scorecardresearch

La Edad Media estimula el aprendizaje de los Escolares

latribunadecuenca.es
-

Los maestros del CRA EL Quijote ponen en marcha una novedosa iniciativa para motivar a sus alumnos mediante distintas actividades relacionadas con la época medieval

Los alumnos de Primaria aprenden historia a través de varias actividades. - Foto: Celina Moya

El CRA El Quijote de Villares del Saz ha iniciado un proyecto para estimular el aprendizaje de los niños a través de la Edad Media. La idea surgió el pasado año a partir de una experiencia similar llevada a cabo en una de las cuatro secciones que componen este centro rural agrupado (La Almarcha, Cervera del Llano, Villar de Cañas y Villares del Saz). El proyecto se está realizando en las aulas con alumnos de Educación  Infantil y primer ciclo de Educación Primaria.
La respuesta de los alumnos ha sido tan buena que se ha tenido que ampliar la duración del proyecto hasta final de curso, y los profesores ya están pensando en otra iniciativa como ésta para el próximo curso.
 
Un nuevo mundo. Yolanda Chocano y Águeda Alarcón son dos profesoras del CRA El Quijote en Villares del Saz, que están aplicando el proyecto sobre la Edad Media en sus aulas. Yolanda con alumnos de primer ciclo de Educación Primaria, y Águeda con los tres cursos de Educación Infantil. Una trabaja más sobre el papel y la pizarra digital, la otra con talleres didácticos de todo tipo. El objetivo es el mismo: estimular la creatividad y motivación de sus alumnos a través del descubrimiento de un nuevo mundo.
«No es igual para un alumno resolver un problema normal que buscar la solución de otro que le hable de torres, caballeros y princesas, les llama mucho más la atención y eso es lo que buscamos» afirma Chocano. Despertar la atención en función de lo «que van demandando nuestros alumnos» porque una de las características de este proyecto es que está abierto y se puede ir ampliando a las necesidades de los alumnos. «Son ellos los que nos guían el camino», dice.
La iniciativa ha calado entre el profesorado de este centro y en el resto de cursos también se trabaja, en menor medida, con este proyecto. Asignaturas como música, inglés, educación física, religión o plástica están colaborando y han adaptado sus algunos de sus contenidos a la Edad Media.
Así que todos están implicados y esto se nota nada más pasar al colegio porque entramos directamente a un castillo medieval con torres, murallas, almenas, puente levadizo, pozo y  hasta una armadura para que los más valientes puedan «posar» con ella. 
 
Talleres creativos. En infantil el proyecto se aborda desde todos  los ámbitos, a través principalmente de talleres para despertar el interés de los niños. En motricidad fina, la profesora de Infantil dice que «prestan más atención haciendo una vidriera que una ficha de trazos, y el resultado es el mismo». Algunos de estos talleres son conjuntos y se realizan también con alumnos del primer ciclo de primaria. «Los niños funcionan muy bien en los talleres, aprenden a organizarse y a trabajar en gran grupo», dice Alarcón.
Además, el proyecto cuenta con una exposición de objetos, juguetes, libros y vestimentas en la que han colaborado las familias de los alumnos  y la biblioteca pública Alonso de la Fuente de Villares del Saz.