scorecardresearch

La oficina en la mochila

Manu Reina
-

La capital se postula como un destino «idóneo» para teletrabajar porque reúne las condiciones «técnicas, económicas, culturales y naturales» y es más barata en comparación a las grandes ciudades

Gómez, Martínez, Fernández, Dolz y Valero (de izquierda a derecha) participaron ayer en la jornada informativa sobre teletrabajo - Foto: Manu Reina

El teletrabajo llegó para quedarse e incluso para tener una relevancia cada vez más notable en el mundo laboral. El poder trabajar desde casa se convirtió en una ventaja y a la vez en una necesidad por motivos obvios provocados por la pandemia del coronavirus. Pero con la vuelta a la normalidad son muchos los que prefieren seguir bajo el mismo techo de su domicilio antes que regresar a sus puestos tradicionales. Incluso muchos han solicitado el teletrabajo para continuar con sus labores desde casa. Los resultados productivos, además, respaldan este fenómeno laboral, con un rendimiento aún mayor en muchas empresas.

El teletrabajo es, asimismo, una gran oportunidad y un aliado para provincias como la de Cuenca que combaten diariamente la despoblación. Y es que esta opción de trabajar a remoto permite a muchos conquenses vivir en sus municipios sin la necesidad de marcharse a las grandes ciudades, ya que pueden completar sus tareas desde la tierra que les vio nacer. Pero además esta provincia se convierte en un destino cada vez más demandado por todos aquellos que buscan instalarse en un entorno lleno de naturaleza y tranquilidad. Por un motivo u otro, la provincia conquense está acaparando los focos positivamente en este aspecto.

Para hablar de todo esto, la capital celebró ayer en el salón del Museo Paleontológico la jornada Cuenca Teletrabajo Friendly, que tuvo como objetivo dar visibilidad a las ventajas que concede esta tierra para todos aquellas personas que buscan un lugar idóneo para teletrabajar. En este evento participaron, tanto de forma presencial como virtual, más de medio millar de personas entre empleados, directores y CEOs de grandes empresas, directores de recursos humanos y headhunters. Esta actividad está enmarcada dentro del Plan de Sostenibilidad de Cuenca, que busca por encima de todo la promoción de la capital. En esta jornada participó el alcalde, Darío Dolz, que estuvo acompañado por el concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico, Miguel Ángel Valero; la subdelegada del Gobierno de España en Cuenca, Mari Luz Fernández; el delegado provincial de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, Óscar Javier Martínez; y el diputado Santiago Gómez. Dolz señaló que Cuenca «es una ciudad ideal para teletrabajar porque está rodeada de naturaleza, es tranquila y segura y cuenta con muy buenos servicios». «En estas semanas han llegado a la ciudad nómadas informáticos que teletrabajan», aseguró el alcalde, que confirmó también que se está trabajando en instalar fibra óptica en el Casco Histórico. Y es que no hay duda de que en estos momentos, remarcó, esta ciudad ofrece «una oportunidad para que venga gente a teletrabajar por los valores que tiene». 

Por su parte, Valero ensalzó que Cuenca «reúne las condiciones técnicas, económicas, naturales y culturales necesarias para tener un trabajo pausado y con unas vistas increíbles». El concejal también subrayó las «condiciones óptimas de la ciudad» porque «es un 50 por ciento más económica que Madrid o Valencia». Además, indicó que «estamos muy bien comunicados tanto por autovía como por AVE y eso hace que tengan mucho interés en venir aquí». Por último, hizo hincapié en que la capital «reunía las condiciones, pero a veces no había sido expuesta como tal, por eso, con este tipo de jornadas, queremos explicar las bondades de Cuenca». 

programa. Las jornadas se desarrollaron durante toda la mañana con una ponencia inicial a cargo del orientador laboral Francisco Fernández, que compartió sus ideas de cómo mejorar el éxito laboral y lanzó la presunta si cada uno está en buen momento para teletrabajar. Después fue el turno para el CEO de Blabum y mentor de Jobhunters, Israel Bloesch, que explicó los pasos a seguir para desarrollar la carrera profesional teletrabajando. El segundo tramo de la jornada se desarrolló a través de experiencias inspiradoras con casos reales de personas que ya están ejerciendo de forma remota desde Cuenca. Álvaro de Sayas y Rodrigo Pérez explicaron sus casos personales. 

La jornada continuó con una mesa redonda desde un punto de vista más empresarial y corporativo. Así, el siguiente en tomar el turno de palabra fue el delegado provincial de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo que informó al más de medio millar de participantes las ayudas y subvenciones que destina y concede el Gobierno regional para el teletrabajo. Finalmente, el encuentro concluyó con un vídeo promocional de la calidad de vida que ofrece esta tierra. Cuenca es sin duda un destino que está en el punto de mira de todas aquellas personas que quieren ejercer de forma remota. Pero lo es tanto para los conquenses que quieren regresar a su tierra natal como para todos aquellos que buscan un suelo económico, pero que además cuenta con un entorno natural, tranquilo y seguro. Esas condiciones las reúne la capital y eso hace que muchas personas ya teletrabajan desde aquí. Los primeros en llegar fueron los nómadas informáticos, pero se espera que lleguen muchas más personas durante los próximos meses.