scorecardresearch

Los reyes del equilibrio

Diego Izco (SPC)
-

El Real Madrid ha apostado por un relevo diferente a Kroos y Modric: músculo y trabajo en los prototipos del mediocampista moderno

Aurelien Tchouaméni, la última incorporación; Casemiro, que ostenta los galones del pivote defensivo; Camavinga, quien ha encandilado al Bernabéu en su primera campaña y Valverde, cuyo valor se ha disparado esta temporada. - Foto: EFE

En el imaginario de la afición futbolística global, la que recita alineaciones de memoria, hay centros del campo legendarios. Formados por tres o cuatro piezas, los forofos ubican en línea, en triángulo o en rombo a esos futbolistas que daban sentido al juego, los que conectaban los engranajes defensivos con los ofensivos… 

En la historia del Real Madrid, 120 años, pocos mediocampos han tenido la influencia del actual: Casemiro, Kroos y Modric. Un triángulo mágico con siete temporadas de currículum conjunto. Primero llegó Casemiro, que estuvo cedido en el Oporto en la temporada 2014/15; después lo hizo Modric (agosto de 2012) y, finalmente, tras proclamarse campeón del mundo, Toni Kroos (julio de 2014) llegaba al Bernabéu. Desde la 15/16, un mediocampo para la historia: cinco Champions, tres Mundiales de clubes, tres Ligas… Y todo ello por dos tercios de lo que ha costado Tchouaméni: se pagaron seis millones por el brasileño, 35 por el croata y 25 por el alemán. 

Es un modelo al que llevan poniéndole fecha de caducidad desde hace más de un lustro, pero que sigue funcionando. El último doblete Liga-Champions lo certifica. Y el éxito de este triángulo radica en el conocimiento casi mecánico que los tres han desarrollado entre sí. «Son la mejor media del mundo. Hacen cosas que yo no les pido… y yo ahí no debo meterme». Con esa franqueza lo describía Carlo Ancelotti esta misma temporada. 

Más contundencia

Pero en la búsqueda del relevo (Modric ha renovado a los 36, Kroos tiene 32 y Casemiro ya ha llegado a los 30), el Real Madrid ha apostado por otro tipo de centrocampistas. Más músculo, más contundencia, más 'adaptación' al estereotipo físico del mediocampista moderno. En definitiva, más 'equilibrio'. 

En teoría, el equilibrio futbolístico responde a una necesidad puramente deportiva: igualar fuerzas en defensa y en ataque, o sea, mantener más hombres defendiendo cuando soy atacado y atacar con más efectivos en cuanto se recupera el balón. Pero en la práctica, es un concepto 60 por ciento defensivo-40 por ciento ofensivo. Se trata de sostener al equipo mientras atacan 'los buenos'. No arriesgar. Que el 0-0 sea la base de la contienda y el partido no se dispare hacia la locura. 

Hasta ahora, ese papel lo desarrollaba solo Casemiro. La continuidad y asentamiento en el cuadro blanco de Fede Valverde (23 años), el aterrizaje de Camavinga (19) el pasado curso y la llegada esta semana de Tchouaméni (22) aseguran un trabajo incansable, muchas recuperaciones por partido y la anulación del mediocampo rival. Pero un sector del madridismo siente un ligero recelo sobre el futuro: al fin y al cabo, pensando en la pelota, se irán los que te la esconden (robarle el balón a Kroos o a Modric es una utopía) y han fichado a los que te la quitan. 

Lo cierto es que, con las cifras en la mesa, el Real Madrid tiene uno de los 'ejes de equilibrio' más cotizados del planeta. En la lista de los pivotes mejor tasados del mundo, el portal especializado Transfermarkt incluye en el 'top-10' a Tchouaméni (cuarto, valorado en 60 millones) y a Casemiro (décimo, 40). La lista está encabezada por Declan Rice (West Ham), Rodri (City) y Kimmich (todos ellos en 80 'kilos') y aparecen otros como Ndidi (Leicester, 60), Fabinho (Liverpool, 60), Tonali (Milan, 50), Kalvin Phillips (Leeds, 50) o Soucek (West Ham, 45). 

También figuran dos merengues: Fede Valverde, cuarto y tasado en 70 millones; y Camavinga, décimo (55). A su alrededor, Foden (City, 90), Pedri (Barça) y Bellingham (Dortmund) en un segundo escalón con 80; Milinkovic-Savic (Lazio) y Barella (Inter) con el mismo precio de Valverde; Goretzka (Bayern, 65) y los azulgranas Gavi y De Jong (60). 

Batalla de estilos

Estos datos disparan las diferencias entre Real Madrid y Barça: mientras el campeón apuesta por 'toros' que devoran kilómetros, los culés presentaban hace unos días a Pablo Torre y basan su futuro en Pedri y Gavi. La batalla de estilos sigue más viva que nunca.