scorecardresearch

Ciudadanos denuncia en Europa el desmantelamiento del tren

Redacción
-

El eurodiputado José Ramón Bauzá lamenta que, para esta provincia y otras regiones, el Año Europeo del Ferrocarril ha terminado convirtiéndose paradójicamente en el año del desmantelamiento del ferrocarril.

Ciudadanos denuncia en Europa el desmantelamiento del tren

El eurodiputado de Ciudadanos y portavoz del grupo liberal Renew Europe de Transporte y Turismo, José Ramón Bauzá, ha denunciado en el Pleno del Parlamento Europeo de Estrasburgo el desmantelamiento del tren convencional en Cuenca y ha exigido al Ministerio de Transporte que rectifique e invierta en esta conexión ferroviaria ya existente.

José Ramón Bauzá ha lanzado su denuncia en un debate con la Comisaria europea de Transporte, Adina Valean, con motivo del Año Europeo del Ferrocarril, una iniciativa europea que se ha celebrado a lo largo de este 2021, pero que para provincias como Cuenca y otras regiones ha terminado siendo el año del desmantelamiento del ferrocarril.

El eurodiputado liberal ha criticado ante el Pleno que el Gobierno de España haya decidido cerrar definitivamente el servicio ferroviario en Cuenca y sustituirlo por un servicio de autobuses "a demanda de los ciudadanos y pagado por los propios municipios". La noticia llega después de los ciudadanos de la provincia lleven durante meses con un cartel de ADIF colgado en distintas estaciones anunciando la suspensión temporal del servicio en Cuenca por culpa de los temporales 'Filomena' y 'Hortense'. Un hecho que el Ministerio de Transporte ha aprovechado para acabar finalmente con la línea ferroviaria convencional Madrid-Cuenca-Valencia.

"La infraestructura para que este tren continúe operando ya existe, sólo necesita mantenimiento y voluntad política. Por eso aprovecho este debate para instar a las autoridades españolas a rectificar y proponer un plan de movilidad alternativo para la provincia que no pase por el desmantelamiento del tren convencional", ha reivindicado.

José Ramón Bauzá lidera la batalla en la eurocámara en favor de una red ferroviaria adaptada al siglo XXI en toda Europa y especialmente en España, tanto para las líneas convencionales como para las grandes conexiones transeuropeas, ya que se trata de un modo de transporte que vertebra el territorio y permite oportunidades económicas.