El PSOE, a Cospedal y Del Hierro: que no estén "nerviosos"

J.A.J
-

La portavoz regional de los socialistas, Esther Padilla, recuerda que la adjudicación del ATC recayó en la empresa "peor valorada" en el concurso y que el marido de Cospedal entró en su consejo de administración meses después.

El PSOE, a Cospedal y Del Hierro: que no estén "nerviosos"

La portavoz regional del PSOE, Esther Padilla,ha aconsejado a los ‘populares’, y de paso a la expresidenta de la Junta del PP María Dolores de Cospedal y su marido Ignacio López del Hierro, que «no se tienen que poner nerviosos» tras las manifestaciones de García-Page y otros responsables de la Junta sobre que Del Hierro se habría beneficiado del proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de Villar de Cañas.
Así respondía tras ser preguntada por este asunto en una rueda de prensa este viernes, al día siguiente de que se conociera el requerimiento notarial de Del Hierro para que probara sus acusaciones de que empresas suyas habían obtenido 37 millones de euros de contratos relacionados con la construcción del ATC.
Padilla reseñó que «lo único que se ha planteado, no vendria mal, es que se diera alguna explicación respecto a lo que ocurrió con el ATC desde la designación de Villar de Cañas hasta hoy».
Así, la también diputada en el Congreso manifestó que Villar de Cañas no cumplía todos los requisitos establecidos para albergar este depósito radiactivo, y mantuvo que si logró ser sede de esta polémica infraestructura fue porque «Cospedal se empeñó». A partir de ahí, rememoró que cuando se efectuó el concurso para adjudicar la construcción del ATC, fue precisamente la empresa «peor valorada» la que se llevó este contrato y «a los pocos meses, el marido de Cospedal entra en su Consejo de Administración», remachó.
Padilla también narró que de los 237 millones en que se presupuestó el proyecto del ATC, se ejecutaron unos 90, y mantuvo que 37 millones recayeron en «empresas participadas por el marido de Cospedal.
La portavoz socialista mantuvo que este relato de lo sucedido en torno a la construcción del ATC «merece una explicación». Y comentó que estos hechos «nos parecen raros, curiosos», añadiendo que «nos sorprende que estén nerviosos» después de que se hayan hecho públicos.