Comprometidos con la Unión Balompédica

J. López
-

La Comisión Gestora se compromete a abonar los sueldos de la plantilla y los futbolistas trasladan su intención de finalizar la temporada jugando con la camiseta blanquinegra

Comprometidos con la Unión Balompédica - Foto: @UBConquense

El Conquense mantendrá los compromisos económicos adquiridos con la plantilla y el cuerpo técnico, a la espera de conocer cuándo se retoma la competición, y la plantilla y cuerpo técnico se implicarán para finalizar la temporada aunque se alargase hasta bien entrado el verano. Ese es el acuerdo hay que llegaron esta semana la Comisión Gestora que dirige el club,  jugadores, técnicos y empleados.  
«Vamos a intentar de la mejor manera posible responder a los compromisos que teníamos adquiridos con los jugadores», confirma el portavoz de la Comisión Gestora, Ángel Mayordomo, quien desvela que «el cuerpo técnico, la mayoría no es profesional y exclusivo del club, ha entendido que se pueda suspender los compromisos que teníamos con ellos en beneficio de la plantilla».
Un acuerdo por el que el club, «si hubiese que retomar el inicio de temporada en unos meses que no estaban previstos y que no están presupuestados, haría todo lo posible para encontrar los recursos económicos para poder cumplir con la plantilla».
A la espera de que se retome la competición, Mayordomo opina que no sería antes de junio o julio. «Se está barajando la posibilidad de tocar algunos meses que en principio estaban previstos para la siguiente». En todo caso, la Federación «tendrá que solucionar el tema de los contratos o las fichas de los jugadores».
Claro está que la Comisión Gestora tendrá que trabajar duro puesto que además de mantener los compromisos económicos con la plantilla, debe abonar las deudas de las temporadas anteriores con proveedores y acreedores. 
No obstante, apunta el portavoz, «lo mejor que hemos conseguido este año es lograr el ambiente que hay en el club, en todos los sentidos». En este punto, reconoce que tanto el buen entorno de la Comisión Gestora como el de la plantilla «se ha trasladado durante todo el año al campo de juego». Ahora, «con las circunstancias especiales como las que estamos atravesando, tener un ambiente tan familiar en el vestuario y en la gestión nos está ayudando en la toma de decisiones».
Eso sí, lamenta Mayordomo que el parón obligado por el confinamiento llegue en un momento claro y al alza del Conquense en la competición liguera. «Llevamos todo el año sin perder y nosotros siempre hemos tenido muchísima confianza en el equipo, en el diseño que se había hecho desde la secretaría técnica. No nos pusimos nerviosos cuando estuvimos cinco partidos sin ganar y estábamos satisfechos porque veíamos cómo se trabajaba».
Sin embargo, y aunque esta situación ha llegado cuando la dinámica «era fantástica», habrá que esperar a ver si se retoma la competición, hasta dónde puede llegar esta plantilla y a qué está llamada. 
Un club, una familia. El club no olvida que en estos días difíciles han fallecido conquenses y socios que tenían al club en su corazón. Ha sido el caso del miembro de la Gestora, Julián Cañamares, o el periodista de Onda Cero, Paco Alarcón. La Comisión ya valora la posibilidad de organizar un homenaje para agradecer la dedicación y el apoyo  incondicional que han tenido con el club de sus amores. 
«Por supuesto que estamos pensando cómo hacer el mejor de los homenajes para las personas que han sido tan relevantes e importantes para nuestro club, como Paco y Julián», dice emocionado Mayordomo, que añade que «no nos queremos olvidar de muchas personas y muchos simpatizantes y socios que tristemente han perdido la vida en estos días».
En este sentido revela que «hay que pensar en hacer el mejor de los homenajes posibles, aunque advierto que va a ser muy difícil y prácticamente imposible que estemos a la altura de lo que se merecen personas como Paco o Julián». 
De Cañamares comenta que «era una persona que ha estado implicada toda su vida en el club. Con nosotros estaba trabajando desde el primer día al cien por cien, tenía una ilusión tremenda por este proyecto y por cómo estábamos llevando las cosas. Ha sido una pena absoluta. Una pena para todos, para la Comisión Gestora, para el equipo y una pena muy grande para mí». En honor a ellos, «hay que seguir trabajando y luchando para que el club siga en una línea ascendente y resuelva los problemas que tiene. Esto ha paralizado muchas de las cosas que teníamos previstas, pero en su honor hay que continuar».