Reto solidario

Redacción
-

El senderismo conquense se pone en marcha este fin de semana para cubrir dos etapas en Cuenca y Valdecabras, y recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad

Reto solidario

Debía haberse celebrado en el pasado mes de mayo, pero la pandemia evitó que los aficionados conquenses al senderismo pudieran hacer lo que más les gusta: caminar por el monte y mostrarse solidarios con los que más lo necesitan. Finalmente, el empeño de la Asociación Sanfilippo de Barcelona permitirá que este fin de semana se celebre la tercera edición de una marcha solidaria que busca recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad congénita. 
La iniciativa parte de Belén Zafra, una conquense cuyo hijo de 16 años, Pol, fue diagnosticado de esta enfermedad a la edad de 5 años. «El objetivo es recaudar todo lo que podamos para la investigación de esta enfermedad y que se dé visibilidad», dice Luis Miguel Lucas, miembro del Club de Senderismo Sándalo, que desinteresadamente colabora con la asociación organizadora para la elaboración de unas rutas que partirán el sábado desde Cuenca –de 15 kilómetros de distancia– y el domingo desde Valdecabras –de 16 kilómetros?–. Ambas rutas tendrán una duración estimada de cinco horas.
También ayudarán guías de otra de los colectivos conquenses que practican este deporte, la Asociación Cuencamino. «Los clubes de Cuenca echan una mano. No hay problemas a la hora de encontrar ayuda», comenta Lucas, quien recuerda que un número considerable de empresas y firmas conquenses han prestado su patrocinio para que el evento se lleve a cabo.
Reto solidarioReto solidarioDesde las 8,00 horas. Como requisito, explica el guía, solo es imprescindible llevar ropa y calzado adecuado para cubrir ambas rutas que tienen una dificultad media. Los interesados pueden presentarse a las 8,00 horas del sábado en el Recreo Peral y el domingo, a la misma hora, en Valdecabras, sin tener que comunicarlo previamente. Es allí donde se hará entrega de una bolsa –con camiseta conmemorativa– por participante y se podrá donar la cantidad que cada uno estime conveniente en las mesas que habrá preparadas al efecto.
La organización también tomará la temperatura a cada uno de los participantes y, para cumplir con el protocolo sanitario establecido, los asistentes iniciarán la marcha en grupos de 10 y cada 15 minutos. Así se asegurará la distancia de seguridad entre los senderistas.  
«El pasado año vino más gente que en el primero porque fue de boca en boca. No obstante, conforme están las cosas, hemos recibido muchas llamadas de gente que está interesada y que va a venir», explica el guía, que recomienda a los interesados que «se animen. Les va gustar el ambiente y el paisaje. Todos los que participan son buena gente. En el senderismo solo se encontrarán gente sana y con mucho compañerismo».
Además, recalca, «podrán disfrutar de lo bonita que es Cuenca y verán sendas que ni se imaginan que existen».