scorecardresearch

Cuenca suma 31.100 hectáreas de montes con sello FSC

Redacción
-

Para José Luis Martínez Guijarro esto es una clave de futuro porque, según ha indicado, Castilla-La Mancha tiene en mente aumentar el número de hectáreas certificadas en la región con el sello FSC hasta las 200.000 antes de que acabe la legislatura

Cuenca suma 31.100 hectáreas de montes con sello FSC - Foto: Reyes Martínez

La provincia de Cuenca ha sumado este viernes un total de 31.100 hectáreas de montes certificados con el sello FSC del Forest Stewardship Council, lo que suma ya un total de 11 montes de la provincia certificados y 36.327 hectáreas en el territorio conquense. En concreto, FSC ha otorgado la certificación este viernes en un acto en la capital conquense al monte 44 de Huélamo de 2.355,70 hectáreas, al monte 75 de Talayuelas de 5.715,83 hectáreas, a los montes 110, 111, 114, 114, 126 y 131 de Cuenca, que suman en total 14.755,89 hectáreas; el monte 133 de Las Majadas de 3.260,33 hectáreas y, por último, el monte 150 de Tragacete, que consta de 5.012,84 hectáreas. Estos 10 monten se suman al que ya tenía desde el año pasado la certificación FSC, el monte de Los Palancares y Agregados, de 5.227 hectáreas, por lo que la superficie global dentro de la provincia de Cuenca que tiene ya el sello de gestión ambiental de FSC asciende a 36.327,59 hectáreas.

Para el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, este es un día "muy importante" tanto como regidor de la capital como en su condición de ingeniero agrónomo. "Hoy Tragacete, Huélamo, Talayuelas y Las Majadas se unen a un selecto club que, salvo un monte en Toledo, todas las certificaciones FSC de la región están en la provincia de Cuenca", ha desgranado el alcalde. "Básicamente, lo que estamos poniendo en valor es la gestión de una manera sostenible de nuestras masas forestales", ha indicado Dolz, quien se ha mostrado seguro de que "dentro de poco se unirá el municipio de Uña a este club". Además, ha recordado que Cuenca "es la única capital de la región que ha hecho un acuerdo a 4 años para donar un euro por habitante a mejorar la masa forestal, una forma de devolver a nuestros montes lo que estos espacios naturales nos están dando", ha aseverado.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha indicado que el 46% de la superficie de Castilla-La Mancha lo compone masa forestal y ha resaltado como "obvio" el interés de la comunidad en fomentar la gestión forestal sostenible en los montes. "Invertir en el medio natural es hacerlo también en la generación de oportunidades", ha asegurado Escudero.

Por ese motivo, el consejero ha dejado claro que el interés de Castilla-la Mancha es "jugar en la Champions en materia de sostenibilidad forestal", porque no entiende que en el siglo XXI, "se hable de economía circular y sostenibilidad sin demostrarlo". De esta manera, "el camino que comenzó con la certificación del monte de Los Palancares de Cuenca se va a desarrollar al resto de la región, porque queremos poner en valor todos los servicios ambientales que nos dan los bosques", ha indicado Escudero. Del mismo modo ha pedido a todos los ayuntamientos que tengan masa forestal a que pidan ayuda al Gobierno de la región para conseguir dicha certificación FSC, porque en este sentido la junta "va a ser la principal aliada en que esto se consiga". Aprovechando la visita de técnicos del Ministerio de Transición Ecológica, Escudero ha pedido que el Gobierno de España "también se sume a esta alianza, para que entre todos podamos mejorar la ley de Montes estatal y seguir avanzando en gestión forestal sostenible".

Cuenca, 126 años gestionando montes de forma sostenible. Kim Carstensen, director mundial del Forest Stewardship Council, ha asegurado que "junto con Galicia y Andalucía, Castilla-La Mancha es una región en la que FSC España ha estado concentrando sus esfuerzos, otras regiones también han estado cobrando importancia, pero estamos contentos de celebrar este gran logro aquí". "Estamos deseando y vemos mucho potencial para trabajar con las autoridades de la región e intereses privados para conseguir más resultados de aquí a futuro", ha desgranado Carstensen, quien ha dejado claro que "cada resultado alcanzado es una inspiración para ir más lejos, porque los montes del mundo necesitan más seguridad y más atención de la que están teniendo y obteniendo". También ha tenido palabras para la provincia de Cuenca, por lo que ha destacado que "a lo largo de 126 años de gestión ininterrumpida de Los Palancares y agregados ha habido una demostración clara de sostenibilidad en la forma en la que estos bosques se han gestionado". "Esta certificación no es una cosa que nos hayamos inventado ahora, sino que entre 1984 y 2006 el inventario forestal de la región ha crecido en 55.000 metros cúbicos hasta llegar a más de 560.000 metros cúbicos". Por tal motivo, el director mundial de FSC se ha mostrado seguro que el sello en España "va a seguir trabajando con los propietarios de los pequeños bosques para crear grupos de certificación como forma de ayudar a estos pequeños propietarios a acceder al mercado".

Por último, ha tomado la palabra el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, quien ha indicado que lleva muchos años planteando que el sector forestal es una de las grandes oportunidades que tiene la comunidad autónoma, por lo que se ha mostrado convencido que el forestal "tiene que dar muchas alegrías desde el punto de vista de la generación de actividad económica y de la generación de empleo, fundamentalmente en las zonas más afectadas están por la despoblación".

Aquí, ha asegurado que, si se superponen los mapas de zonas deprimidas de la comunidad con el de la superficie forestal, "se ve que en un porcentaje altísimo coinciden los dos mapas, lo cual no quiere decir que el culpable de la despoblación sea el sector forestal, sino todo lo contrario, que tiene que ser una oportunidad para generar actividad económica y generar empleo".

Para Martínez Guijarro esto es una clave de futuro porque, según ha indicado, Castilla-La Mancha tiene en mente aumentar el número de hectáreas certificadas en la región con el sello FSC hasta las 200.000 antes de que acabe la legislatura. "Hay que ser ambiciosos e innovadores", ha resaltado el vicepresidente, por lo que ha puesto en relieve el proyecto UFIL liderado por el Ayuntamiento de Cuenca, "gracias al cual se están consiguiendo grandes logros como la implantación en la ciudad de nuevas empresas relacionadas con el sector forestal", en referencia a Via Agora. Del mismo modo, ha puesto en valor el papel que va a jugar en esta materia el futuro parque científico de la Diputación de Cuenca, porque el vicepresidente se ha mostrado seguro de que "una de las grandes oportunidades del territorio es el sector forestal, desarrollar nuevos productos que signifiquen que se le dé un impulso a la gestión forestal". Por tal motivo ha dicho que hay que devolver la rentabilidad a los montes, "y para devolverla tenemos que utilizar todos los elementos a nuestro alcance, y uno de ellos es la certificación que hoy FSC nos concede para estos montes en la provincia".