scorecardresearch

Las torrijas se ponen por las nubes

Agencias
-

El dulce más tradicional de estos días alcanza unos costes nunca antes vistos debido al encarecimiento de sus materias primas y a la escasez del aceite de girasol

Las torrijas se ponen por las nubes - Foto: Alberto Ortega Europa Press

Es el dulce estrella de la Semana Santa. Tanto, que sin su presencia en la mesa esta época de fervorosas procesiones y exaltación religiosa se quedaría sin su contrapunto más terrenal. Las torrijas son una tradición empapada de leche y de historia pero este año tampoco ellas podrán escaparse de los largos tentáculos de la inflación (ese término económico que las señoras del barrio traducen a un más comprensible «Está todo por las nubes») ni de la notable escasez del aceite de girasol. De hecho, encontrarlas baratas será... casi, casi, un milagro.

Lo cierto es que se han encarecido cerca de un veinte por ciento debido a la escalada imparable de los precios, lo que provocará que esta Semana Santa sean las torrijas más caras de la historia, según la estimación realizada por EAE Business School tras los datos segregados del IPC conocidos ayer.

El subidón de sus principales materias primas impactará en su precio (y en su elaboración) durante esta Semana Santa. En concreto, la inflación de los últimos meses -de febrero, cuyo IPC creció un 7,6 por ciento y de marzo, que registra un incremento del 9,8 por ciento- se ha concentrado en alimentos de primera necesidad como el aceite, el pan, la leche o los huevos, ingredientes necesarios para preparar esta riquísima receta con siglos de antigüedad.

Por otro lado, el contexto internacional y la guerra de Putin en Ucrania han provocado que se dispare también el precio del aceite de girasol, repercutiendo en el coste final de  las torrijas si se opta por este tipo de aceite. Así, cocinarlas con aceite de girasol y gas se ha incrementado un 39,53 por ciento, ascendiendo al 40,21 por ciento en el caso de utilizar una vitrocerámica para su preparación.

La Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), subrayó lo que ya todos preveíamos: que el precio de la energía «sí afecta» a la producción de torrijas. Y no solo eso. Además, señalaron que la producción este año se hará «en base a materias primas más caras».

Alternativas

El desabastecimiento de las semanas anteriores en determinados productos derivó que en muchos casos no se vaya a poder freír con aceite de girasol, por lo que tendrán que «usar grasas vegetales alternativas».

El profesor de EAE Business, School, Pablo Contreras, destacó que el incremento de precios en alimentos básicos, como el pan, el aceite, la leche o los huevos «está impactando en la cesta de la compra de los españoles desde hace tiempo».Y no dudó en ilustrar la escalada de precios con este manjar como sustento. «Las torrijas, un dulce típico de Semana Santa y muy popular, se elaboran siguiendo una receta sencilla, humilde y con ingredientes habituales de nuestras cocinas. La subida de precios de las torrijas es muy indicativa de la variación del precio de los bienes de primera necesidad, que los datos apuntan a que está siendo de más del doble que el IPC», subrayó.

Por parte de las grandes superficies, desde empresas como El Corte Inglés prevén que estos días se produzcan diariamente alrededor de 10.000 unidades de torrijas, unas 90.000 durante la Semana Santa solo en estos establecimientos.