El Valle del Cabriel solicita que Las Chorreras de Enguídanos sean Monumento Natural

J. López
-

La nueva Junta Directiva de la asociación de municipios de la ribera retoma los trámites para obtener el reconocimiento y posicionar la zona como destino turístico de primer nivel

Bañistas en una de las pozas del paraje de Las Chorreras de Enguídanos. - Foto: j.n.v.

La nueva Junta Directiva de la Asociación de Municipios de la Ribera del Cabriel espera la resolución de la Consejería de Agricultura para que el paraje de Las Chorreras de Enguídanos sea declarado Monumento Natural. Sergio de Fez, alcalde de la localidad y nuevo presidente del colectivo desde mediados de octubre se dirigió recientemente a la Junta de Comunidades para solicitar tal declaración. 
«Hemos vuelto a ponerlo en conocimiento de la Dirección General de Agricultura y Medio Ambiente», expuso De Fez, que explicó que técnicos de la Junta ya han hecho visitas al paraje. La viabilidad del proyecto está en la actualidad en estudio, para analizar las características del lugar, cómo se gestionaría y qué figura se usaría para su protección, con el fin de no perjudicar al turismo de la zona, a las actividades y a la agricultura. «Queremos darle el valor que tiene pero de una forma inteligente y sostenible», indicó el presidente del colectivo, que abogó por consensuar las acciones que se lleven a cabo con los habitantes y las empresas turísticas. 
 
Promoción. La nueva junta directiva de los municipios integrantes (Enguídanos, La Pesquera, Mira, Víllora, Minglanilla, Villalpardo e Iniesta) quieren «posicionar» el Valle del Cabriel como destino turístico. Para ello, se pretende promocionar los atractivos naturales, culturales y patrimoniales de una forma coordinada y «que se ofrezca un turismo de calidad al visitante». Es decir, «queremos que nos conozcan. Tenemos que darle una promoción turística porque creemos que la tiene».
De Fez aseguró que los municipios del Valle del Cabriel «son diferentes y a la vez comparten muchas cosas». Cada uno de las poblaciones integrantes del colectivo «tiene cosas que ofrecer», caso de Las Chorreras de Enguídanos, las Hoces del Cabriel de Minglanilla o la Ermita de la Consolación en Iniesta, entre otros atractivos.
Esta nueva promoción pasa porque «la gente conozca las zonas y no solamente haga una visita concreta a un lugar, sino que se desplace por el Valle del río Cabriel, ofreciendo un complemento turístico mejor».
El colectivo solicitará el apoyo de las administraciones públicas para coordinar la promoción. Se trataría de estar presente en el desarrollo turístico que impulse la Diputación Provincial y la Junta de Comunidades, a través de ferias de turismo como es el caso de Fitur, para promocionar conjuntamente este destino.
Asimismo, el nuevo presidente subrayó que el colectivo pretende crear una gran zona turística, con unas similitudes estructurales a comarcas como el Valle del Jerte. «Hay que fijarse en otros destinos que lo han hecho bien. Son zonas que han atraído al turismo», dijo el alcalde de Enguídanos, que recordó que el Ayuntamiento lleva varios años apostando por el turismo rural y el municipio «está preparado para continuar y mejorar». En ese sentido reconoció la labor de los vecinos y empresarios del turismo rural porque «sabemos que es una gran apuesta». Además, la llegada de un mayor número de visitantes ayudará a «generar riqueza en la economía y asentar población».
Para el nuevo presidente de la asociación ribereña, el objetivo no sólo es que lleguen turistas sino que «las estancias sean más largas y la calidad del turismo sea mejor». Es la oportunidad, según expresó la junta directiva, para que la zona despegue definitivamente. «No hay que hacer grandes inversiones, pero creemos que ya estamos preparados para conseguir, de una vez por todas, que el Valle del Cabriel sea un turismo de interior de calidad».
 
El proyecto de la Reserva de la Biosfera. El proyecto de Reserva de la Biosfera supondría un impulso definitivo para numerosos pueblos de Cuenca, Albacete, Teruel y Valencia. La asociación que preside De Fez también quiere retomar el proyecto con las administraciones de Aragón y la Comunidad Valenciana y con el resto de poblaciones implicadas. En ese sentido, el representante de los municipios ribereños conquenses desveló que la fase de preparación y documentación «ya está terminada. Únicamente tenemos que volver a contactar con las administraciones autonómicas para que lo conozcan y lo apoyen». De esta manera, a finales de 2016 se presentaría el estudio a la Unesco, según explicó. «Tenemos que trabajar durante todo el año que viene para que eso sea así», explica De Fez.
Y es que el proyecto de declaración supondría un espaldarazo definitivo para las diferentes comarcas. «Nos veríamos ayudados por esta marca de calidad medio ambiental», dice, y subraya que «nosotros somos el núcleo del Valle del Cabriel», pero hay que recordar que «es mucho más y tiene muchas posibilidades». Aunque los municipios ribereños esperan en un futuro que la Unesco otorgue la denominación de Reserva de la Biosfera, De Fez afirma que seguirán trabajando para revitalizar la comarca conquense.