scorecardresearch

«La nueva estrategia no es apartar la mirada de la Covid»

L.G.E.
-

El director general de Salud Pública señala que ahora esa mirada a la pandemia se enfoca, centrándose en colectivos más vulnerables. Asegura que según los datos de Castilla-La Mancha, hacer este cambio no va a ser más arriesgado que en otras regiones

«La nueva estrategia no es apartar la mirada de la Covid» - Foto: David Esteban

El domingo se cambia de hora y el lunes se cambia de estrategia para vigilar y controlar la epidemia de coronavirus. Puede que sea el mayor salto que se da en España desde que llegó la Covid 19 porque ahora dejan de ser obligatorias las pruebas en la mayor parte de la población ni tampoco se decretarán aislamientos ni cuarentenas en la mayoría de los casos. «No vamos a dejar de vigilar, no vamos a dejar de estar atentos», aclaró esta mañana el director general de Salud Pública, Juan José Camacho, «no supone en ningún caso que se aparte la mirada de la pandemia de Covid-19, significa que la mirada se enfoca». 

Cuando habla del enfoque, se refiere a que, por ejemplo, las pruebas para detectar Covid entre personas que pueden tener síntomas o ser sospechosas de contagio, solo serán obligatorias para colectivos vulnerables como mayores de 60 personas, personas inmunodeprimidas, embarazadas o de ámbitos prioritarios como centros sanitarios, residencias o prisiones. También serán obligatorias si proceden de una región en la que se haya detectado una variante «de especial interés».

Camacho aclaró que eso no significa que en el resto de casos no se hagan los test, pero ya es algo que quedará en manos de los médicos en función de la situación o clínica de cada paciente. Obviamente esto va a bajar los datos de incidencia por 100.000 habitantes, pero el director general señaló que otro de los cambios que se va a hacer es el dejar este indicador en un lugar secundario, pues hasta ahora era el «padrenuestro» de esta pandemia. Con todo, avanzó que seguirán dando las tasas de incidencia y que en algunos casos se calcularán específicamente para hallar la proporción entre las personas mayores de 60 años.

Si la incidencia acumulada ya no es el padrenuestro, ahora lo será una serie de seis indicadores que tienen que ver con ingresos en hospitales. Camacho admite que en otras olas «normalmente los ingresos diarios suben alrededor de una semana después del aumento de la incidencia». Para no llegar tarde al abordaje de una posible ola, aclaró que los datos de ingresos serán «fundamentales, pero no los únicos datos». Avanza que por ahora con los datos de ingresos, Castilla-La Mancha tiene dos en nivel bajo  y otros cuatro en «circulación controlada», que es la terminología que se va a usar ahora para la nueva normalidad. «En nuestra comundiad no hay ninguna indicación que nos parezca que sea más arriesgado que en otros sitios aplicar esta estrategia», concluyó.