scorecardresearch

Rescate del archivo ducal a un grabado de 'La Hermosona'

R.L.C.
-

Antonio Escamilla Cid dona al Ayuntamiento de Tarancón una ilustración del siglo XVIII de la Virgen de Riánsares y una poesía con motivo de la celebración del primer centenario de la ciudad. La donación se ha hecho pública en plenas fiestas.

Raúl Añover, concejal de Cultura, muestra a ‘La Tribuna’ el grabado donado por el montalbeño Antonio Escamilla Cid. - Foto: R.L.C.

El Ministerio de Cultura adquirió en 1999 todos los documentos del archivo de los Duques de Riánsares, la reina María Cristina y Fernando Muñoz, para el Archivo Histórico Nacional. Gracias a una nueva donación del coleccionista montalbeño Antonio Escamilla Cid, el Ayuntamiento de Tarancón ha recuperado un grabado en color del siglo XVIII de la Virgen de Riánsares y una poesía dedicada también a la patrona de la ciudad.

«Mi buena relación con el librero anticuario José Antonio García Priego, que entre sus fondos tenía el archivo de los duques, me permitió adquirir estas dos pequeñas joyas, que solo podían trasladarse al único lugar donde serían mejor valoradas, custodiadas y merecidas, Tarancón», declara a La Tribuna Escamilla, que ha realizado este regalo al pueblo taranconero coincidiendo con la celebración en este 2021 de la declaración hace cien años de ciudad a la noble villa. 

En el grabado está representada la imagen de la patrona, bajo un arco en el que aparece el escudo de Tarancón y sobre peana, ricamente adornada y vestida con manto azul celeste. Debajo del conjunto arquitectónico de la ilustración aparece una inscripción referente al obispo de Cuenca entonces (de 1721 a 1733), Juan de Lancaster y Norona, por la que concede «40 días de indulgencias a todos los que rezasen un Ave María delante de esta santa imagen aplicada por su intención. Hay además concedidos 120 por otros ilustrísimos prelados a los que rezaren una salve o Ave María a esta santa imagen». 

En cuanto a la poesía, está escrita en octavilla y, según las investigaciones del historiador Marino Poves, hijo adoptivo de Tarancón, es un romance escrito por Juan Belinchón, vecino de esta villa conquense, que al parecer realizó entre 1763 y 1764. Así lo expone el bibliófilo conquense, que ya ha donado a Tarancón otros documentos y objetos valiosos, de diferentes personajes ilustres, como Melchor Cano, Luisa Sigea o la familia Rius, en numerosas ocasiones. «El pueblo de Tarancón le vamos a estar eternamente agradecidos», afirma el concejal de Cultura, Raúl Añover, en plenas fiestas patronales, que es cuando se ha hecho pública esta donación al aparecer un artículo referido a ella en la publicación oficial que con motivo de la Semana Grande taranconera edita el Ayuntamiento. 

difusión. «Siempre intentamos darlo a conocer al pueblo, con una exposición con sus donaciones, catalogando las obras, en este caso en el programa de fiestas, que a pesar de haber menos actos no ha perdido en calidad ni en cantidad», concreta Añover. Y así se seguirá haciendo, pues la intención de Antonio Escamilla es continuar realizando donaciones allí donde son valoradas, como es el caso de Tarancón.  Tanto el grabado como la poesía ya forman parte de los fondos del museo de Casa Parada.

Actos en el Día de la Virgen

Hoy, 8 de septiembre, festividad de la Virgen de Riánsares, es el Día Grande de las fiestas, que aunque marcadas por la pandemia, permitirán a vecinos y visitantes cumplir con algunas de las tradiciones más arraigadas. A las once es la misa mayor en la iglesia de la Asunción, después se inaugurará la exposición Arte Tarancón: Emiliano Lozano Pozuelo en Casa Parada, y a las ocho y media la procesión en carroza con la imagen de La Hermosona, que no se realiza desde 2019. A las once de la noche, espectáculo flamenco en el campo de fútbol San Isidro. El recinto ferial estará abierto desde las ocho de la tarde hasta las tres de la madrugada.