scorecardresearch

El calor extremo causa 77 fallecidos en la provincia

J.L.E.
-

La mayor cifra de afectados se presenta en los mayores de 75 años, sobre todo a partir de 85

Una mujer se protege del sol con un paraguas mientras camina por una calle de la capital - Foto: Reyes Martínez

Las sucesivas olas de calor de uno de los veranos con temperaturas más altas que se recuerdan está pasando factura. En lo que va de año se han producido en la provincia de Cuenca 193 muertes más de las esperadas, de las que 89 son atribuibles a las altas temperaturas. Así lo certifica el Instituto de Salud Carlos III a través de Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) que cifra en 77 las muertes por causa del calor extremo entre junio y agosto en la provincia. Septiembre, según los datos del sistema MoMo del pasado viernes, no contabilizaba ningún fallecido a causa del calor.

El impacto de las olas de calor en el verano más cálido desde que hay registros es evidente ya que en España se han producido hasta el viernes más de 5.700 muertes relacionadas con el exceso de temperatura entre finales de abril y comienzos de septiembre. En ese mismo período, Castilla- La Mancha suma 401 y la provincia de Cuenca, 89. De este modo, Cuenca, Palencia y Huesca son las que más han sufrido en relación con sus cifras de población, ya que las tres superan los 40 fallecidos por cada 100.000 habitantes. 

La combinación letal de temperaturas extremas en verano, con más noches tropicales de las habituales en esta zona y la edad de mucha gente ha dado como resultado unas cifras hasta ahora inusuales. En un verano que dejó el 15 junio una temperatura máxima de 39,2 grados centígrados, el 14 de julio 40,9 grados centígrados y el 13 de agosto 41,5 grados centígrados, unido a la ausencia de precipitaciones los fallecimiento atribuibles al calor se han disparado. 

Julio fue el mes en el que el calor causó más defunciones en Cuenca desde que hay registros. En concreto, 48 personas perdieron la vida ese mes. Las muertes en julio por los rigores extremos del mercurio se concentraron entre los días 14 y 31 de julio, con más de un fallecido al día. Otras 15 personas murieron en junio durante la ola de calor entre el 12 y el 18 de junio. 

La primera quincena de agosto, que registró el segundo período más cálido de la serie interanual en España, fue algo más benévola con Cuenca, donde se sumaron 14 fallecidos, un 70,8% menos que en el mes anterior. En total, fueron 77 las defunciones en verano coincidiendo con los episodios más duros de las olas de calor.

¿Y cómo se reparten los fallecimientos en Cuenca por el exceso de calor por grupos de edad? La peor parte se la llevan los mayores de 85 años ya que el sistema MoMo cifra en 60 los fallecidos. Por detrás se sitúa el grupo de edad entre 75 y 84 años con 11 fallecidos. El resto de defunciones se reparten entre los 74 los 15 años.

¿Cómo funciona el Momo? El sistema del Instituto Carlos III calcula el número de muertes atribuibles al calor como la diferencia entre la mortalidad estimada sin episodios de exceso de temperatura y el mismo valor cuando los termómetros suben por encima de lo normal. Lo hace a partir de datos reales de las partidas de defunción de los registros civiles, de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Calor y Covid, una mezcla determinante. Las causas exactas del aumento de las defunciones se conocerán el año que viene de la mano de los datos que publicará el INE. Por ahora, la explicación más lógica sobre este exceso de defunciones en lo que va de año está en las olas extremas de calor y la pandemia de coronavirus. De hecho, el exceso de defunciones por otras causas en España se cifraba hasta el pasado viernes en 30.810, de las que 5.783 eran atribuibles a las altas temperaturas. En el caso de Cuenca el exceso de mortalidad por todas las causas se situaba en 193, 89 de ellas por el calor. Pero son los números y lo cierto es que a día de hoy los especialistas barajan diversas hipótesis.

Mientras tanto, pese a que apenas ocupe ya grandes titulares, la COVID-19 sigue causando muertos y nuevos contagios. La Dirección General de Salud Pública confirmó el viernes 659 nuevos casos por infección de coronavirus durante la semana del 29 de agosto al 4 de septiembre, en personas mayores de 60 años. Por provincias, Albacete registró 218 casos, Toledo 132, Ciudad Real 131, Cuenca 116 y Guadalajara 62. Durante esa semana se registraron ocho fallecidos, cuatro en la provincia de Toledo, dos en Albacete, uno en Ciudad Real y uno en Cuenca.