scorecardresearch

El PSOE pide a Prieto que "no intente confundir" a la gente

Redacción
-

Los socialistas reclaman que el arreglo de carreteras sin mirar colores políticos pone de manifiesto que "no somos iguales"

El PSOE pide a Prieto que "no intente confundir" a la gente - Foto: PSOE Cuenca

El PSOE de Cuenca está convencido que los ciudadanos están dándose cuenta del cambio de rumbo que ha tomado la política de la Diputación de Cuenca con el presidente, Álvaro Martínez Chana, a la cabeza y que tuvo su máxima expresión este jueves cuando se inauguró el arreglo de la carretera que une Villarejo de Fuentes y Fuentelespino de Haro, municipio donde es alcalde el presidente del PP Benjamín Prieto.

Los socialistas han pedido a Prieto que "no intente confundir a la ciudadanía en sus redes sociales" diciendo que este dinero había sido presupuestado en su legislatura y criticando el estado de las carreteras de la Red Provincial en la que está siendo la legislatura más inversora de la historia. Desde el PSOE han recordado que invertir requiere trabajo y planificación, algo que no se dio en los ocho años del PP en la Diputación, tal y como se demuestra que hasta el año 2018 sólo habían invertido 100.000 euros en carreteras. De hecho, en ese mismo presupuesto había una partida de 2,35 millones que no ejecutaron hasta final de año para la redacción de proyectos "porque les entraron las prisas electoralistas ante la llegada de las elecciones de 2019".

El PSOE de Cuenca tiene claro que "hasta para ser electoralista hay que tener planificación", algo de lo que careció el señor Prieto en relación a la CUV-3321 que pasa por su pueblo, ya que el visado final del proyecto está fechado el 12 de junio de 2019, es decir, quince días después de haber perdido las elecciones. Esto demuestra que, después de dos legislaturas al frente de la Diputación de Cuenca termina el proyecto de "una obra tan necesaria", tal y como él mismo dice en sus redes sociales, en el tiempo de descuento de su legislatura.

Este un ejemplo, a juicio del PSOE de Cuenca, de la nefasta gestión que hizo Benjamín Prieto en la Diputación de Cuenca durante ocho años, ejecutando las partidas presupuestarias "tarde, mal y nunca". Este descontrol sucedió con una obra que afectaba directamente a los vecinos y vecinas de su municipio, sin embargo estos problemas no sucedían en municipios gobernados por el PSOE porque a estos pueblos, y a los vecinos que vivían en ellos, no les daba "ni agua".

En contraposición a esta forma de actuar sectaria y discriminatoria, el equipo de Gobierno de Álvaro Martínez Chana está sacando adelante planes que se están ejecutando en todos y cada uno de los municipios conquenses como el Plan Especial de Caminos o el Plan de Instalaciones Deportivas, además, con una importante capacidad de trabajo y planificación porque en sólo tres años se han redactado y están ejecutándose muchos proyectos en inversiones provinciales de todo tipo, atendiendo a todas las necesidades que ha acumulado la provincia durante los ocho años del gobierno del PP.

Esta forma de actuar también es atribuible al Gobierno de García-Page que ha abierto esta legislatura el colegio de Fuentelespino de Haro, que va a abrir el colegio de Villaescusa de Haro si cumple con las condiciones y que también está arreglando una vía que pasa por este municipio gobernado por Cayetano Solana, otro de los voceros que se dedican a utilizar las redes sociales para criticar todo lo que hace el PSOE.

Las diferencias son palpables en todos los ámbitos mientras que Benjamín Prieto compró un convento a un edil del PP de Huete e invertía 600.000 euros en tres castillos privados; el Gobierno socialista en la Junta y la Diputación de Cuenca van a invertir 1,4 millones de euros en 125 consultorios médicos para mejorar la sanidad en los municipios más pequeños. En este punto han querido recordar que dos municipios populares como Villalpardo y Ledaña se llevan el 20 por ciento de todo el presupuesto, algo que demuestra a las claras que se llevan a cabo los planes sin mirar signos políticos, de hecho, los socialistas han ironizado diciendo que "ojalá hubiésemos sufrido este sectarismo durante los gobiernos de Prieto y Cospedal".