scorecardresearch

Unidad ante la violencia machista

Redacción
-

Políticos y autoridades expresan su repulsa y condena por el crimen de una mujer en Nohales

Un agente de la Guardia Civil junto a la casa donde se produjeron los hechos - Foto: Reyes Martínez

El alcalde Cuenca, Darío Dolz, ha asegurado que este lunes es un "día triste" para la ciudad tras la muerte de una de sus vecinas, concretamente en la pedanía de Nohales, tras ser agredida con arma blanca por su expareja, hechos que ya han sido confirmados por la Guardia Civil como crimen por violencia de género. Dolz, en declaraciones a los medios, ha manifestado la "más enérgica condena" de todo el pleno conquense hacia estos hechos. "Todos los plenos guardamos un minuto de silencio en memoria de las víctimas y en esta ocasión le ha tocado a Cristina, una vecina", ha lamentado. El alcalde conquense ha insistido en la "repulsa y condena" de todo el pleno de la ciudad hacia esta muerte por violencia de género y ha deseado que no se tengan que vivir "momentos tan duros" como los que se están viviendo este lunes "en la ciudad de Cuenca ni en ninguna otra de España". 

La consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández ha condenado "rotundamente lo que cada vez está más claro que ha sido un asesinato machista, en la provincia de Cuenca, en nuestra tierra, en un pequeño municipio, en una pequeña pedanía que se ha visto azotada por este execrable y doloroso crimen machista, que no sólo acaba con la vida de una mujer, sino que deja además dos niños huérfanos de 9 y 14 años, con los que desde luego estamos absolutamente comprometidos y no vamos a dejar en soledad", ha afirmado la titular de Igualdad del Gobierno de Castilla-La Mancha. Blanca Fernández además de condenar este último crimen machista, ha pedido "unidad y rechazo firme al discurso negacionista que está empoderando a los maltratadores y debilitando a la víctimas", "unidad a toda la gente de bien española y castellano-manchega que no queremos ver ningún asesinato más; unidad porque no queremos ver más huérfanos y huérfanas, unidad porque aunque ahora se pongan de moda según qué discursos, hay que pensar siempre que la justicia y estar al lado de quien más sufre es lo que debemos hacer la sociedad en su conjunto". Además, la titular de Igualdad del Gobierno regional ha instado a "todas las instituciones, sociedad civil y ciudadanía a que muestren su mayor repulsa a estos asesinatos que son la punta del iceberg de una violencia que es mucho más amplia y que tiene muchas manifestaciones, pero estos asesinatos son la cara más dolorosa de este problema estructural gravísimo que tenemos en España y en el mundo", ha aseverado.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha llamado este lunes a la "absoluta unidad", tanto de "la sociedad" como de "las instituciones" contra la violencia de género tras el asesinato de un niño de 11 años a manos de su padre en Valencia y la investigación que se ha iniciado tras el asesinato de una mujer en Cuenca. "Se investiga como asesinato machista el de una mujer en Cuenca, solo horas después del presunto asesinato por violencia vicaria de un niño de 11 años", ha lamentado la responsable de Igualdad. "Necesitamos absoluta unidad de la sociedad y las instituciones para creer a las mujeres y no dejarlas nunca solas", ha señalado a través de su cuenta oficial de Twitter. La ministra ya se había referido al caso del niño a través de sus redes sociales y al hecho de que no se hubieran suspendido las visitas al padre, que estaba condenado por violencia de género hacia la madre. "Es violencia vicaria", explicó Montero, antes de indicar que en este caso "también hay responsabilidad institucional" y que, ahora hay que acompañar a la madre. También la delegada del Gobierno contra esta lacra, Victoria Rosell, ha explicado que "todavía se puede mejorar la legislación" vigente para reforzar la protección de los menores víctimas de violencia machista porque, a su juicio, la normativa actual "no está pensada para estos casos", sino para los niños que quedan huérfanos. En cuanto al caso de la mujer de Cuenca, que está investigando la Guardia Civil, el Ministerio de Igualdad ha señalado que se trata de una mujer de 46 y que, de confirmarse que se trata de un asesinato machista, el número de mujeres asesinadas por violencia de género en España ascendería a 9 en 2022 y a 1.135 desde 2003.

Por su parte, el presidente del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha mostrado su "total rechazo y repulsa" por el nuevo episodio de violencia machista ocurrido en Noheda y ha mostrado el compromiso del partido en la región para "seguir trabajando juntos para conseguir vencer esta lacra que es la violencia de género". De este modo ha reaccionado Núñez en el inicio de la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en la capital regional, para dar cuenta del congreso del PP celebrado este fin de semana en Sevilla, donde ha arrancado "lamentando profundamente el nuevo episodio de violencia machista". Así se ha referido Núñez a la muerte de una mujer en la pedanía de Nohales tras ser agredida con arma blanca, agresión por la que ha sido detenido un varón de 43 años de edad. Según ha confirmado la Guarida Civil la fallecida contaba con una orden de protección en vigor.