scorecardresearch

Digitalizar la empresa para ganar competitividad

Javier D. Bazaga
-

El llamado 'kit digital' del plan de recuperación del Gobierno es una gran oportunidad para la transformación tecnológica de las pymes. La mesa virtual organizada por La Tribuna y BBVA puso sobre la mesa las características de estas ayudas

Las empresas de la región tienen claro que es difícil crecer «haciendo lo mismo», pero no todas tienen claro que uno de los factores más importantes para potenciar ese crecimiento reside en la digitalización de su negocio. España se compone, en un 93%, de empresas de pequeño tamaño de no más de 10 empleados. Un tejido productivo muy vulnerable y sensible a condicionamientos externos.

El foro virtual organizado por La Tribuna, con la colaboración de BBVA, 'Digitalizar tu negocio con Fondos europeos', puso de manifiesto no solo la «oportunidad» que suponen estas ayudas para digitalizar las pymes de la región, sino la «necesidad» de hacerlo. No ya para poder ganar en competitividad en un mercado global, sino para sobrevivir. «Lo que no hagamos nosotros lo harán nuestros competidores» advirtió Esteban Frías, director gerente de Escrol Innovación y Tecnología, pudiendo dejar a esas empresas fuera del mercado porque «nuestra competencia ya no está en la misma acera o en el mismo barrio», dijo refiriéndose a ese entorno global en el que nos movemos hoy día.

El tamaño de las empresas españolas, y las castellano-manchegas no han sido ajenas a este hecho, ha supuesto siempre un handicap para competir en el mercado. «La apuesta por la digitalización es clave para que las empresas den respuesta a las nuevas demandas de los clientes, y puedan ser competitivas a largo plazo» evidenció Pablo Tomás Sánchez, especialista de Pymes de la Territorial Centro de BBVA, desde donde interpretan que la apuesta por la transformación digital no es una opción, sino una necesidad y una oportunidad para «ser más productivos, más competitivos y más resilientes».

Digitalizar la empresa para ganar competitividadDigitalizar la empresa para ganar competitividad

3.000 millones

Europa ha puesto a disposición de las pequeñas y medianas empresas españolas más de 3.000 millones de euros para que acometan esa transformación digital, de manera que pueden alcanzar al 40% de las pymes. «Casi una de cada dos empresas que lo soliciten tendrán acceso a esa ayuda» confirmó Marta Cunill, Senior Manager de Minsait Business Consulting, quien aseguró que, a diferencia de otras subvenciones, «éstas están diseñadas para llegar» al tejido productivo. Tanto es así que se han agilizado los plazos para recibirlas en vez de en tres meses, como era habitual, en apenas un mes. Para ello se han simplificado los procedimientos, agilizado los trámites y facilitado los formularios.

Es por eso que los tres participantes en este foro no dudaron en animar a las pymes de la comunidad a dar esos primero pasos hacia la digitalización de la empresa que, según explicaron, no será igual para todas. Dependerá de sus necesidades y de sus objetivos. Para ello, tanto consultoras especializadas como Minsait, como agentes digitalizadores como Escrol, y entidades financieras como BBVA, tienen el recorrido y experiencia necesaria para «acompañar» a esos negocios. En este sentido, Marta Cunill incidió en la necesidad de que el proceso de digitalización sea específico, para lo que es imprescindible empezar con un diagnóstico de la empresa para conocer las verdaderas necesidades del negocio. Diseñar la acción adaptada a los objetivos que se persiguen. Implementar los cambios que se hayan definido, y hacer seguimiento de los resultados para comprobar el éxito de ese proceso. «La digitalización no es un menú del día para todos. Cada pyme tiene que tener su propio plan de digitalización», dijo. Aquí, Cunill puso el acento en un aspecto a veces olvidado como es el de la formación y capacitación de los propios empleados en esas innovaciones, ya que muchas veces, una vez implementadas, no se actualizan por falta de formación y pierden su efectividad.

Así, se habló de la página web como un primer paso, pero la digitalización puede abarcar otros muchos aspectos de la empresa, en función de la actividad a la que se dedique, desde automatización de procesos, digitalización de facturación, gestión de recursos humanos o incluso programas de gestión de clientes (CRM).

Digitalizar la empresa para ganar competitividadDigitalizar la empresa para ganar competitividad

Cabe recordar que estas ayudas pueden llegar hasta los 12.000 euros en función del tamaño de la empresa, y la destinada a empresas de entre 10 y 50 empleados ya está vigente –hasta septiembre o hasta que se acaben los fondos–, y ahora llegan las convocatorias para pymes de 3 a 10 empleados, en principio para junio, y la destinada a pymes de entre 1 y 3 empleados, que se espera a partir de septiembre, como explicó Marta Cunill.

Es el momento

De hecho, BBVA y Minsait se han aliado para crear un portal web a través –https://bbva-ayudaspublicas.minsait.com/– de la cual poder conocer todas las convocatorias de ayudas que existen, para quién van dirigidas, en qué plazos, o cómo hacer la solicitud, explicó Cunill.

Los tres animaron a las pequeñas empresas a «perder el miedo» a solicitar las ayudas, y a aprovechar la experiencia de consultoras como Minsait para el diseño de los planes de digitalización; de agentes digitalizadores como Escrol para desarrollarlos; y de entidades como BBVA para acceder a los fondos y poder financiarlos.

Para Frías, «toda empresa que no se digitalice y lo haga su competencia perderá su posición en el mercado», por lo que animó a «pensar en digital» dado que el mercado que se abre en internet para cualquier negocio «es infinito».

«No solo queremos ser los que financian esos proye?ctos, sino ir de la mano durante todo el proceso, para que puedan conocer las ayudas, tramitarlas y apoyarles para que accedan de una forma ágil y sencilla», expresó Pablo Tomás Sánchez, especialista en pymes de BBVA, quien destacó además la experiencia adquirida por la entidad en todo este tiempo adaptando la tecnología al servicio de los clientes, sobre todo durante la pandemia, así como los canales de acceso y los productos específicos para la financiación de este tipo de proyectos en los que la digitalización es «clave» tanto para dar respuesta a los consumidores de hoy como para mejorar la productividad y competitividad del negocio, grande o pequeño.

Desde Minsait, Marta Cunill animó a aprovechar esta oportunidad de digitalización que redundará en la competitividad de las pequeñas y medianas empresas de Castilla-La Mancha. Esteban Frías, de Escrol, quiso dejar claro que son ayudas que «perderemos si no las usamos», por lo que coincidió en la necesidad de solicitarlas, ahora que es más fácil acceder a ellas a pesar de la «incredulidad» que dijo existe, por lo que valoró acciones como la de este foro para dar a conocer los detalles de las mismas.