scorecardresearch

«Mi vida cambia porque tengo unos objetivos a largo plazo»

Almudena Morales
-

El Grupo de Entidades Sociales lleva 16 años trabajando para que «todas las personas puedan ser empleables» buscando sus capacidades y habilidades

Juan Carlos tiene 25 años y ya ha conseguido un trabajo indefinido gracias a su esfuerzo y la actuación de CECAP - Foto: Javier Pozo

«El viernes firmé mi contrato indefinido», cuenta Juan Carlos Soto con una sonrisa de oreja a oreja. Tiene 25 años, hace casi seis que entró en el Grupo de Entidades Sociales CECAP. Cuenta que siempre le ha interesado lo que tiene que ver «con lo digital». «Hice un par de cursos de ofimática básica y avanzada, un Programa de cualificación profesional de electricidad y entré en un Grado Medio de Técnico de instalaciones, pero como era muy complicado me salí», relata Juan Carlos cuando le preguntamos por su trayectoria. «Entré en CECAP por unos conocidos de mis padres», el centro base es la primera parada para acceder a este centro que actúa bajo el respaldo del Gobierno Regional de Castilla -La Mancha y el Fondo Social Europeo y cuyo objetivo es el apoyo y capacitación de personas en riesgo de vulnerabilidad.

Soto, confiesa que en las entrevistas iniciales «fue cuando me dijeron que tenía algo de discapacidad». En la sala le acompaña Francisco Jesús Gálvez, director de formación y empleo de CECAP, quien relata que el final de su trabajo es «favorecer la inclusión de personas, especialmente con discapacidad intelectual», para ello, analizan caso a caso el perfil de los participantes. Para ver cuáles son sus mejores salidas profesionales, «analizamos cuáles son las competencias, habilidades y destrezas que en ese momento tiene la persona y a partir de ahí comenzamos el Plan de Capacitación». Actualmente trabajan con 89 empresas, que ofrecen empleo o prácticas. Hay aproximadamente 171 participantes en el Área de capacitación laboral y emprendimiento con una tasa de ocupación que pasa del 90 por ciento. «Entre los sectores más desarrollados están la digitalización, las ordenanzas y administración, la limpieza y también el Comercio y Marketing». La franja de edad de los participantes es variada, acceden desde los 18 años y «tenemos trabajadores de hasta 50 años» dice Gálvez. A la charla se une Andrés Martínez, presidente de CECAP, quien confiesa que está aumentando el número de usuarios, «hemos tenido muchas entrevistas iniciales» y  la peculiaridad, es que se están acercando muchos menores de 18 años, «vienen muchas familias de chicos y chicas en edad escolar».

Aumenta la demanda, pero también la oferta, «cada vez tenemos más contacto, más interlocución directa con el tejido empresarial». Pone en valor que «hay una relación muy bidireccional». Se marca como objetivo para los próximos meses «fortalecer las líneas de acción social con las empresas, mejorando sus canales de comunicación, las memorias de impacto, ayudarles a que sepan dar visibilidad a esas políticas de acción social».

Andrés Martínez, es el presidente del grupo CECAPAndrés Martínez, es el presidente del grupo CECAP - Foto: Javier Pozo«Las empresas están siendo conscientes del beneficio que provoca sobre una persona que tiene nombres y apellidos y sobre sus familias» dice Martínez satisfecho. Apunta que para las familias de personas con alguna discapacidad, «que puedan acceder a un empleo, les da mucha seguridad» , y es que el entorno «es un elemento clave a la hora de motivarlos». No todos las personas que acceden a CECAP parten con las mismas habilidades, y ahí es precisamente donde está el reto. Dice Martínez que «todas y todos son empleables», y se establece una estrategia de mayor detalle para los que tienen un abanico de posibilidades menos amplio.

Hay personas que van a tener menores posibilidades de empleo, por eso insiste en que «aquí lo importante es la idoneidad», es decir, trabajar en la búsqueda del sector en el que más salidas vaya a tener una persona en concreto, y es que «las funciones no tienen que ser complejas para ser determinantes».

La formación para los chicos y chicas que acceden a las áreas no tiene una duración determinada, «cuando hablamos de capacitación lo hacemos de una manera individual porque cada uno tiene unos objetivos y unos tiempos que dependen de muchos factores» resume Martínez.

Entre esos objetivos, están los que tiene Juan Carlos Soto: «Quiero comprarme mi propio coche, porque el que tengo lo comparto con mis hermanos. En el futuro quiero vivir por mi cuenta. Y poco más». 

Desde CECEP trabajan desde diferentes áreas de capacitación: 

1. Capacitación educativa: se trata de una herramienta al servicio de la comunidad educativa para facilitar un conjunto de acciones y servicios que contribuyan a la consecución de objetivos del Plan de Atención a la Diversidad de los distintos centros educativos.

2. Capacitación personal y accesibilidad: es el área que trabaja para facilitar el empoderamiento individual de la persona en riesgo de exclusión, desde la igualdad y la normalización. Presta apoyo en el hogar y en los recursos comunitarios.

3. Capacitación laboral y emprendimiento: es el área que busca facilitar el acceso al mercado laboral. En este punto se promueven las  competencias, habilidades y destrezas necesarias para afrontar el día a día de un empleo, contando con intereses y objetivos de las personas.

4. Capacitación para la vida independiente: es la fase que se centra en los intereses y objetivos más personales, para llegar a favorecer el empoderamiento individual. El objetivo es que aprendan a desarrollar una vida por ellos mismos con retos a largo plazo.