scorecardresearch

El stock de vivienda en alquiler se reduce un 45%

Redacción
-

Si analizamos la variación desde antes del inicio de la pandemia, Cuenca lidera el ranking de pérdida de oferta con una caída del 72 por ciento.

El stock de vivienda en alquiler se reduce un 45% - Foto: Reyes Martinez

La paulatina vuelta a la normalidad tras la pandemia ha traído consigo la desaparición de la sobreoferta que se generó durante los meses más duros del confinamiento, ya que el stock disponible de viviendas en alquiler que hubo en el mercado durante el último trimestre de 2021 fue un 34% más bajo que en el mismo periodo de 2020, según un estudio publicado por idealista, el principal marketplace inmobiliario del sur de Europa. Al compararlo con los datos de antes de la pandemia (cuarto trimestre de 2019) la oferta se ha reducido un 5%

La mayoría de capitales de provincia españolas tiene ahora menos viviendas en alquiler de las que había hace un año. La reducción es del 70% en Girona y supera el 50% en Barcelona (-57%) y Cádiz (-52%). Les siguen las caídas de Valencia (-49%), Málaga (-48%), Sevilla (-47%), Cuenca (-45%), Albacete y Madrid (-43% en ambos casos). Con caídas superiores al 40% se sitúan Granada y Murcia (-41%).

Palencia, por el contrario, es la ciudad en la que más ha crecido este stock (65%), seguido por Teruel (38%), Melilla (26%), Huesca (24%), Valladolid (13%), Soria (12%), Zamora (8%), Oviedo (7%), Badajoz (6%), Ourense (3%) y Segovia (1%). En Ceuta y León la oferta se ha conseguido mantener estable.

Si analizamos la variación desde antes del inicio de la pandemia, Cuenca lidera el ranking de pérdida de oferta con una caída del 72%. Le siguen Girona (-60%), Ceuta (-43%), Lleida (-31%), Vitoria (-29%) y Zaragoza (-24%). La caída en 2021 en Barcelona ha sido del 22%, mientras que en Madrid se ha situado en el -1%. La mayor subida, en cambio, se ha dado en Teruel (74%), Palencia (67%) y Valladolid (46%).

A nivel provincial la situación ha sido similar en el último año. El mayor descenso es el sufrido en la provincia de Barcelona, donde el stock de alquileres ha caído un 52%. Le siguen los descensos de Girona (-43%), Baleares (-41%), Sevilla (-40%), Valencia y Madrid (-39% en ambas provincias). Las mayores subidas se han dado en Palencia (58%), Valladolid (17%) y Zamora (13%).

El ranking de las caídas desde antes del inicio de la pandemia lo lideran las provincias de Cuenca (-38%), Girona (-37%), Álava (-28%), Lleida (-27%) y Zaragoza (-25%). En Barcelona el descenso desde el escenario prepandémico es del 22%, mientras que en Madrid se queda en el -2%. Palencia ha vivido la mayor subida (49%), seguida por Valladolid (48%) y Córdoba (29%).