LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Los USA y el racismo

08/07/2020

Los políticos americanos del norte, los useños, que es como se les llama a los de USA, tienen menos idea de la cultura y de la historia que un borrico, que es lo que decimos los castellanos para señalar a los torpes torpes. Ahora les ha dado por tirar y retirar los símbolos españoles alegando que hemos sido unos racistas. Nada más lejos de la realidad. Cuando los americanos, perdón, cuando los invasores anglosajones invadieron América del norte, intentaron exterminar a todos los indios, hasta tal punto que la costumbre de cortar la cabellera, no fue nacida de los indígenas, apaches, delaware, comanches y otros.
La costumbre la cogieron los indios de los invasores blancos que pagaban a los que mataban a un indio, y como muestra de su ‘hazaña’ llevaban la cabellera a las autoridades locales. Y ahora se quejan de los españoles, que siempre respetaron a los indios, dentro de lo que era una colonización.
Como ejemplo vamos a poner, por ser su aniversario al negro Juan de Sessa, conocido con el apodo de Juan Latino el poeta. Fue un negro esclavo que acompañaba a su amo a recibir clases en la universidad de Granada, y oyendo desde la puerta, pues no le dejaban entrar, las lecciones que recibía su jefe, terminó siendo libre y más tarde Catedrático de la Universidad de Granada con muchos libros escritos que podrán encontrar el lector curioso en la wikipedia y en cualquier enciclopedia que se precie. De ser esclavo negro en el siglo XVI, a ser Catedrático, hay una trayectoria que deberían aprender los useños para bajarse las ínfulas. Hasta Luther King, pasados los años 60, los americanos negros ni siquiera reivindicaron la igualdad en los USA, y este prócer, por defender las ideas antirracistas que hurgaban como un gusano en las mentes de los que hoy se ponen una medalla contra los españoles, fue asesinado a tiros por el Ku Klux Klan. ¡Como para dar lecciones están estos useños! Los españoles no tuvimos que esperar a que entre los negros que había en España y en las colonias naciera un Martín Luther King, pues como lo demuestra la historia del esclavo y luego catedrático Juan Latino, los ibéricos, -los portugueses y españoles estaban unidos-, no éramos racistas.
La verdad es que la historia no nos ha hecho justicia, y ahora, por una falta de expansión de nuestros ideales, desconocida por el mundo por culpa de los gobernantes españoles, -el mejor pueblo del mundo gobernado por los más idiotas-, nos han puesto de títeres de feria de los gaznápiros de los gobernantes americanos, que, evidentemente les han ganado a los gobernantes españoles en idiotez. Véase a quien va diciendo por ahí en USA que para combatir el coronavirus hay que inyectarse lejía en vena. Y si tontos son los del norte, los del sur más tontos todavía, que siendo blancos y por tanto descendientes de españoles nos acusan de genocidio. ¡Tócate un güebo Manolo!