Encantados con Cuenca

Leo Cortijo
-

Felipe VI y la reina Letizia prorrogan su idilio con Cuenca en su segunda visita como monarcas y sexta en total. Durante dos horas, los Reyes visitaron Aspadec y el Museo de Arte Abstracto. Esta visita fue menos concurrida que las anteriores.

Encantados con Cuenca - Foto: Ballesteros

GALERÍA

VISITA DE LOS REYES DE ESPAÑA A LA CIUDAD DE CUENCA

El idilio entre los Reyes de España y Cuenca continúa. Desde aquella primera visita en su luna de miel hace ya 16 años, Felipe y Letizia han demostrado una vinculación muy especial con la ciudad. En su segunda visita oficial como monarcas desde la coronación en junio de 2014, el matrimonio ha recibido el cariño, la admiración y la hospitalidad de los conquenses, tal y como han hecho en todos y cada uno de los viajes que les han traído hasta Cuenca. Eso sí, las circunstancias que han rodeado esta visita fueron muy diferentes a las anteriores debido a la pandemia, y por esa razón no hubo el mismo grado de acercamiento entre ellos y los que quisieron verlos de cerca. De hecho, ésta ha sido la visita menos concurrida de todas las realizadas hasta el momento.

Sin embargo, la distancia de seguridad y el uso generalizado de mascarilla, entre otras medidas de prevención como freno al coronavirus, no impidieron que se dieran entrañables imágenes de complicidad entre Felipe VI, la reina Letizia y los miembros de Aspadec, asociación que trabaja con personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Los Reyes visitaron las instalaciones que esta institución, que celebra su 40 aniversario, tiene en El Terminillo, guiados por el presidente de la misma, Jesús Fuente, y acompañados, entre otros, por el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; el presidente regional, Emiliano García-Page; el vicepresidente autonómico, José Luis Martínez Guijarro; y el alcalde de la ciudad, Darío Dolz.

Además de ser nombrados presidentes de honor del aniversario de Aspadec, a los Reyes también se les entregó la Medalla de Oro de la Asociación, así como dos piezas artesanales de cerámica elaboradas en los talleres de la misma.

El Rey Felipe ha ensalzado el trabajo que realiza Aspadec, asegurando que es «una magnífica labor» y que vista sobre el terreno «deslumbra». Con estas palabras ha reconocido el monarca este trabajo, quién además ha agradecido a la asociación haberle acogido tanto a él como a la Reina Letizia en sus instalaciones. «Gracias por acogernos hoy para poner el foco en un ámbito tan necesario en nuestra sociedad», ha recalcado. Doña Letizia, por su parte, ha explicado que «es muy importante que los mayores de edad con discapacidad intelectual puedan seguir con una vida útil con un entorno familiar detrás apoyando vuestro proyecto».

Tras esta visita, los monarcas se han desplazado al Casco Antiguo para visitar el Museo de Arte Abstracto. Y así, desde la Plaza Mayor hasta las Casas Colgadas han sido recibidos por en torno a un centenar de conquenses con gritos de «¡viva España!» y !viva el Rey!». Felipe VI y Doña Letizia se han acercado lo máximo posible respetando siempre la distancia de seguridad para charlar brevemente con los conquenses que les mostraban su apoyo. Por espacio de 20 minutos han contemplado obras de Zóbel, Torner, Chillida, Tápies, Sempere y Canogar, entre muchos otros, para completar de esta forma una visita total de dos horas.

La anécdota del día ha sido la conversación de los monarcas con una vendedora de la ONCE a su salida del museo, ya que ella les ha ofrecido un cupón con el número de la fecha de su boda.

Un destino favorito. La primera visita a Cuenca de Felipe VI y Letizia como Reyes se produjo hace menos de tres años, pues lo hicieron en septiembre de 2017 para presidir el acto de entrega de los Premios Nacionales de Cultura que tuvo lugar en la Catedral. Ese día, multitud de conquenses abarrotaron la Plaza Mayor y sus calles adyacentes para mostrarles su cariño y ver de cerca a los monarcas, que se acercaron a ellos para estrechar manos y mostrarles su amabilidad.

Como príncipes, Felipe y Letizia acumularon varias visitas a la ciudad de las Casas Colgadas. La primera de todas ellas, sin duda, fue la más especial y dio lugar a una imagen icónica de la pareja en el Puente de San Pablo. Tuvo lugar en 2004, en el inicio de su luna de miel. Algo que sorprendió a propios y a extraños y que supuso un boom en Cuenca. Además de visitar diferentes enclaves emblemáticos del Casco Antiguo y de charlar con algunos vecinos, durante ese viaje Felipe y Letizia pernoctaron en el Parador.

Un año después, en abril de 2005 regresaron a la ciudad para asistir a la entrega de los premios empresariales Cecam, que otorgó esta confederación regional de empresarios. El acto tuvo lugar en el Teatro-Auditorio con multitud de asistente y coincidiendo además con el 25 aniversario de la confederación empresarial conquense. Asimismo, en 2008 volvieron para inaugurar el parque que lleva su nombre en el barrio de Villa Román, además de para recibir la Alcaldía de Honor de la ciudad, así como la Medalla de Honor de la Junta de Cofradías. En 2010 hicieron lo propio para inaugurar la línea de alta velocidad Madrid-Cuenca-Valencia en la estación Fernando Zóbel.

 

(AMPLIACIÓN EN LA VERSIÓN IMPRESA DE ESTE VIERNES)