scorecardresearch
Jesús Fuero

TERCERA SALIDA

Jesús Fuero


No solo rusos

19/09/2022

España es luz, queremos luz y España, que se limpien las cloacas del estado en que se escondían los GAL, que se retiren las tapas de las alcantarillas que hacen que las autonomías, en mayor o menor medida, hagan de su territorio un terreno putrefacto, irrespirable para muchos de sus ciudadanos, y no solo hablo de mi terruño que ni siquiera es manchego. Pensemos positivamente lo bien que nos iría si todo el gas metano, ese que origina la podredumbre, lo utilizáramos para calentar nuestros hogares este invierno, muchos abrirían la ventana para no sofocarse, y toda esta energía es gratis, que ya la pagamos en las legislaturas anteriores.
Rincones, esquinas, baúles hay en la casa de muchos malolientes que esconden ahí sus secretos de alcoba y concubinatos inconfesables, lo peor del género humano que no quieren que sepamos, para tenernos a oscuras. Si entramos a una habitación a oscuras te puedes dar un porrazo, y yo no me atrevo a entrar en las habitaciones de los próceres nuestros, por si me doy un batacazo o me lo dan (muy posible). Hablo del contingente de algunos que entraron en porretas y hoy se visten de Torretta. Que yo también me jiño en quien me da la gana, pero hay cosas que de momento, y hasta que no pierda la vergüenza, las seguiré haciendo a oscuras. Haz el bien aprisa, que el mal no pierde tiempo, decía San Francisco Javier, patrón de las misiones. Y siguiendo con el sermón: la verdad os hará libres. ¡Aplaudidme!
Hemos sobrevivido al verano, al calor, a los incendios, a los precios, pero no estamos a salvo ante la que se viene encima, ante la negligencia, incompetencia, y mala fe de algunos mandamases que están haciendo un estropicio. No solo rusos. Lo digo ahora que estamos con el apagón informativo, ese en el que lo que no se anuncia no existe, o que si se anuncia se hace de manera que hace que sea de otra manera, trampantojo, cual si se pusiera un disfraz en la que al malhechor se viste de monjita de la misericordia, y al ladrón de colmenero que reparte miel. 
Mi ángel bueno me dice que no arroje mi ira, que no la tire, más si tengo un arma cargada, como no la voy a disparar. Si un energúmeno tiene un rifle y está lleno de ira y no tiene suficiente cabeza, ¿quién le impide que la ejercite? ¿Quién? Esos son los iroímanos de hoy en día, el que tiene ira porque no le llega el sueldo a fin de mes y entonces roba un poquillo para financiar su droga: la supervivencia. Basándose en su miseria los pobres se agarran a todo tipo de concupiscencias, unos son adictos a la heroína, otros al hachís, y otros ricos trepas a lo ajeno. Pero los peores son los que hunden en la miseria a los que más indefensos están, a los que los necesitan para mantenerse en sus poltronas, abusando de un placer no merecido porque han sido toda su vida unos gandules, y siendo delfines del que los precedió, o pidiéndole a otros que hicieran la tesis que ellos no acabaron. Hoy ejercen la violencia, que es su menosprecio, contra los oprimidos, que lo son por su nefanda gestión y su incompetencia. Vivir de espaldas al pueblo es casi lo mismo que poner a los votantes mirando su trasero circunspecto, porque son incapaces de dar la cara libremente en los espacios de sus supuestamente protegidos, eso que ellos han desamparado y negado el auxilio que cada vez más necesitados de todo imploran, pero con más dignidad que su excelentísima y su trasero. ¡Que chorras!
 

ARCHIVADO EN: España, GAL, Precios, Incendios