scorecardresearch

El FS VivoCuenca sigue intratable en la competición

Marta Mora
-

Los chicos de Manolo Moya consiguieron un triunfo «vital» para seguir soñando

Los jugadores celebran la victoria en el vestuario

Continúan intratables. Nadie hace frente al FS VivoCueca, que cada jornada que pasa va cogiendo más forma. Los jugadores de Manolo Moya están en un estado «dulce». Así lo demuestran los resultados. El domingo ganaron cinco a uno al BM Alarcos-Salesianos. Un triunfo de mucho mérito que les permite escalar en la clasificación y seguir sonriendo en la liga. Y, aunque todavía quedan muchos partidos por delante, la situación es muy favorable para la entidad conquense que mantiene intacto su sueño. 

Trabajaron el partido bien durante la semana y les salió perfecto. Supieron sufrir y competir a uno de los rivales más complicados de la competición. «Fue un partido muy serio de principio a fin. La primera parte fue un poco toma de contacto entre los dos equipos, pero la verdad es que en las segunda parte, a pesar de que luego se pusieron dos a uno en el marcador y nos apretaron, fuimos capaces de meter el tercero y el partido se nos puso más de cara hasta el final», asegura el jugador Carlos Valero. Del mismo modo, añade que «estamos en un momento de forma muy bueno. El equipo en general está muy bien y la muestra es el resultado ante el segundo clasificado». 

Los chicos de Manolo Moya salieron concentrados y lograron estar a la altura del partido para puntuar los tres puntos. Un triunfo que llena de moral al vestuario para afrontar la próxima jornada ante un rival directo como lo es el Sacedon. «Una victoria así te da mucha moral, pero no te puedes relajar ningún segundo porque todos los rivales son difíciles y, al igual que el domingo jugamos un partido muy bueno, esta semana tenemos que hacer lo mismo», manifiesta el jugador. Ambos equipos llegan al enfrentamiento en buen momento, por lo que los azulones trataran de hacer un encuentro «muy serio» para seguir en esta dinámica tan positiva de resultados y así volver a celebrar un triunfo  en casa con su afición.

ARCHIVADO EN: Sacedón