scorecardresearch

Alberto Calero, el rey de la velocidad

Marta Mora
-

El joven atleta de Mota del Cuervo consiguió la medalla de bronce en el Campeonato de España de Atletismo en Pista Cubierta

El atleta de Mota del Cuervo en el Campeonato de España Absoluto 2021 que se celebró en Getafe - Foto: MomentoDeporte

Veloz y competitivo. Así es Alberto Calero, el joven velocista moteño que 'quema' las pistas de atletismo. Es de esas personas que ama lo que hace, y disfruta cada segundo de ello. La ambición le ha llevado a ser uno de los atletas más destacados de todo el panorama español. Es un vencedor nato que nunca se rinde. Afronta cada día con una sonrisa y con una norma, no parar de disfrutar. Ese es, sin duda, el secreto del éxito.

Trabaja y prepara cada competición junto a sus entrenadores con el objetivo de aprender y, sobre todo, mejorar. Y ese sacrificio diario en los entrenamientos le da sus frutos. La confianza del día a día la trasmite dentro de la pista. Hace unos días logró colgarse en su cuello la medalla de bronce en el Campeonato de España de Atletismo en Pista Cubierta que se celebró en la localidad gallega de Ourense. Una tercera posición que valora «muy positivamente». «La verdad que estoy muy contento, tanto por la marca, como obviamente por la medalla, pero más aún por el trabajo que hemos hecho durante todos estos meses, que no ha sido poco, y ha salido a la luz», destacó el atleta. 

El de Mota del Cuervo es un espectáculo estético en la pista. Para él cada competición es una nueva experiencia que suma y en la que intenta siempre hacer la mejor marca. Su afán de superación, competitividad y fortaleza mental hacen que siga recortando sus tiempos. En la semifinal del campeonato nacional hizo una marca personal de 6,68, que, además es, junto a los 10,31 de 100 metros lisos, que consiguió en otra competición, récord absoluto de Castilla-La Mancha. «Supe competir en cada carrera, tanto mental, como físicamente. Sabía que tenía que hacer unas buenas eliminatorias para poder pillar una buena calle en las semifinales. Y en semifinales sabía que tenía que correr casi en marca personal para pasar a la final y así fue», resalta.

Es un velocista que cuenta con una salida muy buena. «Tengo una salida bastante potente. Creo que por ejemplo, en la prueba de 60 metros, pues me ayuda bastante», subraya. Además, no siente ningún tipo de presión cuando salta a la pista. «Controlo los nervios bastante bien a la hora de la competición», asegura. Trata de disfrutar y vivir al máximo cada momento que le regala este deporte. No destaca ninguna de las medallas que ha logrado en estos años, sino  un momento, la última lesión que sufrió en 2018. «Me hice una rotura de fibras y el regreso a las pistas, que fue al Aire Libre, me lo tomé con motivación. Entonces fue cuando empecé a disfrutar realmente y me di cuenta de que no me tengo que centrar en los resultados, sino en disfrutar de lo que hago», recalca.

Pero el camino hacia el éxito no ha sido un recorrido fácil. Ha tenido que superar diferentes batallas. Es por ello que ser un referente en el atletismo le resulta una «satisfacción». «No hay nada mejor que ver que el trabajo del día a día se esté viendo recompensado. Si las lesiones te respetan, en lo que tu trabajas es lo que obtienes», manifiesta.

La mente del atleta ya está centrada en los próximos objetivos al Aire Libre tras la temporada de Pista Cubierta. Sin duda, el atletismo es su vida, su pasión, por lo que espera «no perder la ilusión y seguir disfrutando de este deporte».