scorecardresearch

La provincia registra 3.737 parados menos que hace un año

V.M.
-

El desempleo trunca un primer trimestre de continuas subidas y baja en cerca de 200 personas respecto a marzo el mes pasado, mientras que la contratación indefinida ya supera el 48% en Cuenca

El sector servicios fue donde más descendió el desempleo en abril, con 120 parados menos. - Foto: Reyes Martínez

La provincia de Cuenca experimentó un descenso del paro en abril después de un trimestre continuado de subidas y confirma la senda de la recuperación del empleo. En este caso la bajada fue de 183 personas respecto a marzo, lo que representa un -1,66%, aunque el dato de la variación relativa anual confirma un notable descenso del paro en Cuenca, un 25,69% menos que en abril de 2021, lo que se traduce en 3.737 parados menos, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El descenso del paro se debe ante todo a la caída registrada en servicios, con 120 desempleados menos, agricultura, donde bajó en 83 y en el sector de la construcción, con 26 menos, mientras que subió en el colectivo sin empleo anterior, con 33 más, y en industria, donde se contabilizaron 13 parados más. El sector terciario acapara el 66,3% de la cifra total de parados en la provincia, ya que suma 7.175, seguido de agricultura, con 1.257, industria, con 1.029, y construcción, donde se llegan a contabilizar 731 desempleados.

La brecha de género se mantiene en abril, ya que el 60,3% de las personas en situación de desempleo continúan siendo mujeres, concretamente 6.527, mientras que el número de hombres es de 4.283. En lo que respecta a tramos de edad, cabe apuntar que un 7,5 por ciento de esos desempleados tenían menos de 25 años (811).

Asimismo, durante el pasado mes se llevaron a cabo un total de 5.650 contrataciones en la provincia conquense, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, aumentando de forma más que considerable los de carácter indefinido, que supusieron 2.719, es decir algo más del 48% (20 puntos porcentuales más que en marzo), mientras que los contratos temporales ascendieron a 2.931.

La fotografía laboral en la provincia continúa la tendencia positiva esbozada en la segunda mitad del pasado año, pese al paréntesis que supuso el primer trimestre de este 2022, donde se registraron pequeños repuntes al alza, lo que evidencia que el empleo ha logrado recuperarse del varapalo experimentado por la crisis sanitaria del COVID y se sitúa en niveles similares al año anterior a la pandemia.

Afiliaciones. En lo que a cifra de afiliaciones a la Seguridad Social se refiere al finalizar el mes de abril  el número ascendía a 79.293 en la provincia conquense, equivalente a una variación mensual positiva del 0,31 por ciento, con 247 afiliados más. Este incremento se produce tanto en el Régimen General que alcanza las 60.752 afiliaciones y crece en 217 (0,35%), como en los autónomos que aumentan en 29 (un 0,15% más), hasta llegar a los 18.540. 
Los datos son todavía más positivos si los comparamos con lo de abril de 2021, con 3.023 afiliados más que hace un año y un aumento del 3,96%, impulsado tanto por el Régimen General con 2.981 más (5,16%) y autónomos con 40 más (0,21%).
 nivel autonómico, el número de afiliados a la Seguridad Social alcanzó en abril los 744.832, lo que supone un aumento de 3.435 respecto a marzo (0,46%) y de cerca de 35.000 si lo comparamos con abril de 2021 (un 4,92 por ciento más).
En otro orden de cosas, los beneficiarios de prestaciones por desempleo en la provincia al finalizar marzo sumaban 6.832, de los que 3.074 reciben prestación contributiva, 3.366 subsidio de desempleo y 392 de renta activa por inserción. De éstos un total de 1.329 eran extranjeros, concretamente 832 proceden de países comunitarios (62,6 por ciento) y 497 de otros estados no pertenecientes a la Unión Europea. 
El gasto que suponen estas prestaciones ascendía a algo más de 6,2 millones de euros, de los 3,9 son prestaciones contributivas, 2,1 millones de subsidio y 191.000 euros de renta activa por reinserción, cifrándose la cuantía media de la prestación en 844 euros mensuales por cada beneficiario.