EL REPLICANTE

Alejandro Ruiz


SOS Museo Municipal de Albacete

28/05/2020

Albacete puede que sea, probablemente, el único lugar del mundo mencionable donde se va a eliminar un espacio museístico amplio, digno, exitoso y consolidado en pleno centro de la ciudad, para albergar un servicio de registro administrativo municipal. Alguien sigue aquí con la boina enroscada en la cabeza, y en este caso, como afortunadamente disfrutamos de una alcaldía bicéfala, disponemos también de dos boinas de talla XL y rosca americana de máximo calibre.
Tengo que decir para empezar, antes de que procedan a pisar y ensuciar el suelo del museo con el barro de esta alevosa ignominia cateta, sirviéndose de la excusa del estado de alarma provocado por el coronavirus, que tal y como se hace con determinados templos religiosos una vez se destinan a otros usos ‘impropios’, se debería proceder también aquí a la ‘desconsagración’ del museo como santuario cultural, donde se han celebrado exposiciones de magnífica calidad, tan renombradas y reconocidas como ‘Los Caminos de la Luz’, de diciembre de 2000 a marzo de 2001, sin olvidar la presencia continua de Antonio López con sus Cátedras y sus Bienales, convirtiendo el museo en el epicentro de la cultura pictórica de Albacete. Además de la exposición ‘Forma, materia y aire’, del escultor Julio López, por citar una más de la larga lista con la que cuenta el museo desde 1995.
Se acentúa otra vez más el drama de la ciudad sin personalidad, sin definición, la ciudad descatalogada, sin característica definida en el empeño reiterado del estancamiento social y cultural. Una ciudad es el resultado de los distintos contextos históricos, de las ideas, de los intereses, los conflictos, de las necesidades predominantes en la sociedad. Es la expresión de un sistema de valores, de preferencias, de ideologías, que se expresan a través de sus edificios, sus calles, la actividad de sus habitantes, su tejido social, cultural, económico. La ciudad ha de ser pensada, reflexionada y no ir a salto de mata de la ocurrencia que súbitamente surge en los cerebros ignotos de sus representantes políticos.
Todavía estamos a tiempo de echar marcha atrás. Esta cuestión forma parte del Orden del Día que se debate hoy mismo, a partir de las 10  horas, en un Pleno del Ayuntamiento de Albacete que se celebra telemáticamente. Revisado el catálogo general de servicios municipales del Ayuntamiento de Albacete en los que cabría tomar medidas de ampliación, remodelación o traslado en prevención para garantizar la seguridad de ciudadanos y trabajadores con motivo de la crisis de la Covid-19, así como la infinidad de opciones alternativas de espacios físicos para la ubicación ‘provisional’ del Registro Municipal, antes que eliminar o suspender la actividad de un museo, admítase la moción para revertir esta infeliz decisión de llevar el Registro Municipal a la sala de exposiciones del Museo Municipal de Albacete.