scorecardresearch

El Puente de San Pablo y Canónigos se abren este jueves

Redacción
-

La apertura tiene lugar seis meses y medio después del hundimiento, el cual se produjo el 12 de mayo mientras se estaban ejecutando las obras de reparación de la calle

El paso peatonal del Puente de San Pablo se abre este jueves

Este jueves, en torno a las 19,00 horas, se abrirá al paso peatonal el Puente de San Pablo y el tramo de la calle Canónigos entre éste y la Plaza de Ronda, una vez que han finalizado las obras de reconstrucción del vial. Quedan por rematar la obra en el tramo de la calle comprendido entre la desembocadura del puente y el Paseo del Huécar, además de los trabajos de jardinería de la ladera, por lo que ese acceso permanecerá cerrado por el momento. 

"El derrumbamiento de parte de la calle Canónigos ha sido uno de los sucesos más tristes para la ciudad este año, pero lo más importante es que no hubo que lamentar desgracias personales. Además, ha servido para reconstruir la calle reforzando sus cimientos, de manera que hemos hecho de la necesidad virtud, pues la vía es ahora mucho más estable de lo que era en su origen, con lo que ello implica para la seguridad de la zona", ha destacado el alcalde, Darío Dolz, quien se comprometió a abrir el vial en cuanto fuera posible. 

La apertura de Canónigos estaba prevista para finales del mes de diciembre, sin embargo, el Ayuntamiento de Cuenca solicitó al Consorcio de la Ciudad de Cuenca, que ha ejecutado la obra, y a la empresa responsable de la misma, Construcciones Sarrión, que se hiciera un esfuerzo para que el sector turístico pudiera abordar el Puente de la Constitución con el Puente de San Pablo y la subida a la Casas Colgadas abierto. 

Además, aprovechando la ocasión, el Ayuntamiento ha retirado los grafitis del Puente de San Pablo, ha revisado la iluminación y repuesto luminarias, y ha comprobado el estado del entablado, por lo que la estampa más icónica de la ciudad de Cuenca lucirá renovada. 

Cabe recordar que el hundimiento de la vía se produjo el 12 de mayo, cuando se estaban ejecutando las obras de reparación de la calle, que se habían iniciado quince días antes. De inmediato se declararon las obras para el saneamiento, estabilización y reconstrucción de la calle como de emergencia y se iniciaron cinco días después, el 17 de mayo, por parte de Construcciones Sarrión, que ha tardado por tanto seis meses y medio en ejecutarlas en su parte principal.