Editorial

El aumento en producción industrial debe tener reflejo en el empleo

-

El Instituto Nacional de Estadística publicó las cifras del Índice de Producción Industrial y el dato que se ofrece en la comunidad de Castilla-La Mancha es positivo, ya que aumentó un 2,8% en el mes de octubre respecto al mismo mes del año anterior y se situó casi dos puntos por encima de la evolución media del conjunto del país, que registró un crecimiento del 1,1%, con el añadido de que, además, muestra un comportamiento en el acumulado del año positivo para la región, también por encima del registrado para el conjunto del país.
Este parámetro es un indicador coyuntural que mide la evolución mensual de la actividad productiva en un territorio, por lo que es preciso analizar también otros meses y, en este sentido, en lo que va de año, en la región la actividad productiva en la industria subió un 3,3%, sumando 10 meses consecutivos de incremento y multiplicando por tres la evolución del conjunto del país, que registra un 0,7%. Además, cabe destacar que en el detalle por destino económico de los bienes, la evolución interanual de la producción industrial en la comunidad es especialmente significativa en bienes de consumo duradero, con un crecimiento  del 8,4% con respecto al mes de octubre del año anterior, 6,5 puntos por encima del comportamiento nacional, y en bienes de equipo, con un incremento del 9,4% con respecto al mismo mes de 2018, también por encima de la evolución en esta actividad del conjunto del país, que fue del 4,2 %.
Estos datos positivos en la producción industrial se suman a los obtenidos sobre el empleo que hizo públicos el pasado martes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, donde se recogió que el paro en la región descendió en 1.228 personas en el mes de noviembre -con caídas en agricultura y servicios y subidas en construcción e industria- y se situó en 170.609 personas, con el añadido de que el descenso en el número de personas desempleadas en la región es el cuarto mayor registrado para el undécimo mes del año en la serie histórica y consolida el cambio en la estacionalidad del mes de noviembre en la evolución del desempleo, ya que ha dejado de ser una fecha tradicionalmente negativa en materia de paro en la región, algo que no sucede en el conjunto de todas las comunidades del país, donde el desempleo creció en 20.525 personas en el mes de noviembre.
Estos resultados positivos tanto en la producción industrial como en el empleo son fruto de la unidad y de la buena sintonía entre los poderes públicos y los agentes económicos, una línea de entendimiento que debe continuar en aras de conseguir que estos resultados sigan por la senda del crecimiento, ya que el aumento de la producción industrial debe ser también determinante y tener un claro reflejo en el aumento del empleo.



Las más vistas