scorecardresearch

En jaque el 'boxing day'

Diego Izco
-

La COVID-19 pone en peligro la tradición más sana y arraigada del fútbol inglés desde hace 160 años

En jaque el ‘boxing day’ - Foto: PETER POWELL

Era grande la tentación de pensar en algo relacionado con el boxeo y la vieja tradición británica del cuadrilátero, pero se trataba de algo más pagano: 'box' significa boxear, pero también caja. Y, en efecto, el 'Boxing Day' nada tiene que ver con los guantes… salvo que vengan dentro de un paquete de regalo. 

Cada 26 de diciembre es una jornada de tintes mágicos para el fútbol inglés, cuando los estadios tienen una ocupación media del 97 por ciento, una cita en la que padres e hijos acuden juntos a fútbol aprovechando las vacaciones navideñas y una jornada tratada con mimo por la Federación Inglesa, que señala los partidos atendiendo a razones de cercanía entre clubes, de tal manera que no haya problemas en los desplazamientos. La Premier League y sus tres categorías inferiores llenan el día después de Navidad de fútbol. 

Este año la COVID ha puesto patas arriba el 'Boxing Day'. La jornada pierde parte de su magia por el aplazamiento de tres encuentros (Liverpool-Leeds, Wolves-Watford y Burnley-Everton) por diversos brotes de coronavirus. El pasado lunes, a pesar de los 42 casos entre los más de 3.000 jugadores y empleados de los clubes, estos optaron por seguir adelante con las competiciones a pesar del crecimiento de casos positivos, pero conforme avanzó la semana (y el número de contagios) la liga inglesa no descartaba tomar medidas más severas de aquí a final de año. 

Contando con estos dos encuentros, la Premier League ha aplazado un total de 12 duelos por culpa de la pandemia. Dos casos recientes han puesto al fútbol inglés en el disparadero: primero, el del Chelsea, cuya petición de aplazamiento frente a los Wolves (el pasado domingo, 0-0 en el Molineux Stadium) fue rechazada, a pesar de que Tuchel solo tenía cinco jugadores disponibles en el banquillo, dos de ellos porteros. El segundo, el del Tottenham, a quien la UEFA recientemente dio por perdido el choque que no pudo disputar ante el Stade Rennais por un brote en la plantilla, una derrota que elimina a los ingleses de la Conference League: debían ganar a los franceses, ya clasificados como primeros de grupo, para pasar como segundos. 

El 'Boxing Day' es una fiesta originado en la comunidad británica y en otros países de la Commonwealth a principios del siglo XIX. La leyenda señala dos posibles orígenes: o era el día en que los nobles entregaban a sus criados cajas con alimentos que sobraban de las comidas y cenas previas, o el día en que los empleados asistían a sus trabajos con una caja en la que los patrones les dejaban dinero el día después de Navidad. Ambas teorías son compatibles con una tercera: el día 26, las calles están llenas de cajas vacías de regalos. 

De ahí que se celebre como un día de compras, similar al 'Black Friday', pero también como una fecha íntimamente ligada al fútbol británico: el 26 de diciembre de 1860, Sheffield y Hallam disputaron el primer partido de la historia del fútbol a nivel de clubes. 161 años después, la tradición ha ido engordando, hasta el punto que es una jornada en la que muchos niños van por primera vez en su vida a un campo de fútbol.