scorecardresearch

De cartera a paje real

R.L.C.
-

Jezabel Ruiz Morán se convierte el domingo en pregonera de la Navidad de Tarancón por su labor como intermediaria entre Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente y los niños. El acto está previsto a las 20,30 horas en la iglesia de la Asunción.

Jezabel Ruiz, de 33 años de edad, es cartera en Tarancón con plaza fija desde 2020 aunque lleva desempeñando esta profesión desde hace 15 años. - Foto: R.L.C.

Mantiene intacta la ilusión por los Reyes Magos de su infancia, lo que unido a su pasión por los niños y por su oficio de cartera, hacen que su trabajo en Navidad se multiplique, y por ende, las sonrisas que a diario consigue sacar a las personas con las que se relaciona, a pie, y sobre todo en moto o en furgoneta, entregando cartas y una media de cien paquetes al día. 

Jezabel Ruiz Morán, con 33 años de edad, es cartera desde que tenía 18 años y cuando llegan estas fechas se convierte en una auténtica paje real. Es la encargada de recopilar todas las cartas dirigidas a los Reyes Magos, que llegan a la oficina de Correos de Tarancón o al buzón amarillo que está en la calle. «Son como unas cien al año, me encargo de llevarlas hasta el palacio de Sus Majestades de Oriente y una vez que las contestan, si aparece la dirección correctamente, se las hago llegar a los destinatarios». Toda una labor altruista digna de alabanza, que precisamente el Ayuntamiento de Tarancón ha querido reconocer convirtiéndola este año en pregonera de la Navidad 2021-2022. 

El acto del pregón, el domingo a las 20,30 horas en la iglesia de la Asunción, contará con un buzón donde los niños podrán depositar sus dibujos o cartas para los Reyes Magos, que Jezabel Ruiz les hará llegar. «Cuando me lo propusieron dije que sí sin pensarlo, estaba super emocionada, luego pensé en qué lío me he metido, pero la verdad es que estoy contenta y con responsabilidad, llevo unos dos meses preparando el discurso y alguna que otra sorpresa», adelanta a La Tribuna esta cartera que empezó a trabajar en Correos casi por casualidad. «Mi padre es cartero, aunque no de siempre, un día se cayó, fui a llevar unas cosas que él tenía que entregar, les hacía falta gente y ahí empezó todo», recuerda. Desde los 18 años que empezó en las oficinas, ha trabajado en la calle, que es lo que más le gusta, en otras localidades de Cuenca, como Huete y Horcajo de Santiago, o en el municipio madrileño de Alcalá de Henares, donde consiguió plaza fija, y «en 2020 me vine de nuevo a Tarancón, para siempre, hasta que me jubile, pero soy cartera real del mundo», bromea. 

También le hubiera gustado ser profesora de Educación Infantil, por lo que cuando llega la Navidad combina a la perfección su amor por los niños y por su oficio. «La paquetería ha aumentado mucho a raíz de la pandemia, con el incremento de las compras on line, pero sobre todo se nota en Navidad, que también es una época más bonita, porque intuimos que la mayoría de lo que entregas es positivo», comenta Ruiz Morán, que reivindica la tradición de escribir y enviar felicitaciones navideñas, como ella hace con algunos de sus clientes y familiares. «No es lo mismo recibir un christma en papel que un mensaje de whatsapp, que haces copia y pega y se lo mandas a 50», apunta ya con su moto decorada para Navidad, y con su discurso como pregonera ultimado. 

Con sus recuerdos de su Navidad de niña muy presentes, como el recorrido de la mano de sus padres para ver los belenes o ir a echar la carta a los Reyes Magos junto a su hermano, su mensaje este año es que la ilusión de los niños esté presente en el corazón de todos. «Que esa magia se nos traslade a todos, que un poquito de esa ilusión de los más pequeños perdure siempre, a pesar de las circunstancias de cada uno, también en los hogares donde no haya niños, aunque cuando los ahí es más fácil vivir la Navidad con esa sensación tan bonita», afirma la taranconera Jezabel Ruiz, que desea que la evolución de la pandemia permita «vivir unas fiestas un poco más como las de antes, aunque aún no sea posible reunirnos mucha gente».