scorecardresearch

Agroseguro abonó más de 16 millones por daños en el viñedo

Jonatan López
-

La entidad aseguradora, que confirma que Cuenca es la provincia que más indemnizaciones acumula en el país, apunta que las pérdidas se dieron principalmente en la DANA de septiembre

Agroseguro abonó más de 16 millones por daños en el viñedo - Foto: J.C. Martínez

Cuenca es la provincia del país que más indemnizaciones por pérdidas en el viñedo acumuló en este año. Así se desprende de los datos que maneja la entidad aseguradora Agroseguro, que confirma que de los 83,5 millones de euros que se han abonado a lo largo de 2021 por distintas causas 16,6 millones corresponden a la provincia. Es decir, el 20 por ciento del total de los abonos se han pagado a productores conquenses. 

Agroseguro corrobora que esos 83,5 millones de euros es la mayor indemnización que ha pagado en sus 42 años de historia, la superficie total siniestrada asciende a 191.500 hectáreas y supone un 87 por ciento más de lo que se abonó en el 2020. 

Para contrastar la dimensión de las cuantiosas indemnizaciones que se han abonado en Cuenca solo basta decir que supera a comunidades muy perjudicadas por las inclemencias meteorológicas y dedicadas por completo al sector vitivinícola como La Rioja. En esta región se abonaron en este año 8,9 millones de euros por lo daños al viñedo. Castilla-La Mancha es también, de largo, la región que más ha sufrido las consecuencias de la meteorología. A los 16,6 millones que suma Cuenca se añaden los 8,7 de Ciudad Real, 7,2 de Albacete y los 5,6 de Toledo, que totalizarían 38,1 millones de euros –el 45,6% de las indemnizaciones nacionales–.

Las pérdidas en el viñedo de la provincia arrancaron a inicios del año con aquel temporal de la borrasca Filomena que ya había dejado ciertos viñedos de la provincia tocados por la nieve y las posteriores nevadas. Las tormentas de mayo y junio, unido a bajas temperaturas y pedriscos en ciertos puntos del sur de la provincia, también causaron daños severos, pero lo peor llegó cuando el verano se acababa y la vendimia estaba próxima a dar comienzo. Entre el 31 de agosto y el 1 de septiembre, la Depresión Aislada de Niveles Altos (DANA) provocó cuantiosos daños en numerosos municipios de la Mancha y Manchuela conquenses. Ya entonces Agroseguro contabilizó cerca de 10.000 hectáreas afectadas, de las que buena parte correspondían a viñedo. 

Las poblaciones más perjudicadas fueron Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Santa María de los Llanos o San Clemente, aunque la tormenta se cebó especialmente con los municipios de  Iniesta, Villagarcía del Llano y Villanueva de la Jara en la Manchuela. La inoportuna tormenta descargó unos días antes de que empezará a vendimiarse en la comarca.