El potencial de la inmunoterapia dual

Carmen Ansótegui (SPC)
-

El tratamiento combinado de ipilimumab y nivolumab en tumor de pulmón amplía cinco meses la esperanza de vida de los pacientes

El potencial de la inmunoterapia dual

El desarrollo de la inmunoterapia supuso un punto de inflexión en el tratamiento del cáncer, haciendo que los medicamentos se dirigiesen a estimular las defensas naturales para combatir el tumor en lugar de atacar directamente a las células cancerígeneas. Este mecanismo ha demostrado efectividad en diferentes tipos de cáncer como, por ejemplo, el de pulmón. 
Una vez probada su eficacia, se investiga ahora qué pacientes se benefician más, en qué punto de la enfermedad arroja una inmunoterapia mejores resultados o cómo combinar medicamentos para conseguir una respuesta mayor. Una de las novedades que Bristol Myers Squibb presentó en el Congreso Americano de Oncología es que la combinación de dos de sus inmunoterapias mejoran la supervivencia global cuando se utilizan en primera línea. 
Concretamente, el ensayo analiza la efectividad de la inmunoterapia dual, ipilimumab y nivolumab, junto con quimioterapia como primera opción de tratamiento en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico avanzado. Los resultados indican que este abordaje es más eficaz que el uso exclusivo de quimioterapia, ya que consigue mantener a raya por más tiempo el cáncer y aumenta la esperanza de vida. 
El estudio refleja que la supervivencia global de los pacientes alcanza con este abordaje terapéutico los 15,6 meses, casi cinco meses más que con otras opciones. 
Esta novedad incluye dos inhibidores que tienen un mecanismo de acción potencialmente sinérgico, ya que se dirigen a dos puntos de control diferentes (PD-1 y CTLA-4). Una de las inmunoterapias ayuda a activar las defensas y la otra favorece que descubran el tumor. Por otra parte, la inclusión de la quimioterapia sirve para evitar que el tumor progrese de forma precoz.
 Todo avance terapéutico es bien recibido en oncología, más aún, cuando se dirige a combatir el cáncer de pulmón, ya que es un tumor «muy incidente y muy mortal», explica Luis Pajares, jefe de servicio de Oncología del Hospital Universitario 12  de Octubre de Madrid. 
Se estima que en España se diagnostican cada año 28.500 casos de esta enfermedad, ocupando la cuarta posición en el ranking de los más incidentes, sin embargo asciende hasta el puesto número uno cuando se habla de mortalidad. De hecho, la cifra de personas que fallecen es similar a la suma de los pacientes que pierden la vida por padecer los otros tres tumores más frecuentes. 


Dos tipos

Los dos tipos principales de cáncer de pulmón son el no microcítico y el microcítico. El primero es uno de los más frecuentes y representa hasta el 84 por ciento de los diagnósticos. Las tasas de supervivencia varían dependiendo del estadio y el tipo de cáncer cuando se detecta. En pacientes diagnosticados en fase metastásica, la tasa de supervivencia a los cinco años es de aproximadamente el 5 por ciento. La elevada mortalidad se debe, en parte, a que hasta el 60 por ciento de los diagnósticos se producen cuando la enfermedad está ya avanzada.