"La mayor parte de la recaudación se destina a investigar"

J. Monreal
-
"La mayor parte de la recaudación se destina a investigar" - Foto: Reyes Martí­nez

Gerente de la AECC en Cuenca

El 8 de junio la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC ), celebró su tradicional jornada de cuestación para recaudar fondos que sirvan de ayuda a las personas que padecen cáncer.

Una vez más, la ciudadanía conquense volvió a mostrar su solidaridad «como viene haciendo siempre, porque es consciente de que la enfermedad puede afectarnos a todos», señala Alberto Ortega, gerente de la asociación, quien pone especial énfasis al resaltar la labor que llevan a cabo los voluntarios conquenses «que día a día aumentan su número haciendo posible la lucha contra la enfermedad».

¿Cuánto tiempo lleva al frente de la asociación? ¿Cual es la situación actual?

Me hice cargo de la gerencia hace tres meses, y mi trayectoria profesional se ha desarrollado en el ámbito de la consultoría. Como conquense que soy, hice una apuesta personal para trabajar en Cuenca y así es cómo empecé. En cuanto a la situación actual de la asociación, puedo decir que está funcionando gracias a la gran profesionalidad de las personas que trabajan en ella. Seguimos con los programas, con las ayudas a los pacientes y familiares y aunque no hay órganos de gobierno, en breve contaremos con un presidente y yo seguiré al frente de la gerencia de la AECC ocupándome de la gestión en la parcela operativa del día a día.

¿Cuántos voluntarios y colaboradores tiene la AECC de Cuenca?

Actualmente en Cuenca contamos con un total de 2.556 socios y colaboradores, en un perfil que va desde familiares de afectados por el cáncer hasta otros que prestan su ayuda por solidaridad con nuestra causa. Son personas que llevan a cabo una labor importantísima porque sin su ayuda muchas de las actividades que realizamos cada día no serían posibles.

¿Qué campañas de información llevan a cabo?

Hay actividades que son comunes a toda la organización, como puede ser la cuestación de este mes de junio, y otras que seguimos organizando, tales como el mercadillo navideño o la cena solidaria que volveremos a poner en marcha. Al margen de estas actividades locales, se realizan campañas informativas sobre prevención, alimentos saludables, trabajo con empresas, en materia de prevención, divulgación en los colegios etc.

¿Tienen datos sobre el número de afectados en Cuenca y provincia?

Hay casos de todas las edades aunque con mayor incidencia en personas que rondan los sesenta años. Los datos de atención que manejamos señalan que el pasado año atendimos a un total de 948 personas, de las cuales 381 eran enfermos de cáncer y el resto familiares. Es una cuota parecida al resto de provincias de la región y a la media nacional, aunque las cifras no señalan aquellas personas afectadas que no han tenido contacto con nosotros como asociación ni han solicitado nuestros servicios.

¿Mantienen contacto permanente con el Servicio de Oncología del Hospital Virgen de la Luz?

La colaboración es total, ya que disponemos de un despacho en el hospital en el que atendemos a los familiares y a los enfermos de cáncer. La atención se lleva a cabo de forma integral, desde que se diagnostica y se establece el tratamiento, si lo hay, así como otros procesos que haya que seguir. El contacto con el Servicio de Oncología es permanente, y la información que nos llega es a través de esta dependencia hospitalaria, siempre y cuando el paciente lo desee y teniendo en cuenta la ley de protección de datos. Mediante ese servicio, trabajamos con una psicooncóloga que atiende a los pacientes y familiares, para orientarles sobre el procedimiento a seguir en cada caso, con el objetivo de mitigar ese primer impacto que supone recibir la noticia de que padeces un cáncer. Aquí también cabe destacar la labor que realizan los voluntarios, ya que son ellos lo que se ocupan de atender a los enfermos que acuden a tratamiento hospitalario.

¿A qué se destinan los fondos que se recaudan en las campañas?

