa razón, añadió, «visto de lejos ya se intuye lo que anuncia».

Prácticamente toda la carga informativa del cartel se la lleva la vaquilla, en un degradado que camina del rojo puro «haciendo alusión a la fiesta», a un granate casi negro «recordando la noche y su verbena, ya que la fiesta continúa después de encerrar la última vaca». Según nos acercamos podemos descubrir un «mensaje subliminal» mediante la contraforma, adivinando la silueta de los dos monumentos más icónicos de la ciudad, la Torre de Mangana y las Casas Colgadas.

Aún más cerca todavía encontramos tres fotografías que hacen que se «activen los recuerdos» de esta celebración: la vaca y la maroma; el balcón del Ayuntamiento con el cartel luminoso y los fuegos artificiales; y la estela que dibuja el torito de fuego, «gracias a una fotografía de exposición lenta». Palencia argumentó también que la tipografía empleada para escribir 'San Mateo' es «llamativa y jovial», con una ligera inclinación para dar «mayor dinamismo» a la obra. De ese rótulo principal cuelga un pañuelo rojo, «la prenda más representativa de estas fiestas».

Cuenca Histórica. El mejor aperitivo posible para San Mateo, un año más, es 'Cuenca Histórica', la escenificación a través de diferentes actividades de la toma de la ciudad por las tropas cristianas de Alfonso VIII, tal y como sucedió en 1177. Este evento, que se desarrollará el fin de semana que viene, llega repleto de alicientes para conmemorar su décima edición. El mercado medieval, los pasacalles y los cuentacuentos para los más pequeños de la casa se completan con una interesante jornada antropológica para la correcta divulgación de la fiesta, recreaciones históricas y el homenaje poético-musical al Rey Alfonso VIII. Además, dentro de la extensa programación, habrá un simbólico cierre de puertas de la ciudad medieval con una ronda nocturna con antorchas y, a continuación, tendrá lugar el concurso de vestimentas medievales.

En estas recreaciones participan hasta seis grupos distintos: Conca, Caballeros del Tajo, Almogávares de Almansa, Mesnada de Aragón, Mercenarios del Tiempo y Octava Milla Medieval. Estas actividades y algunas más complementarias específicamente para los niños buscan transmitir el auténtico significado de las fiestas de San Mateo, especialmente entre los más jóvenes. Eso es algo en lo que ahondaron tanto el presidente de las peñas mateas, Javier Benayas, como el cronista de la ciudad, Miguel Romero. «Todo conquense debería saber por qué se hace San Mateo, qué se conmemora y los valores que representa», sentenció el historiador.