scorecardresearch

A la conquista de las ciudades

Agencias
-

Desde la pandemia, al menos 700.000 personas más se desplazan en bicicleta, un transporte ya cotidiano para 7,7 millones de españoles

A la conquista de las ciudades - Foto: Zipi

La bicicleta sigue ganando terreno en las ciudades. La pandemia le ha dado un impulso importante pero también la concienciación medioambiental que, cada vez más, se está instalando entre los españoles a la hora de optar por este práctico, ecológico, saludable y económico medio de transporte.

Satisfacer las necesidades de los ciclistas sigue siendo crucial para solucionar los problemas de movilidad de las ciudades, mitigar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la calidad del aire y la seguridad vial.

Se trata de una nueva advertencia que lanza la ONU con motivo ayer de la celebración ayer del Día Mundial de la Bicicleta, instaurado por este organismo en 2018, para frenar la contaminación del planeta, luchar por el cambio climático y, ademas, para promover la salud.

A la conquista de las ciudadesA la conquista de las ciudades - Foto: MariscalDurante la crisis sanitaria, más de 700.000 españoles han decidido coger la bici para moverse por las ciudades y alrededor de 7,7 millones la usan como medio de transporte, según el estudio La bicicleta y el patinete en tiempos de pandemia en las zonas urbanas españolas.

Una tendencia que se va a mantener, puesto que el análisis, en el que se ha encuestado a 1.500 personas, revela que más de 2,3 millones de ciudadanos se plantean utilizar la bici el próximo año.

Que este medio de transporte sostenible ha venido para quedarse también lo cree Marta Domínguez Pérez, doctora en Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, quien atribuye el incremento a la unión de varios factores, aunque asegura que la pandemia «ha dado un impulso».

Esta experta en sociología urbana achaca los datos directamente al deseo de evitar las distancias cortas de los coches o los medios de transporte públicos.

Pero no todo parecen aspectos positivos. El experto de la Universidad de Comillas advierte que en el incremento del uso de la bicicleta hay «un lado oscuro», que son los accidentes en los que están implicados ciclistas.

Por ejemplo, en Madrid han aumentado en 2019 un 30 por ciento respecto a 2018 y este año van camino de subir un 13 por ciento en relación con el año anterior, aunque los datos aun son provisionales.