scorecardresearch

Cruz Roja atiende la llegada de 40 ucranianos

Redacción
-

La Organización Humanitaria habilita en Cuenca un recurso de alojamiento de emergencia en apoyo al dispositivo que Cruz Roja Española tiene operativo en nuestro país desde el inicio de la escala del conflicto en Ucrania

Cruz Roja atiende la llegada de cuarenta personas ucranianas - Foto: Cruz Roja Cuenca

Cruz Roja habilita en Cuenca un dispositivo de emergencia para dar apoyo a los recursos puestos en marcha por la Organización en nuestro país, en colaboración con la Secretaría de Estado de Migraciones, en respuesta a la crisis en Ucrania y operativos desde el inicio de la escala del conflicto.

El dispositivo consiste en un servicio de primera acogida extraordinaria que contempla, entre otras cosas, el alojamiento y manutención para estas personas, siempre que no tengan medios económicos para subsistir por ellas misma.

El recurso se ha habilitado para cuarenta personas ucranianas que llegaron el pasado martes, 22 de marzo, por la noche. A su llegada fueron atendidos por catorce personas de Cruz Roja que facilitaron el acomodo de las y los refugiados en nuestra ciudad.

Estas personas han sido alojadas en un hotel de la ciudad, tal y como establece el protocolo de actuación en situaciones de emergencia, como la que nos ocupa, con personas que no cuentan con recursos económicos suficientes o con una red de apoyo en España, e, igualmente, se les ha dotado de mascarillas, gel hidroalcohólico, y de la información necesaria -traducida al ucraniano por personas voluntarias- para manejarse en dicho alojamiento.

Una vez instalados, la organización ha activado su protocolo de actuación y el miércoles, por la mañana, se procedió a informarles sobre los procedimientos a seguir para su regularización, al tiempo que personas voluntarias ya les están acompañando a realizar gestiones, al igual que ya se viene haciendo con las personas ucranianas que han sido acogidas en la provincia por conocidos o familiares desde el comienzo de la crisis.

Ayer jueves, se abrió una ludoteca para que los más pequeños acusen en menor medida la situación que están viviendo en la que una decena de voluntarios de Cruz Roja Juventud organizan juegos con niños de diferentes edades.

Por último, Cruz Roja pondrá en marcha los talleres para el aprendizaje de castellano, a principios de la semana que viene, en el ánimo de facilitar su integración, y que se impartirán tanto al grupo de personas que acaban de llegar, incluidos los menores, como a las personas ucranianas que ya se viene atendiendo y que han sido acogidos por familiares y conocidos.

El grupo de cuarenta personas se compone principalmente de mujeres, niños y adolescentes, contando también con algunas personas mayores y estarán alojados en la ciudad hasta que, en el marco del programa citado, se les asigne plaza en un dispositivo de primera acogida o acogida temporal.

La recepción del pasado martes se realizó contando con el apoyo de once personas voluntarias que facilitación su acomodo y la traducción de las indicaciones pertinentes realizadas por parte de la Organización, y contó con la presencia de la coordinadora provincial, Marta del Pozo, el secretario provincial, Alejandro García, y el presidente local de Cruz Roja en Cuenca, José Ángel Palacios.

En ese sentido, añadir que hasta la fecha unas veinticinco personas voluntarias apoyan la labor que se viene realizando Cruz Roja, desde el primer minuto, contribuyendo a ayudar a la población de Ucrania que llega nuestra provincia a construir un nuevo futuro colaborando en labores de traducción, acampamiento y apoyo logístico, habiendo mostrado disponibilidad e interés en prestar apoyo como voluntarios y voluntarias un total de 60 personas en toda la provincia y que en los próximos días irán asumiendo tareas en la impartición de clases de castellano y/o la puesta en marcha de talleres de ocio con los más pequeños.

Mayor movimiento de personas desde la Segunda Guerra Mundial

Nos encontramos ante el mayor movimiento de personas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, en el que ya se han contabilizado más de 3 millones de personas que han abandonado su país de origen.

Cruz Roja ha atendido en España a casi 15.000 personas provenientes de los países afectados (67% mujeres) en los dispositivos de atención que tiene desplegados en Asturias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Madrid, gracias a 639 personas voluntarias.

En Castilla-La Mancha, región donde Cruz Roja da respuesta en una segunda fase, siendo Accem la entidad que realiza la primera acogida, la Organización ha atendido, hasta el momento, a un total de 250 personas ucranianas que han llegado a nuestra comunidad porque cuentan con conocidos y/o familiares que les están acogiendo en sus hogares, de las que 114 personas han sido atendidas en la provincia de Cuenca. Y, por otro lado, un total de 100 personas en recurso de alojamiento de emergencia en apoyo a Cruz Roja en la Comunidad de Madrid en las provincias de Guadalajara, Ciudad Real y Cuenca.

En el marco del sistema de acogida e integración de la Secretaría de Estado de Migraciones, se han acogido en recursos de Cruz Roja a 11.005 personas, y ya son más de 201 personas las que han solicitado el servicio de Restablecimiento del Contacto Familiar.

Además, a través de las redes sociales y el teléfono se han atendido más de 7.148 demandas, y mediante el área de Socorros se han realizado 3.369 movilizaciones de personas desde las zonas de llegada hasta sus alojamientos temporales.

En cuanto a la atención de los niños y niñas, los Equipos de Sensibilización e Información ante Emergencias (ESIE) de Cruz Roja Juventud han acompañado a 2.663 menores.

Desde Cruz Roja Española ya se han enviado a Ucrania, en colaboración con la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, 16.000 toldos aislantes plásticos, más de 5.100 kits de cocina y cerca de 10.000 mantas. Además, se han desplegado 7 personas como delegadas españolas a las zonas afectadas (Polonia, Hungría y Ucrania).

En colaboración con la Cruz Roja Danesa, también se han aportado más de 1.500 paquetes de alimentos, más de 335 kits de higiene, más de 700 sacos de dormir y 400 kits de alojamiento, asistencia que se da en paralelo al bienestar emocional y la cobertura de necesidades básicas que se detectan entre la población.