scorecardresearch

"La intuición y el instinto son las guías internas más poderosas"

María albilla (SPC)
-

Las personas somos infinitas. Tenemos una capacidad bárbara para tomar decisiones, para vivir de acuerdo a lo que cada uno necesita... pero las limitaciones que impone el entorno pueden ser incapacitantes. Es hora de romper y recuperar tu poder

«La intuición y el instinto son las guías internas más poderos - Foto: Carlos Ruiz B.k.

Rut Nieves es una experta en perseguir sueños. Trabajaba como arquitecto, pero abandonó su profesión para descubrir el verdadero potencial de las personas y ahora es arquitecta de las emociones. Tras una exitosa carrera editorial con sus anteriores libros, propone a sus lectores el camino para liberar la mente y el cuerpo en Recupera tu poder (Planeta). Para empezar esta ruta habrá que soltar creencias absurdas, mochilas demasiado cargadas y concentrarse en aspectos tan cotidianos como vitales como son la alimentación y la respiración. ¿Quién puede decir no a este viaje?

¿Cuáles son las creencias que considera que nos han ido limitando en nuestra vida?

Por ejemplo, creer que somos débiles, tontos o idiotas, que la vida es dura o injusta, que el mundo es un lugar peligroso, que ganar dinero es difícil o que no soy capaz de ganar dinero  por mí mismo. Creer que está mal que yo me priorice en mi vida, creer que es egoísta pensar en mi, atenderme y darme el tiempo que necesito. Creer que disfrutar es de vagos, pensar  que está mal, que es vergonzoso o está feo disfrutar del placer. Creer que no soy capaz de hacer  mis sueños realidad. Creer que no soy capaz de hacerme feliz. Creer que tengo que hacer  feliz a otros, que soy responsable de los sentimientos de los demás, pensar que está mal o está feo decir que no a lo que no queremos, etc.

¿Qué puede hacer por nosotros el hecho de dejarnos guiar por el instinto y la intuición?

Nuestra intuición y nuestro instinto son las dos guías internas más poderosas que la vida nos ofrece para poder vivir, satisfacer nuestras necesidades y hacer nuestros sueños realidad y llevar a cabo nuestros propósitos. Darnos el tiempo que necesitamos cada día para sentarnos y respirar profundamente y permitirnos sentir lo que necesitamos sentir en cada momento sin juzgarnos, simplemente como observadores de lo que sucede en nuestro interior nos abre las puertas a ser conscientes de nuestras necesidades y deseos, nos ayuda a escuchar nuestra sabiduría interior, nuestra intuición e instinto. 

Cuanto más desarrollamos nuestra capacidad para estar atentos a lo que nos dice nuestra intuición e instinto mejor veremos oportunidades que antes no veíamos y recibiremos los mensajes que necesitamos en cada momento. Aprender a escucharnos y hacernos caso, lo que nos dice nuestro interior nos puede brindar claridad, protección, seguridad, paz, satisfacción y felicidad.

¿Vivimos en un momento en el que es fácil descarrilar de nuestra propia vida? ¿Por qué?

Porque vivimos mucho más pendientes de los demás que de nosotros mismos. Nuestra atención casi siempre está en los demás y no nos damos los espacios que  necesitamos para escucharnos. Y a la hora de hacernos caso a veces nos cuesta porque nos da miedo que nos hagan daño si hacemos lo que realmente queremos o necesitamos.

A veces las mochilas que acarreamos son demasiado pesadas. ¿Cómo se puede soltar todo eso que nos lastra?

Tomando conciencia de todo lo que no es nuestro podemos empezar a soltarlo. Tomando conciencia de que cada persona es capaz de hacerse cargo de su vida y de sus sentimientos. Y permitiendo que cada uno se responsabilice de su felicidad y de sus sentimientos.

¿Dónde está el problema, por qué cree que no nos atrevemos a hacer lo que nos hace realmente felices? Esto es muy triste, en realidad...

