scorecardresearch

Los contratos en el campo bajan un 7 por ciento

Redacción
-

El sector agropecuario de la provincia registró 10.508 firmas entre los meses de enero y junio con lo que se sitúa en tercer lugar en Castilla-La Mancha superado por Toledo y Albacete

Imagen reciente de la campaña de la recogida del ajo en la provincia - Foto: Reyes Martínez

La provincia de Cuenca registró 10.508 contratos en agricultura en el primer semestre, lo que supone un siete por ciento menos que en el mismo periodo de 2021. Así lo señala el estudio acerca de la situación del mercado laboral en el sector agropecuario realizado por Randstad Research, que sitúa a Albacete muy por delante del resto de provincias castellano-manchegas con 27.493 contratos, seguida por Ciudad Real (16.575), Cuenca (10.508), Toledo (6.709) y Guadalajara (1.610).

El estudio de Randstad sobre la contratación en el sector primario destaca que en Castilla-La Mancha se firmaron 62.895 contratos en agricultura durante el primer semestre del año, frente a los 72.798 registrados el año pasado, lo que se traduce en una caída del 13,6%, 0,9 puntos porcentuales más moderada que la media nacional (-14,5%). El volumen de contratos registrado en la comunidad supone el cinco por ciento del total que se han rubricado en España.

 Indefinidos. En el conjunto del país, la agricultura ha generado 1.248.638 contratos durante el primer semestre, de los cuales el 74,2% corresponden a contratos de duración determinada (926.790) y el 25,8%, a indefinidos (321.848). El volumen de este año es un 14,5% inferior al de los seis primeros meses de 2021, aunque los indefinidos se dispararon en el actual, multiplicándose aproximadamente por cinco. De hecho, en 2021, los contratos indefinidos apenas suponían el 4,3%, mientras que actualmente representan el 25,8%.

«Estas cifras señalan no solo la importancia del sector primario en nuestra economía, sino que también es una consecuencia de la entrada en vigor de la reforma laboral, ya que los contratos se han visto reducido por las nuevas fórmulas y por la dinámica de contratación indefinida»,asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.