300.000 litros de alcohol del mayor viñedo para desinfectar

L.G.E.
-

Al alcohol vínico de la región no se le suele dar este uso, pero ahora está sirviendo para hacer hidrogeles y alcohol sanitario

300.000 litros de alcohol del mayor viñedo para desinfectar

Lo de ser el mayor viñedo del mundo no le está viniendo nada mal a Castilla-La Mancha en esta crisis sanitaria. Aunque la mayor parte de la producción se destina a hacer vino, también se utiliza parte para zumos, mostos o alcoholes vínicos. Precisamente estos alcoholes, que otras temporadas sedestilaban para otros usos, en esta se está derivando para las farmacéuticas. El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, precisó que Castilla-La Mancha ya ha producido 300.000 litros de alcohol, que luego se convierte en hidrogeles y alcohol sanitario.
Para hacerse una idea, la región ha producido alcohol para disponer de tres millones de botes de 100 mililitros, que son los que se suelen llevar cuando se sale a la calle para poder desinfectarse las manos. «Es un producto que jamás se había utilizado para este uso», corroboró el consejero, que quiso agradecer esta implicación a la Asociación de Destiladores de Alcoholes Vínicos Adevin y a todas las empresas que están destilando sus productos.  
Además el sector del vino no está aguantando muy mal esta crisis sanitaria. El consejero ya había avanzado que el vino embotellado de la región estaba mucho más orientado a la distribución que a la restauración y que eso, que a veces es una desventaja, ahora se convertía en una ventaja, pues el consumo se hace en casa. Martínez Arroyo avanzó que los datos de distribución de las bodegas regionales de este marzo han sido un 20% superior que los del mismo mes del pasado año. «Significa que somos competitivos», señaló, «afrontamos en concidiones estos momentos de dificultad y estoy seguro que vamos  a ser capaces de liderar el mercado mundial cuando esta situación de dificultad pase».
Optimista con las exportaciones. En términos generales, señaló que los datos de exportaciones que le están llegando de la industria agroalimentaria de la región «no son negativos, son bastante positivos teniendo en cuenta la situación de dificultad». Estima que ha subido en vino embotellado con marca de calidad y que también el ajo de Castilla-La Mancha está siendo muy demandado.
Pero la otra cara de la moneda la representan el mercado del cordero o cabrito, muy orientado a la restauración. La Junta ha lanzado una campaña para potenciar su compra y consumo en casa. También puede haber problemas para retirar la leche del ganado ovino y caprino. Por eso el consejero indicó que están trabajando con la industria láctea y con productores artesanos de queso para que «ningún ganadero se quede sin poder distribuir su leche».