scorecardresearch

La cosecha de almendra supera los rendimientos de 2020

Jonatan López
-

A pesar de las altas expectativas de los precios, los productores creen que no se abonan las cantidades que se deberían por variedades como la desmayo largueta o la comuna

La cosecha de almendra supera los rendimientos de 2020 - Foto: Reyes MartÁ­nez

Los productores de almendra de la provincia confirman que la campaña será superior a la del año pasado en rendimientos, pero los precios no experimentará el incremento que se esperaba. Suben los precios de las materias primas de prácticamente todos los cultivos y, aunque se estimaba que también lo hiciese en la almendra, los agricultores creen que no se están pagando las cantidades que se deberían para variedades como la desmayo largueta o la comuna. 

Eso sí, la cosecha de almendra en la Manchuela conquense puede calificarse como normal, «por encima de la de 2020, pero un poco por debajo de la media de un año habitual. La pepita es diferente, tiene más cáscara que el año pasado y salen menos gramos por kilo sin quebrar», explica el productor de almendra de Villalpardo Luis Moisés Cerdán, que afirma que la campaña «no está mal, ya está toda prácticamente recogida, pero los precios no han subido a razón de la pérdidas y la falta de almendra que se decía que había».

precios por kilo. En la actualidad, el precio que se paga por el kilo de desmayo largueta con cáscara es de 1,20 euros, cuando «su precio razonable sería de 1,40 euros», expone el agricultor, que añade que «durante todo el año se ha hablado de que se iba a pagar a un precio más alto, pero resulta que es poco más que el año pasado».

La que sí ha subido es la almendra ecológica, que ha llegado a pagarse a nueve euros el kilo de pepitas y a entre 2,20 y 2,40 euros con cáscara. Como ejemplo, recuerda que el año pasado se pagó por encima de los ocho euros en pepita y a dos euros con cáscara. 

Por otro lado, empresas como Crisol o Mañán –compañía alicantina que ha establecido una nave en Iniesta– se encargan de comprar  la almendra que reúnen los productores de la comarca. «A nosotros nos sale mejor agruparnos entre varios productores, juntar los kilos y ofertarlo a quebradores y a compradores», comenta el agricultor, que confirma que los precios de referencia siempre son los de la Lonja de Albacete. 

«Normalmente es un poco más cara que las demás y exigimos los precios de allí porque nos compensa», reconoce el productor de Villalpardo, que dice estar sorprendido «porque hay semanas en las que no se publica ni se cotiza».