scorecardresearch

Un nuevo supermercado creará 50 nuevos puestos de trabajo

Leo Cortijo
-

La compañía Sermaco, que ya trabaja en la adecuación de una nave del polígono Cuberg para su instalación en la ciudad, pretende abrir sus puertas al público el próximo mes de junio, tal y como avanza Dolz en 'La Tribuna'

El nuevo supermercado se instalará en la nave que en su momento albergó la discoteca ‘Noctrópolis’. - Foto: Lola Pineda

El año arranca con buenas noticias en materia económica para Cuenca. La ciudad se prepara para acoger en los próximos meses a una nueva empresa que trae bajo el brazo cincuenta puestos de trabajo directos. Tal y como avanza en primicia Darío Dolz en La Tribuna, Sermaco, un gran supermercado, ya trabaja en su implantación en Cuenca. Una llegada «muy importante» que ahonda en la línea en la que trabaja el equipo de Gobierno municipal en colaboración con otras administraciones para la atracción de tejido empresarial. «Es muy positivo que las empresas empiecen a fijarse en Cuenca porque eso supone un efecto llamada», comenta el alcalde.

Esta compañía mostró su interés por instalarse en Cuenca el pasado mes de octubre. Junto con un equipo de técnicos del Ayuntamiento estuvieron buscando ubicaciones en la ciudad que pudieran resultarles oportunas y la encontraron en el polígono Cuberg. En concreto en la nave que en un principio utilizó la discoteca Noctrópolis y que después ha sido utilizada como sala de fiestas.

Los trámites administrativos se han ido sucediendo de forma ágil, y es que antes de que terminase el pasado año ya se le otorgó a la compañía la licencia de demolición interior del inmueble para adecuarlo a las necesidades que implica un establecimiento de este tipo. Sin ir más lejos, en este momento se acometen esos trabajos de derribo para «concatenarlos» sin solución de continuidad con las obras de construcción, tal y como pidió la empresa. Para ello el Ayuntamiento se ha «comprometido» con la mercantil a que la licencia pertinente llegue antes de que finalice este mes. Según explica Dolz, Sermaco se ha fijado como «fecha tope» para la apertura el primer semestre de año. El objetivo es que este supermercado esté abierto al público «a primeros del mes de junio».

El regidor destaca que el proceso de implantación está transcurriendo «relativamente rápido», y es que definieron una hoja de ruta para darle la «celeridad» necesaria con el deseo de que el barco llegase a buen puerto. Un buen hacer que Dolz espera convertir en la «dinámica habitual» a la hora de ser «prácticos» cuando cualquier empresa quiera instalarse en Cuenca. «Seguimos trabajando en este sentido» –argumenta–, y es que todavía no se puede avanzar la llegada de más compañías con las que se mantienen conversaciones porque la filosofía del alcalde es no comunicarlo «hasta que no están en un estado de definición muy avanzado, como sí ocurre en este caso, que ya es una realidad».

Dolz destaca a La Tribuna que, según le han transmitido desde la dirección de Sermaco, entre el medio centenar de puestos de trabajo de nueva creación habrá una «especial incidencia en relación al lineal de carnicería». De hecho, en torno a la mitad de los empleos totales se destinarían a este apartado. El resto se generaría en los empleos propios de un supermercado, como repositores, servicios de limpieza, personal de tienda o cajeras, por ejemplo.

La de Sermaco es la «segunda gran llegada» de una empresa a la ciudad tras la de Lignum Tech hace unos meses. En lo que se refiere a esta filial de Vía Agora, que pone sobre la mesa la creación de 60 empleos, el regidor señala que ha sufrido algunas «demoras» en cuanto al desembarco de la maquinaria necesaria para empezar a trabajar, que procede de Alemania, pero que tal y como le comentó en una reunión el máximo responsable de la compañía, Juan Antonio Gómez-Pintado, tienen la intención de rendir «a plena producción» en septiembre.

Dos pájaros de un tiro. Además de atraer una nueva empresa, con este movimiento se mata otro pájaro con el mismo tiro. Tal y como subraya Dolz, con el desembarco de Sermaco en este local se pone coto a cualquier posibilidad de que albergue una actividad de ocio nocturno, tal y como ha ocurrido durante los últimos años. De hecho, en los últimos meses y, especialmente en la campaña de verano, los vecinos de la zona manifestaron su malestar ante las molestias generadas por el exceso de ruido y el alto tránsito de vehículos en relación al negocio que operaba en el establecimiento. «Estas navidades ya no ha habido ninguna actividad de ocio en ese inmueble y no la va a haber ya de cara a futuro», sentencia Dolz.