Un viaje en globo: volar para ver magia

Leo Cortijo
-

Surcar los imponentes cielos de Cuenca y asomarse a un balcón al infinito gracias a las compañías A Vista de Globo y Citroën-Garaje Las Flores es sentir algo tan excepcional que, por lo menos una vez en la vida, hay que vivirlo.

Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez

Con independencia del prisma desde el que se mire, Cuenca asombra a cualquiera que la contemple. Si a ras de suelo ya es maravillosa, desde las alturas es pura magia. Y si ese onírico viaje por los cielos se realiza en globo, la experiencia resulta única. La cita arranca a primerísima hora de la mañana. No puede ser en otro momento porque el viento, indivisible compañero en esta aventura, es más suave y constante.

La aeronave –de 25 metros de diámetro– se hincha con el aire frío que desprenden dos grandes ventiladores, hasta que adquiere el volumen suficiente y se inyecta aire caliente para que se sustente en el aire. A partir de ese momento, el principio de los fluidos de Arquímedes hace el resto.

Despegamos. Sabemos donde emprendemos el camino, pero no así donde terminaremos, pues es Eolo el que decide el rumbo de nuestro trayecto. A los mandos del quemador de propano, el experimentado piloto Ángel Melero. Una institución en estas lides, con más de 35 años ininterrumpidos surcando el cielo. Su pericia es fundamental para llevar la nave a buen puerto. O, mejor dicho, a una planicie que asegure un fácil aterrizaje, tarea nada sencilla por las características orográficas de Cuenca.

Un viaje en globo: volar para ver magiaUn viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez

Además, en A Vista de Globo y en Citroën Cuenca-Garaje Las Flores, empresas que comandan el proyecto, priorizan que en este recorrido por las nubes no falte el patrimonial Casco Antiguo. Como si de un privilegiado balcón con vistas al infinito se tratara, asomarse desde la barquilla es sentir algo tan excepcional que, por lo menos una vez en la vida, hay que vivirlo. ¡Magia!

Más fotos:

Un viaje en globo: volar para ver magia
Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez
Un viaje en globo: volar para ver magia
Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez
Un viaje en globo: volar para ver magia
Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez
Un viaje en globo: volar para ver magia
Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez
Un viaje en globo: volar para ver magia
Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez
Un viaje en globo: volar para ver magia
Un viaje en globo: volar para ver magia - Foto: Reyes Martínez