Al menos 23 muertos desde el jueves en Afganistán

Europa Press
-

La mayoría de las víctimas se deben a explosiones de bombas, y no a ataques directos, según el recuento

Al menos 23 muertos desde el jueves en Afganistán

Al menos 23 personas han muerto y 40 más han resultado heridas en distintos incidentes ocurridos desde el pasado jueves en Afganistán, fecha en la que entró en vigor la tregua anunciada por los talibán y secundada por el Gobierno con motivo del fin del Ramadán, como ya viene siendo habitual en años anteriores.

La mayoría de las víctimas se deben a explosiones de bombas, y no a ataques directos, según el recuento. El primer días dos civiles murieron y 14 resultaron heridos por la explosión de una mina en Kunduz, en el norte del país.

En Kandahar murieron al menos siete civiles y tres más resultaron heridos en dos explosiones provocadas por minas, según un portavoz policial citado por la televisión afgana Tolo News. Además, en Gailan, provincia de Ghazni, los talibán atacaron un control de las fuerzas de seguridad, según el gobierno provincial.

El viernes, al menos once fieles y un imán murieron y 15 personas más resultaron heridas por una explosión en Shakar Dara, provincia de Kabul, aunque los talibán han negado implicación alguna.

Por otra parte, el gobernador de la provincia de Uruzgán, Mohammad Omar Shirzad, ha acusado a los talibán de incumplir la tregua con dos ataques contra sendos convoyes de las fuerzas de seguridad en la carretera hacia Kandahar y en Tarin Kot.

Además, dos militares han muerto en dos atentados perpetrados en la provincia de Ghor y en Tagab, en la provincia de Kapisa, en ambos casos debido a la detonación de explosivos.

Este sábado, tercer y último día de la tregua, un policía ha muerto y dos civiles han resultado heridos por la explosión de una bomba contra un vehículo de un agente de tráfico en Surobi, provincia de Kabul. Además han sido volados varios postes eléctricos en Kabul y Parwán.

 

Aviso de EEUU

Mientras, la Embajada de Estados Unidos en Afganistán ha avisado a sus ciudadanos residentes en el país centroasiático de que se exponen a un incremento de la violencia cuando termine la tregua declarada con motivo de las fiestas del Eid, que marcan el final del mes sagrado del Ramadán

"El Gobierno de Estados Unidos sigue preocupado de que los insurgentes intenten secuestrar a extranjeros o atacar lugares donde se encuentren, como hoteles, complejos residenciales o puntos de control", ha explicado la Embajada en un comunicado.

Asimismo, la Embajada avisa de que "históricamente siempre ha ocurrido un repunte de la violencia tras estas festividades", en medio de una delicada situación de seguridad como es la actual, con enormes niveles de violencia a pesar de las conversaciones de paz que se están desarrollando entre el Gobierno y los insurgentes.

El mes pasado, el embajador en funciones de EEUU en Afganistán, Ross Wilson, anunció que algunos de sus empleados deberían abandonar la sede diplomática en la capital ante "el incremento de la violencia y las amenazas en Kabul".

No obstante y en las últimas horas, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha comunicado al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, el pleno respaldo de su país con el proceso de paz afgano en un momento de cese provisional de hostilidades gracias a la tregua.

Asimismo, Blinken ha aprovechado para reiterar sus condolencias por el "horripilante" ataque contra la escuela femenina de Kabul la semana pasada, que dejó más de 60 víctimas mortales, la mayoría estudiantes.

"El secretario de Estado ha trasladado el férreo compromiso de Estados Unidos hacia la alianza con Afganistán y sus fuerzas de seguridad", según el comunicado del Departamento de Estado.

Por último, ambos discutieron la importancia de "preservar en este momento la unidad nacional de Afganistán, y resaltaron la importancia de los esfuerzos regionales que se están realizando para avanzar el proceso de paz".

En este sentido, y tras unos días de cierto parón en las conversaciones entre los talibán y el Gobierno afgano, el portavoz de la negociación talibán, Mohamad Naim, ha confirmado que este viernes tuvo lugar una nueva reunión en Doha (Qatar), sede de las negociaciones.

En ella, ambas partes "discutieron la aceleración de las charlas y acordaron continuar con las negociaciones tras la festividad del Eid", según declaraciones recogidas por la cadena afgana Tolo News.