scorecardresearch

«La mayoría de mis novelas incluyen dosis de suspense»

V.M.
-

La escritora conquense Marta Luján (Cuenca, 1970) presentaba recientemente en la Biblioteca Pública del Estado su nueva obra, 'La maestra de las flores', finalista del VIII Premio de Novela Romántica 'Kiwi RA'

La escritora Marta Luján, que firma con el pseudónimo de Christine Cross, con un ejemplar de su última novela. - Foto: Reyes Martínez

La escritora conquense Marta Luján presentaba recientemente en la Biblioteca Pública del Estado Fermín Caballero su nueva obra,  La maestra de las flores, finalista del VIII Premio Novela Romántica 'Kiwi RA'. La autora, que estuvo acompañada en el acto por la también escritora Julia de la Fuente, comentó poco antes a La Tribuna algunos aspectos de la misma.

Tengo entendido que su vocación literaria comenzó a muy corta edad, ¿es así? 

Sí, escribo desde niña, porque me gustaba mucho leer libros de aventuras y solía escribir cuentos y narraciones en el colegio que, por lo general, solían gustar, además a mi padre le encantaba escribir y a veces me animaba a ello. Gané algunos concursos de relatos y fue en 2015 cuando comencé a tomármelo más en serio, tras publicar la trilogía de fantasía épica Argmenon, además al año siguiente también fui finalista en el Premio Tristana de Novela Fantástica, que convoca el Ayuntamiento de Santander, con El ladrón de reflejos.

¿Cómo se gestó y cuándo salió publicada La maestra de las flores?

Salió publicada el 1 de enero de 2021 y es una novela que va narrándose en dos tiempos distintos, con una trama que los une, y donde mezclo tres géneros: romance, suspense y narración histórica. 

 Es también la historia de una venganza que se gesta a través de los siglos y gira en torno a la idea de que dos almas puedan reencontrarse a través del tiempo… ¿podría detallarnos el argumento?

Bien, la narración comienza en Kensington allá por el año 1818, cuando esa localidad era una aldea de Londres, es allí donde la joven Abigail encuentra el cadáver de la persona de la que estaba enamorada, muerta en un incendio provocado, por lo que jura vengarse de aquel a quien considera el causante: Richard, el hermanastro del vizconde Deighton. Para ello recurrirá a su abuela, maestra de las flores -una especie de herborista-, y ésta le hará un medallón con el que podrá vivir hasta que complete su venganza, que parece posible dos siglos después; sin embargo, la propia abuela le había advertido que la magia tenía un precio y que aunque volviera a encontrar a esas personas ya no serían las mismas, porque las circunstancias y el tiempo cambia a los seres humanos. Es entonces cuando se plantea qué hacer y va descubriendo la verdad, a la que el lector se anticipa, porque puede ir leyendo lo que sucedió 200 años atrás.

¿Cómo enlaza esos dos períodos?

Por medio de cartas que la abuela le deja escritas a la protagonista, que como te decía van descubriendo qué fue lo que sucedió realmente. La obra es una reflexión también sobre el paso del tiempo y una advertencia de que no podemos juzgar a las personas sin conocer todo lo que les rodea, porque a veces éstas pueden cambiar si sus circunstancias también lo hacen.

¿Ese carácter fantástico diferencia en buena medida la novela de su anterior producción?

Sí, porque la práctica totalidad de mis anteriores novelas son romances históricos, exceptuando la anterior. Esta es la que más tientes tiene de fantasía y he querido mezclar, como te decía, los géneros. Está narrada en tercera persona, porque me permite ser más subjetiva e introducir puntos de vista diferentes y la narración se entremezcla con descripciones y muchos diálogos.

¿Incluye también muchos giros narrativos?

Claro, intento introducir algunos para dejar al lector un poco en suspense, me gusta generalmente hacerlo, porque soy una admiradora de Agatha Christie y la mayor parte de mis novelas, aunque sean romances históricos, siempre incluyen buenas dosis de suspense.

¿Además de la gran novelista británica tiene otras influencias que le hayan marcado?

En el género fantástico me encanta Tolkien y su trilogía de El señor de las anillos, también me gusta Laura Gallego, una de mis escritoras favoritas, y autoras clásicas inglesas como pueden ser Charlotte Brontë o Jane Austin, además de otras  más recientes, como la estadounidense Lisa Kleypas.

El hecho de haber sido finalista en dos certámenes importantes, ¿le anima a centrarse de lleno en su faceta como escritora?

Claro, es mi idea, porque tengo vocación de escritora  y me gustaría también desarrollar algunos relatos más de fantasía, algo que tengo en mente. Actualmente compagino esta faceta con mi trabajo como correctora de textos, algo que de alguna manera entraría dentro del mismo terreno.

¿Algún proyecto nuevo en el que esté inmersa?

Pues de hecho acabo de terminar otra novela que saldrá publicada en febrero, forma parte de una serie anterior sobre una saga, La familia Marston, donde me centro en la historia de los padres, porque los lectores me pidieron en las redes sociales que les narrase la historia de éstos. También estoy sumergida en una novela fantástica ambientada en el Japón feudal, ya que me apasionan las culturas antiguas y tenía ganas de  embarcarme en una historia así.