El 80 por ciento de los fondos que recauda la asociación a nivel nacional, va a parar a investigación. En el caso de Cuenca, en esta última cuestación se han recaudado 7.000 euros, cifra similar a la de años anteriores, aunque es algo menor que en otras ediciones ya que solamente hemos salido a la calle con 12 mesas, en las que han participado alrededor de una treintena de voluntarios. Cuenca sigue siendo solidaria y estamos siempre en la media española, teniendo en cuenta el número de población y de recursos, en comparación con otras provincias de la región. Seguimos manteniendo el nivel de solidaridad y, a pesar de todo, somos la organización que más fondos destina a investigación en toda España. Así lo ponen de manifiesto los datos avalados por auditorías externas y que se pueden consultar por todo el mundo ya que son públicos los. El resto de la recaudación se destina a actividades de voluntariado, cursos, campañas y gastos corrientes de las delegaciones en todas y cada una de las provincias porque una de las apuestas de la asociación es que no haya ninguna provincia española en la que no tengamos presencia. Independientemente de la colaboración de la ciudadanía, con sus aportaciones económicas, seguimos realizando la misma labor.

¿Qué tipo de cáncer es el más frecuente en nuestra ciudad y provincia?

En general suelen ser los cánceres de próstata y pulmón en hombres, y el de mama en mujeres, aunque también se han detectado numeroso casos de cáncer de mama en hombres. La ciencia ha avanzado mucho en cierto tipo de cáncer, como es el de páncreas, que gracias a la investigación financiada por la AECC ha llevado a cabo el doctor Barbacid, quien ha conseguido erradicar el cáncer de páncreas, lo que significa un gran avance en la lucha contra la enfermedad que sigue siendo la que más casos de mortalidad provoca.

 

¿Se dan más casos en hombres o en mujeres?

Las cifras son similares ya que son dolencias específicas cuando se trata de hombres o mujeres. En hombres el número de afectados de pulmón y próstata es similar al de mujeres que padecen cáncer de mama. Lo que sí es cierto es que los afectados suelen ser de edades comprendidas entre los 45 y 60 años en ambos casos.

¿Qué servicios presta la asociación a los familiares? ¿Tienen algún coste para ellos?

La atención que se presta a los familiares es total ya que disponemos de ayudas económicas y también en los conocidos como pisos de acogida destinados a alojar a las familias de personas afectadas que tienen que desplazarse a otras provincias para recibir tratamiento, como puede ser el caso de quien recibe atención en Albacete o Valencia. Toda esta ayuda es absolutamente gratuita y sin coste alguno para quienes no disponen de recursos cuando la enfermedad requiere un tratamiento largo.

¿Las revisiones periódicas y las campañas de sensibilización hacen que disminuya el número de afectados?

Toda campaña de información, y por supuesto, de prevención siempre es positiva porque muchos de los casos de cáncer que se detectan a tiempo pueden tener solución. Informar a la población en general y a sectores muy determinados es clave para el controlar la enfermedad y atajarla en su inicio. Los datos que tenemos así lo avalan, y por eso se incide cada vez más en las campañas de prevención, como fue la de las mamografías que como asociación empezamos a realizar, hasta que se hizo cargo el servicio de salud de la comunidad. Otra de las campañas en las que más énfasis ponemos es en la de la alimentación sana y en los hábitos saludables, tales como hacer deporte, evitar el tabaco, y llevar una vida lo más sana posible. Todos los factores suman, y cualquiera de ellos ayuda a la prevención de una enfermedad que, pese a los avances, sigue aumentando.

¿Sigue siendo el gran tabú la palabra cáncer?

Todavía hay cierta reticencia a llamar a la enfermedad por su nombre, aunque cada vez en mayor medida la gente asume la palabra y le va perdiendo el miedo. La normalización de todo lo que implica, también ayuda a plantarle cara y a afrontar los tratamientos que cada vez son mejores y más efectivos en algunos tipos de cánceres. Queda mucho por hacer, pero hay que tener esperanza y confiar en que la solución está más cerca. No soy médico y no puedo aventurar una opinión respecto a si se podrá erradicar el cáncer. De lo que no cabe duda es de que desde la AECC se trabaja cada día para tratar de que el cáncer desaparezca de una vez por todas de nuestra sociedad.