scorecardresearch

"El compromiso es transmitir San Mateo los 365 días del año"

José Luis Enríquez
-

El concejal de Festejos afronta con ilusión y mucha responsabilidad las fiestas de San Mateo

Mario Fernández, concejal de Festejos - Foto: Reyes Martínez

Apenas quedan unas horas para que arranquen las tradicionales fiestas de San Mateo, que este año llegan cargadas de novedades. Tras dos años sin vaquilla a causa de la pandemia, será una edición muy especial, en la que se estrena ordenanza municipal para regular el festejo de la vaquilla enmaromada y se apuesta por el respeto del medio ambiente, el patrimonio y el bienestar animal. Un gran equipo trabaja para que todo salga a la perfección y a la cabeza está el edil de Festejos, Mario Fernández (Cuenca, 1988), quien apura ya cada minuto a la espera del chupinazo. Tiene un profundo sentimiento mateo y asume la organización de las fiestas más importantes de la ciudad «con mucha responsabilidad e ilusión». 

¿Como afronta este San Mateo, el primero después de la pandemia?

Con la misma ilusión de los ciudadanos conquenses, con muchas ganas y con la responsabilidad que me toca asumir ilusionado pero también con precaución, invitando a todos los vecinos de Cuenca y ciudadanos que respeten la tradición de estas fiestas y que seamos responsables. Queremos que se respete el medio ambiente y el patrimonio. De hecho hemos creado la importante campaña San Mateo libre de plásticos para evitar un uso excesivo de plásticos.

¿Le preocupa la masiva presencia de gente que se espera este año, teniendo en cuenta que San Mateo arranca en sábado y se prevé que sea multitudinario?

Creo que sí, que va a ser uno de los más multitudinarios, por no decir el que más porque como hemos comprobado en otras fiestas tras la pandemia se nota. Una de las preocupaciones fundamentales de esta Corporación para este San Mateo ha sido reforzar la seguridad, respetando el medio ambiente y para ello hemos ampliado la vigilancia privada, hemos ampliado el número de aseos químicos. Además, se contará con un punto preventivo nocturno con sanitarios y bomberos en el barrio del Castillo y habrá un Punto Violeta contra las agresiones sexistas en los Arcos del Ayuntamiento.

¿Qué es lo más complicado desde el otro lado de la barrera a la hora de organizar estas fiestas?

Todo tiene su complejidad. Lo difícil es hacer todo a partes iguales porque todo lleva mucha responsabilidad. Todo lo haces con un poquito de miedo por la responsabilidad.

Una de las novedades de este año es la nueva ordenanza. ¿Era necesaria? ¿En qué se notará?

Es la primera ordenanza que se ha creado en San Mateo. Se ha hecho un trabajo muy importante en todos los aspectos con los técnicos y los agentes colaboradores de San Mateo. La ordenanza nos lleva a respetar el bienestar animal y ser partícipes de que cada vez hay que respetarlos más. Entre las medidas están la formación de maromeros, las cuadras, el patrimonio... Son modificaciones que entendemos que eran necesarias y que este equipo de Gobierno impulsó.

¿Le preocupan las noticias negativas de este verano relacionadas con encierros y festejos populares?

No. Somos conscientes del trato al animal y lo vamos a respetar. Por eso hemos creado la primera ordenanza de bienestar animal que incide en esta fiesta de San Mateo de Interés Turístico Singular y con las medidas a adoptar seguro que no tenemos problemas. Creemos que estas fiestas, como le sudece a la mayoría de los conquenses, y especialmente para mí, son las más importantes. Seguro que no hay problemas.

¿Que haya un día más de fiestas este año, cinco en total, supone redoblar esfuerzos?

Queríamos disfrutar de la vuelta a la normalidad de la mejor manera de SanMateo. Muchos años el día de San Mateo era festivo y este año, por diferentes motivos no lo es. Y por eso hemos creído que era importante comenzar un día antes.

Con un día más de fiesta un buen mensaje es transmitir moderación a los peñistas y no concentrarlo todo en el primer o segundo día...

Sí, así es. Tenemos muchos días para disfrutar y hay que ser conscientes de ello, que seamos responsables y que disfrutemos de forma saludable, respetando a la tradición del festejo y al bienestar animal.

¿La elección del pregonero es muy acertada, no?

Sí. Fernando [Herranz] lleva 21 años de delegado gubernativo y eso nos ha animado a que él sea el protagonista del primer día de fiestas.

En cuanto al cartel, resume muy bien la esencia de esta fiesta tradicional de Cuenca.

A mí, personalmente, me transmite mucho el cartel. Y no sólo el cartel. Tuve la oportunidad de escuchar a Julio Palencia [cartelista] antes de que el cartel se viera y me explicó lo que quería transmitir. Y me dice mucho. Ese cartel tienen muchas imágenes dentro de la imagen y la verdad es que se nos pone la carne de gallina nada más verlo.

¿Qué es lo que más le gusta de San Mateo?

San Mateo concentra muchas emociones. Ya el primer día ver el desfile de peñas, ver subir a todos los conquenses, en especial a la gente joven, es un momento muy llamativo. Luego ver a esa gente haciendo réplica, contestando a las voces del pregonero desde el balcón hacia la plaza creo que es otro momento apasionante. Como lo es escuchar, y especialmente para mí que soy un apasionado de San Mateo, el chupinazo. Creo que esos tres momentos son muy emotivos, como también lo es sentimentalmente el traslado del Pendón, que hay que ponerle su valor porque gracias a esa tradición estamos disfrutando de San Mateo.

Qué importante es recordar el origen de San Mateo, verdad?

Sí. No hay olvidar que en la ordenanza que aprobamos se puso en valor que estas fiestas se tienen que conservar y transmitir a los jóvenes.Que sepan qué son las fiestas y por qué se celebran. No sólo son cinco días. San Mateo lleva mucha historia detrás. El compromiso es transmitir estas fiestas los 365 días del año. Precisamente acabamos de publicar un video que transmite lo que son las fiestas.

A eso contribuye también Cuenca Histórica, que el pasado fin de semana fue un éxito.

Exacto. En la primera presentación en septiembre ya dije que para mí ya comenzaba San Mateo. San Mateo es eso. No sólo son cinco días. Tiene mucho trabajo detrás de muchas personas, de un gran equipo. Cuenca Histórica es parte de ella y lo hemos podido comprobar el pasado fin de semana con la cantidad de gente que se ha acercado a todas las actividades. Ha sido muy emocionante.

¿Ya podemos decir bien alto que Cuenca huele a vaca?

Sí, por supuesto. Cuenca huele a vaca. Si en Semana Santa decimos que huele a cera ahora estamos en un mes que huele a vaca y en el que nos vemos con amigos. San Mateo también nos hace juntarnos con amigos y recordar a muchos que no están.