Porque a veces creemos que si lo hacemos alguien puede enfadarse con nosotros, dejarnos de hablar, o hacernos daño psicológicamente. Otras veces tememos que alguien sufra si  hacemos lo que realmente queremos. Cuando en realidad no somos responsables de lo que sienten los demás. Somos responsables de lo que decimos y hacemos, pero no de como interpreta cada persona nuestras decisiones y acciones. El sufrimiento viene de la no aceptación de la libertad para que cada persona decida libremente en su vida.

Cómo se puede reconectar con nuestro cuerpo y hasta qué punto es importante hacerlo.

Principalmente con la respiración y con nuestra atención, y también con el contacto físico, con nuestra voz y nuestras palabras. Vivir conectados con nuestro cuerpo hace que nos sintamos mucho más seguros y tener más claridad.

¿Somos demasiado exigentes con nuestro cuerpo físico en plena tiranía de la imagen o, por el contrario, negligentes cuando dejamos de lado los hábitos de vida saludables?

Ambas tendencias están muy presentes en la sociedad de hoy en día.

Insisto en esto de la exigencia porque, ya sea con lo físico o no, me parece que aceptar las imposiciones sociales que nos bombardean es imposible, aunque nos presionemos con ello.  Quizá de ahí vengan la culpa, el sacrificio, resignación... ¿Qué hacemos con esto? ¿Cómo lo manejamos?

En Recupera tu poder doy claves muy concretas para desarmar y liberar la culpa y el sacrificio. Tanto la culpa como el sacrificio se generan porque hemos creído y asumido determinadas ideas que son muy dañinas. Cuando dejamos de creer y asumir estas ideas tóxicas y las sustituimos por otras más sanas que nos respeten, nos liberamos y dejamos de generar y de acumular culpa.

«Eres un ser poderoso», afirmas. ¿Hay a personas que les puede dar miedo tomar las riendas de ese poder? ¿Cómo pueden dar el paso necesario?

El primer paso es aprender a desarrollar la confianza en nosotros mismos y liberar la desconfianza que hemos ido acumulando. La desconfianza es aprendida y por tanto también se puede desaprender. Si alguien tiene miedo a tomar las riendas de su vida puede preguntarse: ¿por qué tengo miedo a tomar las riendas de mi vida? ¿qué temo que suceda si lo hago? 

Permitirnos ser honestos con nosotros mismos nos abre las puertas a las respuestas que realmente nos van a dar la claridad que necesitamos. Si alguien no se siente capaz de tomar las riendas de su vida, leer y hacer los ejercicios que comparto en este libro pueden ser una experiencia muy inspiradora y liberadora.

Respirar es esencial en ese proceso... ¿pero qué es la respiración consciente? ¿Nos puede dar alguna clave para practicarla?

Sentarnos y poner nuestra atención en el recorrido interior que realiza nuestra respiración. Tratar de llevar el aire hasta el suelo pélvico, sin forzarnos y permitirnos sentir todas las sensaciones físicas y emociones que afloren sin juzgarnos, como observadores.

¿Qué papel juega la alimentación para sanarnos?

La alimentación puede ayudarnos a sentirnos mejor y a que nuestro cuerpo funcione mejor. Cuando desarrollamos la capacidad de escuchar a nuestro cuerpo, descubrimos qué alimentos necesita nuestro organismo en cada momento y cuales necesitamos dejar de comer.

Y cuando no nos escuchamos y no le damos lo que necesita y le saturamos de lo que le daña, nos afecta emocional y físicamente. Porque dentro de nuestro cuerpo está todo conectado, pensamientos, emociones y materia.

A veces, sin darnos cuenta, comemos para anestesiar nuestras emociones, para no sentirlas. En este caso la comida nos desconecta de nuestro interior y de nuestro bienestar. ?Si queremos realmente estar sanos física, mental y emocionalmente es importante que aprendamos a escuchar nuestro cuerpo, a respetarle y a cuidarle en todos los sentidos, física, mental y emocionalmente. 

¿Y el amor? ¿Se puede vivir sin amor?

Los estudios y experimentos que se han hecho a lo largo de la historia muestran que no podemos vivir sin amor. Somos amor y amor es lo que todos deseamos y necesitamos para vivir.

ARCHIVADO EN: Alimentación, Libros